Lo que nos dice el Señor hoy (Tiempo de Adviento)

Tema en 'Comisión General' comenzado por Carita, 10 de Mayo de 2015.

  1. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXII en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Un sábado, iba Jesús caminando por en medio de un sembrado y sus discípulos arrancaban y comían espigas, frotándolas con las manos. Unos fariseos dijeron: <<¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido?>>. Jesús les replicó: <<¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y sus compañeros sintieron hambre? Entró en la casa de Dios, y tomando los panes de la proposición, que solo está permitido comer a los sacerdotes, comió él y dio a los que estaban con él>>. Y les decía: <<El Hijo del hombre es señor del sábado>>.

    Colosenses 1, 21 – 23
    Salmo 53, 3 – 4. 6. 8
    Lucas 6, 15
     
  2. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, qué inmenso problema con el sábado, a lo largo de tu vida pública. Se podría pensar que para los fariseos y el precepto legal supremo era no hacer nada -ni malo ni bueno- en sábado. ¿Qué importa que sufra el hermano, enfermo o pobre, si tú no puedes mover un dedo en sábado? Tú, señor del sábado, nos enseñaste, con tu vida y tu palabra, que el amor es lo más importante, lo único importante, en el sábado y en los restantes seis días de la semana.
     
  3. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXIII en Tiempo Ordinario
    Primera Lectura
    ¿Qué hombre conocerá el designio de Dios?, o ¿quién se imaginará lo que el Señor quiere? Los pensamientos de los mortales son frágiles e inseguros nuestros razonamientos, porque el cuerpo mortal oprime el alma y esta tienda terrena abruma la mente pensativa. Si apenas vislumbramos lo que hay sobre la tierra y con fatiga descubrimos lo que está a nuestro alcance, ¿quién rastreará lo que está en el cielo?, ¿quién conocerá tus designios, si tu no le das sabiduría y le envías tu santo espíritu desde lo alto? Así se enderezaron las sendas de los terrestres, los hombres aprendieron lo que te agrada; y se salvaron por la sabiduría.

    Sabiduría (Sabiduría pertenece a los Libros Sapienciales que son siete y Sabiduría ocupa el sexto lugar. Es un tratado sobre la justicia en el gobierno, con argumentación teológica y orientación doctrinal. El trono se afianza con la justicia. Todo del Viejo Testamento) 9, 13 – 18
     
  4. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXIII en Tiempo Ordinario
    Segunda Lectura
    Querido hermano: Yo, Pablo, anciano y ahora prisionero por Cristo Jesús, te recomiendo a Enésimo, mi hijo, a quien engendré en la prisión. Te lo envío como a hijo. Me hubiera gustado retenerlo junto a mi, para que me sirviera en nombre tuyo en esta prisión que sufro por el Evangelio; pero no he querido retenerlo sin contar contigo: así me harás este favor, no a la fuerza, sino con toda libertad. Quizá se apartó de ti por breve tiempo para que lo recobres ahora para siempre; y no como esclavo, sino como algo mucho mejor que un esclavo, como un hermano querido, que si lo es mucho para mi, cuanto más para ti, humanamente y en el Señor. Si me consideras compañero tuyo, recíbelo a él como a mi.

    Filemón (Filemón es la tercera de las cuatro Cartas Pastorales. Esta carta está considerada como una de las pequeñas joyas de Pablo. Filemón era un cristiano bien situado, convertido seguramente por Pablo. Su esclavo Enésimo se había escapado por alguna culpa y Pablo le ofreció en Roma ayuda y lo convirtió. Y el problema lo resuelve con el gran principio cristiano del amor y la fraternidad, que es más fuerte que la relación jurídica entre amo y esclavo. Todo del Nuevo Testamento) 9b – 10. 12 – 17
     
  5. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXIII en Tiempo Ordinario
    Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación
    Santo Evangelio
    Mucha gente acompañaba a Jesús; él se volvió y les dijo: <<Si alguno viene a mi y no pospone a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a si mismo, no puede ser discípulo mío. Quien no carga con su cruz y viene en pos de mi, no puede ser discípulo mío. Así, ¿quién de vosotros, si quiere construir una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, a ver si tiene para terminarla? No sea que, si echan los cimientos y no puede acabarla, se pongan a burlarse de él los que miran, diciendo: “Este hombre empezó a construir y no pudo acabar”. ¿O que rey, si va a dar la batalla a otro rey, no se sienta primero a deliberar si con diez mil hombres podrá salir al paso del que lo ataca con veinte mil? Y si no, cuando el otro está todavía lejos, envía legados para pedir condiciones de paz. Lo mismo vosotros: El que no renuncia a todos sus bienes, no puede ser discípulo mío>>.

