El Silencio

Tema en 'Hermandades de Penitencia' comenzado por SoberanoPoderRomano, 7 de Junio de 2012.

  1. Guión_Sacramental

    Guión_Sacramental Forero jartible

    Se incorporó:
    3 de Agosto de 2010
    Mensajes:
    8.985
    Me gusta recibidos:
    10.641
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Calle Feria
    Hoy he podido pasarme por San Antonio Abad para ver los últimos trabajos de restauración del templo. Ciertamente no cabe más que dar la enhorabuena y especialmente las gracias a la Hermandad del Silencio por su aporte al patrimonio de Sevilla. Labores así hacen grandes a las Hermandades como instituciones insertas en los entresijos de la ciudad.

    Mi completa admiración.
     
  2. sombrilla

    sombrilla Forero jartible

    Se incorporó:
    4 de Febrero de 2013
    Mensajes:
    15.767
    Me gusta recibidos:
    15.734
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Entre la rampa y el atrio.
    Publicado en Diario de Sevilla:

    https://www.diariodesevilla.es/sema...n-pinturas-San-Antonio-Abad_0_1398160451.html

    El Silencio culmina la recuperación de las pinturas de San Antonio Abad
    Tras siete años de intenso y laborioso trabajo el templo vuelve a lucir la decoración del XVII, ocultada en 1834.
    La última fase se ha centrado en las paredes.

    [​IMG]
    El Silencio culmina. la recuperación de las pinturas de San Antonio Abad / JUAN CARLOS VÁZQUEZ
    JUAN PAREJO07 Octubre, 2019 - 06:02h

    Una labor de hermandad que ha llevado siete años de trabajo. La Hermandad del Silencio ha culminado con éxito la recuperación de las pinturas murales de su sede canónica, la Real Iglesia de San Antonio Abad. La última fase de los trabajos se ha centrado en las paredes, en las que el equipo de restauradores, dirigidos por Javier Barbasán, han sacado a la luz toda una serie de motivos decorativos. La intervención ha servido también para constatar que los retablos son coetáneos a las pinturas, puestos que se complementan. Los hermanos del Silencio pudieron comprobar el excelente resultado de esta recuperación histórica en los recientes cultos de reglas celebrados por la archicofradía.

    Antes de comenzar esta última fase de la recuperación de las pinturas, el director de los trabajos, Javier Barbasán, tenía sus dudas sobre si quedaría algo, puesto que las paredes son mucho más accesibles que las bóvedas y techos y podrían haberse perdido con suma facilidad: "Hemos encontrado bastante. Las paredes son más vulnerables. Es lo primero que se toca y, además, las humedades por capilaridad le afectan mucho. Además, el zócalo de mármol ya rompió la decoración antigua".
    [​IMG]
    Las pinturas de las paredes se complementan con los retablos. / JUAN CARLOS VÁZQUEZ

    Los restauradores han realizado una reintegración con los mismas técnicas y materiales que se emplearon en las bóvedas y techos. Donde no se han encontrado restos suficientes se han completado los motivos. En los lugares donde no había suficiente información se ha dejado en blanco. "Las pinturas de las paredes son puramente decorativas. No hay escenas como en los techos. Por eso lo hemos podido recomponer donde habías trazos porque los motivos se van repitiendo en las pilastras, etcétera", subraya Barbasán.

    En esta última fase se ha aprovechado para equilibrar todo el conjunto una vez obtenida toda la información. "La reintegración se ha hecho de manera que todo tenga una uniformidad, aunque es evidente que las paredes no tienen la misma visión y perspectiva que el techo". La restauración ha deparado el descubrimiento de una hornacina junto al coro, aunque no se ha podido determinar si es de la misma época que las pinturas (1730-1740) o si era posterior. También se ha podido documentar una pintura anterior a la esta, "muy básica", puntualiza Barbasán.

    [​IMG]
    Motivos decorativos de las paredes. / JUAN CARLOS VÁZQUEZ

    La iluminación de todo el templo ha sido adaptada a las pinturas. Se ha replanteado por completo y se han instalado luminarias led, de menor consumo y que generan menos calor. Esta actuación contribuye a realzar la nueva visión de la iglesia.

