Lo que nos dice el Señor hoy (Tiempo Ordinario)

Tema en 'Comisión General' comenzado por Carita, 10 de Mayo de 2015.

  1. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves XXXI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, si tuviera siempre presente tus palabras: Vendremos a él y haremos morada en él, me sentiría en cada momento templo de Dios, respetaría mi sacralidad personal y adoraría al Padre, al Espíritu y a mi Señor Jesús, que moráis en mí. Lamentablemente soy débil y, por el pecado, lo que es templo tuyo lo he cambiado alguna vez en mercado y cueva de ladrones. Te ofrezco las potencias de mi alma y todo mi cuerpo: haz de mi un instrumento de tu gracia y de tu paz.
     
    A perno le gusta esto.
  2. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes XXXI en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Decía Jesús a sus discípulos: <<Un hombre rico tenía un administrador, a quien acusaron ante él de derrochar sus bienes. Entonces lo llamó y le dijo: “¿Qué es eso que estoy oyendo de ti? Dame cuenta de tu administración, porque en adelante no podrás seguir administrando”. El administrador se puso a decir para si: “¿Qué voy hacer, pues mi señor me quita la administración? Para cavar no tengo fuerzas; mendigar me da vergüenza. Ya sé lo que voy hacer para que, cuando me echen de la administración, encuentre quien me reciba en su casa”. Fue llamando uno a uno a los deudores de su amo y dijo al primero: “¿Cuanto debes a mi amo?”. Este respondió: “Cien barriles de aceite”. Él le dijo: “Toma tu recibo; aprisa, siéntate y escribe cincuenta”. Luego dijo a otro: “Y tú, ¿Cuánto debes?”. El respondió: “Cien fanegas de trigo”. Le dice: “Toma tu recibo y escribe ochenta”. Y el amo alabó al administrador injusto, porque había actuado con astucia. Ciertamente, los hijos de este mundo son más astutos con su propia gente que los hijos de la luz>>.

    Romanos 15, 14 – 21
    Salmo 97, 1 – 4
    Lucas 16, 18
     
  3. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes XXXI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, como hijo de la luz, estoy llamado a poner todas mis luces -las que me has dado para que las administre bien- al servicio del Evangelio: anunciar tu salvación a los que o no te conocen bien o se han apartado de ti, y demostrar con obras que el amor es posible en tu Iglesia. ¡Que no me ganen en astucia para conseguir el bien los listillos del mundo que tanto mal hacen! Dame el espíritu de sabiduría, ciencia e inteligencia.
     
  4. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXXI en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Decía Jesús a sus discípulos: <<Ganaos amigos con el dinero de iniquidad (maldad), para que cuando os falte, os reciban en las moradas eternas. El que es fiel en lo poco, también en lo mucho es fiel; el que es injusto en lo poco, también en lo mucho es injusto. Pues, si no fuisteis fieles en la riqueza injusta, ¿quién os confiará la verdad? Si no fuisteis fieles en lo ajeno, ¿lo vuestro quién os lo dará? Ningún siervo puede servir a dos señores, porque, o bien aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se dedicará al primero y no hará caso del segundo. No podéis servir a Dios y al dinero>>. Los fariseos, que eran amigos del dinero, estaban escuchando todo esto y se burlaban de él. Y les dijo: <<Vosotros os las dais de justos delante de la gente, pero Dios conoce vuestros corazones, pues lo que es sublime entre los hombres es abominable ante Dios>>.

    Romanos 16, 3 – 9. 16. 22 – 27
    Salmo 144, 2 – 5. 10 – 11
    Lucas 16, 915
     
  5. perno

    perno Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    24 de Febrero de 2013
    Mensajes:
    3.377
    Me gusta recibidos:
    1.642
    Puntos de trofeos:
    113
    Localización:
    Primera de Palio
    Sábado XXXI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio

    El deísmo -puede que Dios exista, pero no forma parte de mi vida- influye de forma negativa en nuestra cultura y favorece la descomposición moral de nuestra sociedad. Dios va quedando cada vez más lejos, más abstracto.

    Hemos dejado de creer que el hombre sea importante a los ojos de Dios. Pensamos que no le importamos -si es que existe-, y por ello hemos decidido construirnos a nosotros mismos. Y en la reconstrucción de este mundo nuevo no cuentan para nada ni Él, ni el juicio, ni la vida eterna.

    Pero el Dios vivo conoce nuestros corazones.
     
    Última modificación: 13 de Noviembre de 2017
    A Benedetto le gusta esto.
  6. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXXII en Tiempo Ordinario
    Primera Lectura
    Radiante e inmarcesible (imperecedera) es la sabiduría; fácilmente la ven los que la aman y la encuentran los que la buscan. Se anticipa a darse a conocer a los que la desean. Quien temprano la busca no se fatigará, pues a su puerta la hallará sentada. Pensar en ella es prudencia consumada, y quien vela por ella pronto se verá sin afanes. Ella misma busca por todas partes a los que son dignos de ella; en los caminos se nos muestra benévola y les sale al encuentro en todos sus pensamientos.

    Sabiduría (Sabiduría habla de la Palabra, de la Propia Palabra de Dios de su Sentido de su Significado. De la Imagen y Resplandor de la Palabra de Dios. Todo del Antiguo Testamento) 6, 12 – 16
     
  7. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXXII en Tiempo Ordinario
    Segunda Lectura
    No queremos que ignoréis la suerte de los difuntos para que no os aflijáis como los hombres sin esperanza. Pues si creemos que Jesús ha muerto y resucitado, del mismo modo a los que han muerto en Jesús, Dios los llevará con él. Esto es lo que os decimos como palabra del Señor: Nosotros, los que vivimos y quedamos para su venida, no aventajaremos a los difuntos. Pues él mismo, el Señor, a la voz del arcángel y al son de la trompeta divina, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán en primer lugar. Después nosotros, los que aún vivimos, seremos arrebatados con ellos en la nube, al encuentro del Señor, en el aire. Y así estaremos siempre con el Señor. Consolaos, pues, mutuamente con estas palabras.