    Lucas 14, 2533
     
  6. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXIII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, en esta fiesta de cumpleaños de tu Madre, quiero celebrar con la Iglesia el día en que apareció la estrella que anunciaba la salvación que tú trajiste a la humanidad. Como María, yo quiero ser digno de ti, aunque para eso haya que cargar cada día con la cruz detrás de ti, y ayudar a los demás a llevar la suya. Quiero que seas lo primero en mi vida, por encima de todo, sin que nada ni nadie impida tu primacía absoluta: Eres mi Señor, el único. Tú lo has dicho y yo lo creo con toda mi capacidad de fe.
     
  7. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes XXIII en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Un sábado, entró Jesús en la sinagoga a enseñar. Había allí un hombre que tenía la mano derecha paralizada. Los escribas y los fariseos estaban al acecho para ver si curaba en sábado y encontrar de qué acusarlo. Pero él conocía sus pensamientos y dijo al hombre de la mano atrofiada: <<Levántate y ponte en medio>>. Y levantándose, se quedó en pie. Jesús les dijo: <<Os voy a hacer una pregunta: ¿Qué está permitido en sábado, hacer el bien o el mal, salvar una vida o destruirla?>>. Y echando en torno una mirada a todos, les dijo: <<Extiende tu mano>>. Él lo hizo, y su mano quedó restablecida. Pero ellos, ciegos por la cólera, discutían qué había que hacer con Jesús.

    Colosenses 1, 24 – 2, 3
    Salmo 61, 6 – 7. 9
    Lucas 6, 611
     
  8. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes XXIII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, con tal de llevarte la contraria, son capaces los escribas y fariseos de preferir el cumplimiento de una ley a la curación de un paralítico. Querían hacerte insoportable la vida cerca de ellos, siempre al acecho. Pero “no sabían de la misa la mitad”, no podían entender al que eres manso y humilde de corazón, y tienes también una inteligencia infinita para hacerles callar con tus argumentos. ¡El hombre, sobre todo: por y para nosotros viniste!
     
  9. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes XXIII en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Jesús salió al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos, escogió entre ellos a Doce a los que también nombró apóstoles: Simón, al que puso de nombre Pedro, y Andrés, su hermano; Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Simón, llamado el Zelote; Judas el de Santiago y Judas Iscariote, que fue el traidor. Después de bajar con ellos, se paró en una llanura, con un grupo grande de discípulos y una muchedumbre del pueblo, procedente de toda Judea, de Jerusalén y de la costa de Tiro y de Sidón. Venían a oirlo y a que los curara de sus enfermedades; los atormentados por espíritus inmundos quedaban curados, y toda la gente trataba de tocarlo, porque salía de él una fuerza que los curaba a todos.

    Colosenses 2, 6 – 15
    Salmo 144, 1 – 2. 8 – 11
    Lucas 6, 1219
     
  10. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes XXIII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, esta es una de tus más queridas “debilidades”: en cuanto encuentras un momento de sosiego frente a la demanda constante del gentío, te vas a pasar “la noche orando a Dios”. Y nunca falta esa consulta al Padre cuando, contando con la aprobación del Padre, has de tomar medidas de tanta trascendencia como nombrar a tus Apóstoles. Me enseñas la importancia ineludible de la oración, todos los días: en los momentos más normales y en los que la importancia requiere el visto bueno del Padre.
     