    [​IMG]
    La Real Iglesia vista desde el bajo coro. / JUAN CARLOS VÁZQUEZ

    El desprendimiento de unos caliches en el verano de 2009 fue lo que deparó la aparición de unos vestigios de la antigua decoración, de la que se tenía conocimiento por fuentes documentales. Fue entonces cuando se pusieron manos a la obra para afrontar esta tarea ingente, que comenzó en 2012, y que ha requerido una gran esfuerzo económico, contando con la colaboración de la Real Maestranza de Caballería en alguna de las fases.

    [​IMG]
    Eduardo del Rey y Javier Barbasán con las pinturas recién rescatadas al fondo. / JUAN CARLOS VÁZQUEZ

    Ha sido un proyecto de hermandad, como enfatiza el hermano mayor, Eduardo del Rey: "En estos años han pasado tres juntas de gobierno y dos hermano mayores: Alberto Ybarra, en sus dos mandatos; y yo, en este. El proyecto era muy importante y de gran envergadura, tanto por los propios trabajos a desarrollar, como por el esfuerzo económico. Y había que llevarlo a cabo estuviera quien estuviera en cada momento. Afortunadamente así se ha hecho y hoy es una feliz realidad para la archicofradía y la ciudad".

    [​IMG]
    La espectacular decoración de las bóvedas. / JUAN CARLOS VÁZQUEZ

    El hermano mayor se muestra muy orgulloso del resultado final y de haber sacado a la luz la historia oculta de la Real Iglesia, algo que sirve, incluso, para dar mayor realce al culto diario.
     
    A iberdroloibergia, cnh8, INRI y 8 otros les gusta esto.
  3. Sic itur ad astra

    Sic itur ad astra Et in Iesum Christum

    Se incorporó:
    24 de Marzo de 2016
    Mensajes:
    383
    Me gusta recibidos:
    1.054
    Puntos de trofeos:
    93
    Localización:
    Sevilla
    Una noche diferente
    Por nuestro hermano D. José Domínguez Hacha, Boletín 124

    Recuerdo perfectamente la primera vez que
    vi a Nuestro Padre Jesús Nazareno. Yo tenía
    apenas seis años y mi padre me llevó a ver mi
    primera Madrugada. Jamás olvidaré la profunda impresión
    que causó en mí la mirada del Dulcísimo Nazareno del Silencio,
    su serenidad ante el sacrificio supremo,
    su abrazo firme a la Cruz de nuestra causa,
    su mirada, invitándonos a seguir
    lo en su inevitable camino hacia el Calvario.

    [​IMG]

    Casi dos décadas después volví a encontrarme
    con Él. Fue la pasada Madrugada y, a pesar
    de no ser ya un niño y de no ir de la mano de mi
    padre, sentí de nuevo la emoción de mi primer
    encuentro con su mirada; en esta ocasión, iba a
    acompañarlo en su Noche, vestido con la túnica
    de ruán y la Cruz de Jerusalén en el pecho,
    porque era mi primera Estación de Penitencia
    como primitivo nazareno de Sevilla.

    La noche empezó pronto, cuando las últimas
    luces del Jueves Santo agonizaban y Sevilla
    se preparaba para hacer realidad el deseo
    tan esperado durante todo el año de disfrutar
    la Madrugada. Junto a mi padre y mi hermano,
    me dirigí a cumplir con el rito de vestir el hábito
    nazareno en la casa de mi querida amiga
    Ana. Tenía razón Juan Carlos Gallardo, quien
    el día anterior me había anunciado lo que pude
    comprobar por mí mismo mientras me vestía,
    que la túnica de ruán, con la Cruz de Jerusalén,
    es distinta. Porque vestirla, hacerla propia,
    supone asumir un compromiso con la historia
    de una inmaculada tradición que hunde sus
    raíces en la Cuaresma de 1340.

    [​IMG]

    Al ajustarme el esparto, entendí el verdadero
    sentido de vestir la túnica y asumirla como propia,
    hasta el punto de llevar grabado en el corazón el escudo,
    no un día, no unas horas, sino todo el año.
    La túnica del nazareno del Silencio
    imprime un carácter claramente diferenciado,
    una responsabilidad especial. Y, una vez vestido
    con ella, sentí el honor de saber, muy para dentro
    de mí, que este hábito será mi único compañero
    cuando llegue el día del último viaje.

    Tras despedirme de Ana, de mi padre y de mi
    hermano, me cubrí y salí a la calle. Y comencé,
    así, la Estación de Penitencia. La noche, fría, estaba
    siendo, a esas alturas del tiempo sin tiempo
    de la Noche de Sevilla, embriagada con la atmósfera
    que condensa el enigmático y misterioso
    halo de atractivo imperante en la Madrugada.

    [​IMG]

    Entre la multitud, ansiosa por contemplar los
    últimos suspiros del Jueves Santo, busqué, solo,
    por el camino más corto, en silencio, en ausencia
    de todo lo material, el sendero hacia San Antonio Abad.
    Mis pasos, dirigidos por la premura,
    con el andar sobrio de los nazarenos de ruán que
    buscan su templo, me acercaban cada vez más a
    su encuentro. En esos minutos, mi camino ya era
    el mismo de aquellos hermanos que, durante siglos,
    desde tiempo inmemorial atrás, habían ido
    labrando con devoción la cadencia exacta en la
    cual uno va a encontrarse con Dios.

    Llegué a San Antonio Abad, y allí estaba
    Él. Me arrodillé ante su majestuosa presencia.
    Estábamos los dos, a solas, en la Iglesia en penumbra,
    y mientras oraba comprendí que me
    había llamado diecinueve años atrás, que todo
    ese tiempo no había sido sino una espera lenta,
    hasta el momento de mi llegada a su casa, revestido
    con la túnica de la Primitiva Hermandad
    de los Nazarenos de Sevilla, y que Él me
    había estado esperando como el padre espera
    al hijo hasta su vuelta al hogar, en su imperecedera
    vigilia de la noche del Jueves Santo.

    [​IMG]

    Luego, al orar ante María Santísima de la
    Concepción, encontré mi lugar en la Semana
    Santa de Sevilla, el lugar reservado por el Señor
    para mí desde hacía años, el cual supone
    seguirlo, desde cierta distancia, mientras acompaño
    a su Santísima Madre en la noche de su
    amargura más honda.

    [​IMG]

    Ya en el atrio, donde se escucha la impaciencia
    de Sevilla, deseosa del arranque de la
    Madrugada, después del encuentro con los hermanos
    conocidos y fundirnos en un afectuoso
    abrazo deseándonos una buena Estación de Penitencia,
    el Fervorín del Hermano Mayor me infundió en el espíritu
    la segura, sólida convicción
    de estar renovando una senda iniciada
    más de seis siglos atrás.

    [​IMG]

    El reloj, imparable, marcó el instante de pasar
    lista a la cofradía. El Secretario fue nombrando
    a cada uno de los integrantes del cortejo, y
    cuando dijo mi nombre, afirmé mi presencia.
    Entonces, sumido ya en el anonimato del ruán,
    fue cuando experimenté el mayor momento de
    recogimiento, de ensimismada soledad acompañada
    y certeza hasta entonces vivido.
    La cofradía todavía se estaba formando. Y
    cubierto por el antifaz, en silencio, en ausencia
    de movimientos, vi que los nazarenos allí presentes
    eran los mismos que siempre, desde hace
    tantos años, siglos, forman la cofradía en la
    Madrugada del Viernes Santo en San Antonio Abad,
    de tal forma que no había diferencia alguna
    entre esa noche, entre esa cofradía, y la
    misma que, siglos atrás se formara, una Madrugada
    tras otra, en el atrio de la Real Iglesia.

    [​IMG]

    En ese patio, en esos minutos, están más presentes
    que nunca la memoria y el recuerdo de todos los
    hermanos que nos precedieron a quienes allí
    nos encontramos. Este tiempo detenido me hizo
    ver, como solo el antifaz de los primitivos nazarenos de Sevilla
    permite, con los ojos del alma,
    la Hermandad en la cual un año antes me apadrinara
    mi querido y recordado Juan Alberto
    Fernández Bañuls, siempre presente en mi memoria,
    con cuyo recuerdo me encuentro siempre
    en el patio, cada viernes; con cuya memoria
    sentiré, todas las Madrugadas que me queden de
    vida, el orgullo de haber sido legatario suyo en
    tan hermosa ofrenda, la de vivir la estación de
    penitencia de la Primitiva Hermandad de los
    Nazarenos de Sevilla. Muchas gracias, Alberto,
    por haberme acompañado en mi primera Madrugada
    con nuestra querida Hermandad. Muchas gracias por
    tu amistad y por regalarme esta
    Madrugada tan distinta, tan hermosa. Nos encontraremos
    en el atrio cada Madrugada, hasta
    que el tiempo, roto, llegue a su límite y veamos
    juntos la mirada del Nazareno, cuando me llame
    y complete, junto a ti, la Estación de Penitencia definitiva.
    Muchas gracias amigo mío.