  11. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    1.005
    Me gusta recibidos:
    637
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles 11 de septiembre. Miércoles de la XXIII semana del Tiempo Ordinario.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,20-26):

    En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos hacia sus discípulos, les dijo: «Dichosos los pobres, porque vuestro es el reino de Dios. Dichosos los que ahora tenéis hambre, porque quedaréis saciados. Dichosos los que ahora lloráis, porque reiréis. Dichosos vosotros, cuando os odien los hombres, y os excluyan, y os insulten, y proscriban vuestro nombre como infame, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, porque vuestra recompensa será grande en el cielo. Eso es lo que hacían vuestros padres con los profetas. Pero, ¡ay de vosotros, los ricos!, porque ya tenéis vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis saciados!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que ahora reís!, porque haréis duelo y lloraréis. ¡Ay si todo el mundo habla bien de vosotros! Eso es lo que hacían vuestros padres con los falsos profetas.»

    Palabra del Señor



    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  12. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    1.005
    Me gusta recibidos:
    637
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles 11 de septiembre. Miércoles de la XXIII semana del Tiempo Ordinario.

    Reflexión sobre la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda.

    Llamados a ser dichosos

    Siempre hemos considerado a las Bienaventuranzas como la Constitución Fundamental del Reino, como la marca que nos diferencia, como la plataforma existencial común de todos los seguidores de Jesucristo.

    De entrada y en comparación con San Mateo, encontramos solo cuatro Bienaventuranzas; eso sí, acompañadas de cuatro “ayes” referidos a los hartos y satisfechos de sí mismos. Todo, en un estilo cortante y directo. Podemos distinguir tres partes: La proclamación de la felicidad, los sujetos (los pobres, los hambrientos, los que lloran y los perseguidos por causa del Hijo del hombre) y, en tercer lugar, el premio que reciben (de ellos es el Reino, quedarán saciados, reirán y su recompensa será grande en el cielo). Con Jesús, y en contraste con el mundo, todo queda revolucionado. Los desgraciados del mundo son aquí felices; la felicidad de Jesús es para aquellos a los que el mundo se la niega. Observamos bien la diferencia con el Decálogo del Antiguo Testamento. El Decálogo se queda en lo externo, es un programa de mínimos y no va más allá de una norma moral. Las Bienaventuranzas van directamente al corazón para hacerlo nuevo, es un programa ideal y se presentan como proyecto vital.

    El programa de las Bienaventuranzas, ya lo hemos dicho, es revolucionario, rompedor. Es el que verdaderamente nos distingue a los cristianos. Sus valores ponen al mundo patas arriba. Desde entonces, la felicidad que tanto ansía el hombre se encuentra en otras cosas distintas de aquellas por las que se afanan, con frecuencia, los mortales. Corremos el riesgo de que valores tan altos no nos hieran por la rutina o la menguada esperanza; si son un ideal, nunca sacian del todo a los buenos y nunca han de desanimar al pecador. Solo desde la fe, se comprende y acepta este ideal: en el fondo son frutos del Espíritu Santo. Por eso, ante todo, solo las acoge el pobre, es decir, el que tiene pocas cosas materiales, no idolatra los señuelos del mundo y confía en el Señor.




    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  13. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    1.005
    Me gusta recibidos:
    637
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves 12 de septiembre. Jueves XXIII semana del Tiempo Ordinario.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,27-38):

    En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «A los que me escucháis os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, bendecid a los que os maldicen, orad por los que os injurian. Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, déjale también la túnica. A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames. Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. Pues, si amáis sólo a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien sólo a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores lo hacen. Y si prestáis sólo cuando esperáis cobrar, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a otros pecadores, con intención de cobrárselo. ¡No! Amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; tendréis un gran premio y seréis hijos del Altísimo, que es bueno con los malvados y desagradecidos. Sed compasivos como vuestro Padre es compasivo; no juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados; dad, y se os dará: os verterán una medida generosa, colmada, remecida, rebosante. La medida que uséis, la usarán con vosotros.»

    Palabra del Señor


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
    A cofradesevillano le gusta esto.
  14. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    1.005
    Me gusta recibidos:
    637
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves 12 de septiembre. Jueves XXIII semana del Tiempo Ordinario.

    Reflexión sobre la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda.

    La señal del cristiano es bendecir siempre

    Leer este Evangelio pudiera constituir un inconsciente mecanismo de defensa. Puede ser que nuestro vivir esté muy lejos de tanta finura y exigencia; pero parece que, con solo proclamarlo, nos toca su grandeza humana y cristiana; nuestra mediocridad queda un tanto velada por el hecho mismo de proponerlo a los demás. “Defendemos con ahínco lo que no llevamos a las obras”.

    Es un texto subversivo: cambia de raíz los esquemas del corazón humano. La secuencia es tumbativa: se nos exhorta con rotundidad: amad, bendecid, orad. En seguida, es presentado el objeto de la bendición: nuestros enemigos, los que nos odian y los que nos maldicen. Finalmente, ofrece las promesas de Dios: seremos, así, hijos del Altísimo. La motivación queda apuntada; lo contrario también lo hacen los pecadores y, sobre todo, es lo que hace nuestro Dios, que “es bueno con los malvados y desagradecidos”.

    Estas palabras son muy exigentes. El perdón es la guinda del amor. La medida sobrepasa el humano sentido: “Como yo os he amado”. Este amor posee unas calidades altísimas: no tiene fronteras o limitaciones, no pone condiciones, no espera nada a cambio; aquí no se puede colar el egoísmo, la vanidad, la Ley de Talión (ojo por ojo) que, con frecuencia, está agazapada en nosotros. Esta doctrina pretende cambiar el mundo a golpe de amor. Responder al enemigo con odios y violencia multiplica el mal y crea la “espiral” de violencia. Solo la gratuidad, como Dios, más allá de la justicia humana, logrará la reconciliación de los hombres. Existe un punto claro que o lo ocultamos o lo negamos abiertamente; no es necesario que se nos pida perdón para que nosotros tengamos que otorgarlo: “Dios hace salir el sol sobre buenos y malos”.
    Hoy, celebramos la fiesta del nombre de María, nombre santo y maternal. Como canta la liturgia, el Padre ha querido “que también el nombre de María estuviera con frecuencia en los labios de los fieles; estos la contemplan confiados, como estrella luminosa, la invocan como madre en los peligros y en las necesidades acuden seguros a ella”.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
    A cofradesevillano le gusta esto.
  15. Evangelio del dia

    Evangelio del dia Cofrade de a pie

    Se incorporó:
    11 de Septiembre de 2019
    Mensajes:
    1
    Me gusta recibidos:
    0
    Puntos de trofeos:
    1
    Hola hermano

    Solamente agradecer tus mensajes que compartes con todos nosotros, son muy motivadoras porque llevan la palabra y el amor de Dios. En ellas encuentro mi refugio y la felicidad, desde hace mucho sigo al evangelio de hoy y a partir de ahora también a tí. Desde que tengo uso de razón, vivo el mensaje de Dios con mucha devoción por eso me alegra comprobar que su legado tiene continuad
    Gracias hermano y que Dios te bendiga.
     
  16. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    1.005
    Me gusta recibidos:
    637
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes 13 de septiembre. Viernes de la XXIII semana del Tiempo Ordinario.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas (6,39-42):

    En aquel tiempo, dijo Jesús a los discípulos una parábola: «¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán los dos en el hoyo? Un discípulo no es más que su maestro, si bien, cuando termine su aprendizaje, será como su maestro. ¿Por qué te fijas en la mota que tiene tu hermano en el ojo y no reparas en la viga que llevas en el tuyo? ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: "Hermano, déjame que te saque la mota del ojo", sin fijarte en la viga que llevas en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la mota del ojo de tu hermano.»

    Palabra del Señor


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  17. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    1.005
    Me gusta recibidos:
    637
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes 13 de septiembre. Viernes de la XXIII semana del Tiempo Ordinario.

    Amar en vez de juzgar

    Antes de comentar el Evangelio de hoy, escuchamos a Jesús que nos dice: “Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios”. Miremos a la Virgen María y digámosle: “Vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos”. En fin, pidamos al Padre del cielo que nuestros ojos sean tan claros y piadosos como los del madrigal de Gutierre de Cetina: “Ojos claros, serenos, si de un dulce mirar sois alabados, si cuanto más piadosos, más bellos parecéis a aquel que os mira…”.