    [​IMG]


    Un saludo
     
  4. Sumo Pontífice

    Sumo Pontífice Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    6 de Agosto de 2012
    Mensajes:
    638
    Me gusta recibidos:
    306
    Puntos de trofeos:
    63
    Me hizo mucha ilusión formar parte de esta hermandad, lo primero que te dicen es que quieren que participes de la vida de la misma, luego la realidad es otra, ni de acólito ni de canastilla...

    Todo son trabas, la baja está cerca...
     
  5. Buckbeak

    Buckbeak Forero jartible

    Se incorporó:
    18 de Junio de 2007
    Mensajes:
    9.092
    Me gusta recibidos:
    6.944
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Triana, República independiente
    Ah, claro, es que si lo que vas es a medrar, pues oye, mala suerte. Figurones ya hay muchos en las cofradías.
    Cierra la puerta al salir.

    Enviado desde mi Aquaris X2 Pro mediante Tapatalk
     
  6. Macareno_17

    Macareno_17 Nazareno del quinto tramo

    Se incorporó:
    28 de Mayo de 2007
    Mensajes:
    166
    Me gusta recibidos:
    82
    Puntos de trofeos:
    28
    No sabe usted la suerte que tiene al pertenecer a esta cofradía!! Yo no soy hermano pero soy admirador de la cofradía en la calle pues tengo la suerte de verla cada madruga y con el simple hecho de ser un Nazareno digamos entre comillas raso ya es más que un privilegio. Comprendo que también quiera optar a otros puestos pero en la mayoría de los casos hay más hermanos que puestos en las cofradías
     
    A DAVID_GRAN, Portuense, jaimelm y 7 otros les gusta esto.
  7. Buckbeak

    Buckbeak Forero jartible

    Se incorporó:
    18 de Junio de 2007
    Mensajes:
    9.092
    Me gusta recibidos:
    6.944
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Triana, República independiente
    Vamos, que no tocó pelo, y se quiere ir.

    Enviado desde mi Aquaris X2 Pro mediante Tapatalk
     
    A cofradedegarganta le gusta esto.
  8. ReinayCoronada

    ReinayCoronada Diputado de tramo

    Se incorporó:
    21 de Enero de 2009
    Mensajes:
    3.324
    Me gusta recibidos:
    3.234
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    UTRERA
    Mi enhorabuena a la hermandad por cómo ha quedado la iglesia. Es de agradecer esta inversión. Otro paso más.
     
  9. Hispalensus

    Hispalensus Nazareno del décimo octavo tramo

    Se incorporó:
    8 de Mayo de 2017
    Mensajes:
    1.208
    Me gusta recibidos:
    1.871
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Capital del Mundo
    No hay nada más grande.que iluminar el camino de Jesús Nazareno con un cirio.

    Es mi opinión , no pretendo desprestigiar ningún puesto.
     
  10. Paso_Morado

    Paso_Morado Diputado de tramo

    Se incorporó:
    5 de Mayo de 2007
    Mensajes:
    1.960
    Me gusta recibidos:
    1.486
    Puntos de trofeos:
    113
    Sin pretender meterme en camisas de once varas, comparto plenamente su opinión, pero hay que comprender que hay gente con los codos y las lumbares delicadas y el portar un cirio durante la estación de penitencia puede suponer un menoscabo en su frágil salud, de ahí que prefieran las varas, que permiten el apoyo, o las canastillas, que pesan menos, o incluso un cirial o incensario, que tienen mejor agarre. :D
     
    A Hispalensus le gusta esto.
  11. Hispalensus

    Hispalensus Nazareno del décimo octavo tramo

    Se incorporó:
    8 de Mayo de 2017
    Mensajes:
    1.208
    Me gusta recibidos:
    1.871
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Capital del Mundo
    En ese caso lo entiendo, pero para mi es el mejor puesto, pues no tienes "responsabilidad "ninguna y siempre estás en tus pensamientos y oraciones.

    Cierto es que me gustaría probar de canastilla algún año...;)
     
  12. cirio_virgen

    cirio_virgen Nazareno del tercer tramo

    Se incorporó:
    7 de Octubre de 2007
    Mensajes:
    51
    Me gusta recibidos:
    40
    Puntos de trofeos:
    18
    Ser canastilla en el Silencio no es ninguna tontería. Recomiendo ver la mesa redonda que hicieron hace un par de años, disponible en YouTube en el canal de la Hermandad.