    Tres sentencias del Maestro apunta hoy el Evangelio. Un ciego no puede guiar a otro ciego, un discípulo no puede ser más que su maestro, no puede uno fijarse en la mota del ojo ajeno si no repara en la viga del suyo propio. Dicen los comentaristas estudiosos que Jesús reprueba aquí el dominio sobre los otros, el poderío que se sobrepone al hermano y el juicio condenatorio hacia los demás.

    Juzgamos con mucha facilidad a los demás, pero no nos colocamos en la piel del otro; tenemos y damos muchas ideas, pero no nos comprometemos, no bajamos a la arena de los hechos; sentenciamos sobre mil problemas, pero no ofrecemos soluciones o no nos mojamos para resolverlos. Incluso, con frecuencia, nos hacemos las víctimas, y gritamos que las causas de todos los males están siempre en los demás. A los que así se comportan Jesús los llama hipócritas. Hasta, por soberbia, proyectamos sobre los otros nuestros propios defectos; qué bien lo dice San Agustín: “Procurad adquirir las virtudes que creéis que faltan en vuestros hermanos, y ya no veréis sus defectos…porque no los tendréis vosotros”. Purifiquemos los ojos de nuestro rostro y de nuestro corazón. Solo nos queda una cosa: vamos a mirar con los ojos de Dios. Así miraremos con ojos limpios. Nada de imponer, nada de dominar, nada de condenar a nadie. Amar, solo amar.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  18. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXIII en Tiempo Ordinario
    Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz
    Santo Evangelio
    Dijo Jesús a Nicodemo: <<Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna. Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salve por él>>.

    Números 21, 4b – 9
    Salmo 77, 1 – 2. 34 – 38
    Juan 3, 1317
     
  19. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXIII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, señalando una gran cruz de la frente al pecho y de hombro a hombro, comienzo el día y todas mis acciones relevantes, recordando que tu Cruz es fuente de vida. Al contemplarte en la Cruz confieso con mis labios y creo en mi corazón que tú eres mi Señor y mi Salvador: si los israelitas dañados de muerte se curaban mirando a la serpiente, ¿no voy a encontrar yo la salvación mirándote con fe, clavado en la Cruz?
     
  20. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.702
    Me gusta recibidos:
    2.502
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXIV en Tiempo Ordinario
    Primera Lectura
    Dijo el Señor a Moisés: <<Anda, baja de la montaña, que se ha pervertido tu pueblo, el que tú sacaste de Egipto. Pronto se han desviado del camino que yo les había señalado. Se han hecho un becerro de metal, se postran ante él, le ofrecen sacrificios y proclaman: “Este es tu Dios, Israel, el que te sacó de Egipto”>>. Y el Señor añadió a Moisés: <<Veo que este pueblo es un pueblo de dura cerviz. Por eso, déjame: mi ira se va a encender contra ellos hasta consumirlos. Y de ti haré un gran pueblo>>. Entonces Moisés suplicó al Señor su Dios: <<¿Por qué, Señor, se va a encender tu ira contra tu pueblo, que tu sacaste de Egipto con gran poder y mano robusta? Acuérdate de tus siervos, Abrahán, Isaac e Israel, a quienes juraste por ti mismo: “Multiplicaré vuestra descendencia contra las estrellas del cielo, y toda esta tierra de que he hablado se la daré a vuestra descendencia para que la posea por siempre”>>. Y el Señor se arrepintió de la amenaza que había pronunciado contra su pueblo.

    Éxodo (Éxodo es el segundo libro del Pentateuco que es el primero de los Libros Históricos. El Señor penetra en la historia poniéndose al lado de un pueblo de esclavos, oprimidos por una de las potencias de la época. Como rescatador de esclavos, como defensor del derecho de los sin derecho, como salvador justiciero se presenta en la historia el Señor de la historia. Todo del Antiguo Testamento) 32, 7 – 11. 13 – 14
     

Comparte esta página