    Enviado desde mi NEM-L51 mediante Tapatalk
     
    A Sic itur ad astra, INRI y Buckbeak les gusta esto.
  13. letona79

    letona79 Nazareno del décimo séptimo tramo

    Se incorporó:
    9 de Noviembre de 2007
    Mensajes:
    1.132
    Me gusta recibidos:
    1.407
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Entre las Angustias y Santa Marta
    Eso mismo piensa Ceballos del Madrid.
     
    A Kiski le gusta esto.
  14. letona79

    letona79 Nazareno del décimo séptimo tramo

    Se incorporó:
    9 de Noviembre de 2007
    Mensajes:
    1.132
    Me gusta recibidos:
    1.407
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Entre las Angustias y Santa Marta
    Muchas gracias por la recomendación. Me parece sublime la reflexión del señor que se queja porque un canastilla lo tuteó y afirma que le da igual que lo tuteen en cualquier sitio menos en el Silencio, porque el canastilla le está transmitiendo la autoridad del Diputado Mayor de Gobierno pero sobre todo una tradición de siglos. Así da gusto.
     
    A penitencia y INRI les gusta esto.
  15. Sumo Pontífice

    Sumo Pontífice Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    6 de Agosto de 2012
    Mensajes:
    638
    Me gusta recibidos:
    306
    Puntos de trofeos:
    63
    Ni pretendía tocar pelo ni creerme más que nadie con un cargo, simplemente APORTAR.

    Gracias por vuestra comprensión.
     
  16. Buckbeak

    Buckbeak Forero jartible

    Se incorporó:
    18 de Junio de 2007
    Mensajes:
    9.092
    Me gusta recibidos:
    6.944
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Triana, República independiente
    ¿Aportar? Hombre, decir que te vas dejar de baja porque no te han dado un incensario o un canasto como que chirría.
    Tu mismo.

    Enviado desde mi Aquaris X2 Pro mediante Tapatalk
     
    A Nazareno18 le gusta esto.
  17. Merters

    Merters Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    5 de Marzo de 2013
    Mensajes:
    940
    Me gusta recibidos:
    1.026
    Puntos de trofeos:
    93
    Localización:
    Sevilla
    Lo de llevar palermos y canastillas es como hacer tres estaciones de penitencia. Tienen el cielo ganado.
     
    A penitencia le gusta esto.
  18. Sumo Pontífice

    Sumo Pontífice Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    6 de Agosto de 2012
    Mensajes:
    638
    Me gusta recibidos:
    306
    Puntos de trofeos:
    63
    No es que no me lo hayan dado, es la manera en la que te dicen que no, que lo único que a mí me chirría es que te digan que participes y luego te pongan mil excusas para hacerlo. Buckbeak, seguro que lo entendiste a la primera pero te gustan las cosquillas...
     
    A penitencia le gusta esto.
  19. Nazareno18

    Nazareno18 Nazareno del décimo cuarto tramo

    Se incorporó:
    30 de Enero de 2019
    Mensajes:
    872
    Me gusta recibidos:
    455
    Puntos de trofeos:
    63
    Es que eso es algo que debe ofrecerte la hermandad, son puestos destacados que evidentemente, todo el mundo quiere ocupar. No puedes llegar y exigir todo para ti, de eso ya tenemos a montones y sobran. Hala, un placer.
     
  20. penitencia

    penitencia Nazareno del tercer tramo

    Se incorporó:
    14 de Marzo de 2019
    Mensajes:
    58
    Me gusta recibidos:
    52
    Puntos de trofeos:
    18
    Ocupación:
    pasar el rato
    Localización:
    en algun lugar
    Puedes participar de mil formas, aportar; date cuenta que un palermo y una canastilla es solo una vivencia, solo una madrugada, tener el privilegio de pertencer a la Primitiva es un honor ya de por sí, ¿cuantos se habrán quedado en el camino? El Señor, que al fin y al cabo es el que manda, te puede tener un sitio reservado que tu ni siquiera imaginas. El todo lo puede, a pesar de que no coincida con nuestros planes. Te lo dice alguien que llegó a su hermandad de la forma más rocambolesca que puedas imaginarte. Era mi destino.
     
    A DAVID_GRAN, Portuense, INRI y 4 otros les gusta esto.

Comparte esta página