    1Tesalonicenses (Estaban en Tesalónica en Macedonia capital de la provincia de Roma. Allí se dirigía Pablo a la comunidad cristiana. Nuestro querido Apóstol nos tranquiliza sobre la venida de Nuestro Señor y nos dice que no habrá distinción entre vivos y muertos cuando llegue el momento esperado. Todo del Nuevo Testamento) 4, 13 – 18
     
  8. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXXII en Tiempo Ordinario
    Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío
    Santo Evangelio
    Dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: <<Se parecerá el reino de los cielos a diez vírgenes que tomaron sus lámparas y salieron al encuentro del esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco eran prudentes. Las necias, al tomar las lámparas, no se proveyeron de aceite; en cambio, las prudentes se llevaron alcuzas (recipiente) de aceite con lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron. A media noche se oyó una voz: “¡Que llega el esposo, salid a su encuentro!”. Entonces se despertaron todas aquellas vírgenes y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las prudentes: “Dadnos de vuestro aceite que se nos apagan las lámparas”. Pero las prudentes contestaron: “Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis”. Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras vírgenes, diciendo: “Señor, señor, ábrenos”. Pero él respondió: “En verdad os digo que no os conozco”. Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora>>.

    Mateo 25, 113
     
  9. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXXII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, no pierdes ocasión de aconsejarme directamente o por medio de parábolas, que esté siempre alerta. ¿Quién me asegura la vida terrena hoy, mañana o pasado? Los accidentes y las muertes repentinas no avisan. Tú si me avisas de que esté siempre en vela, preparado, muy unido a ti. Por eso te pido que me concedas una muerte consciente, sabiendo que dejo este mundo y voy a la Patria eterna contigo. Así podré preparar ese momento tan importante, sabiendo que quien decidirá mi destino eterno serás tú, mi Amigo, que un día vendrás a llevarme contigo.
     
    A perno le gusta esto.
  10. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes XXXII en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Jesús dijo a sus discípulos: <<Es imposible que no haya escándalos; pero ¡ay de quien los provoca! Al que escandaliza a uno de estos pequeños, más le valdría que le ataran en el cuello una piedra de molino y lo arrojasen al mar. Tened cuidado. Si tu hermano te ofende, repréndelo; y si se arrepiente, perdónalo; si te ofende siete veces en un día y siete veces vuelve a decirte: “Me arrepiento”, lo perdonarás>>. Los apóstoles le pidieron al Señor: <<Auméntanos la fe>>. El Señor contestó: <<Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar”. Y os obedecería>>.

    Sabiduría 1, 1 – 7
    Salmo 138, 1 – 3. 6 – 10
    Lucas 17, 16
     
  11. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes XXXII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, aumenta mi poca fe. Fe en tu presencia en medio de nosotros. Fe en la buena voluntad y en la bondad de los demás. Así será más fácil la delicadeza en la corrección fraterna: sin paternalismos, sin crítica, con amor y con esperanza. Y, sobre todo, no permitas que sea motivo de escándalo para nadie, y menos para los niños. Si alguna vez lo hubiera sido, inconscientemente, tu bondad puede remediar lo que mi debilidad haya podido perjudicar. ¡Gracias!
     
    A perno le gusta esto.
  12. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes XXXII en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Dijo el Señor: <<¿Quién de vosotros, si tiene un criado labrando o pastoreando, le dice cuando vuelve del campo: “Enseguida, ven y ponte a la mesa”? ¿No le diréis más bien: “Prepárame de cenar, ciñete y sirveme mientras como y bebo, y después beberás y comerás tú”? ¿Acaso tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: “Somos siervos inútiles, hemos hecho lo que teníamos que hacer”>>.

    Sabiduría 2, 23 – 3, 9
    Salmo 33, 2 – 3. 16 – 19
    Lucas 7, 710
     
  13. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes XXXII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, si eso dices del siervo fiel, atento siempre a servirte con esmero, ¿qué dirás de mi, tan mal siervo, que cuando hago algo bueno creo que es merito mío que has de agradecerme? Soy un siervo inútil, que cuando tu gracia me empuja me sale algo bien: lo que tenía que hacer, que sin tu ayuda no habría podido. Solo te pido continuar dedicando mi vida a servir: a ti y a los demás, en quienes estás tú.
     
    A perno le gusta esto.
  14. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles XXXII en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Una vez, yendo Jesús camino de Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Cuando iba a entrar en una ciudad, vinieron a su encuentro diez leprosos, que se pararon a lo lejos y a gritos le decían: <<Jesús, maestro, ten compasión de nosotros>>. Al verlos, les dijo: <<Id a presentaros a los sacerdotes>>. Y sucedió que, mientras iban de camino, quedaron limpios. Uno de ellos, viendo que estaba curado, se volvió alabando a Dios a grandes gritos y se postró a los pies de Jesús, rostro en tierra, dándole gracias. Este era un samaritano. Jesús tomó la palabra y dijo: <<¿No han quedado limpios los diez?; los otros nueve, ¿dónde están? ¿No ha habido quien volviera a dar gloria a Dios más que este extranjero?>>. Y le dijo: <<Levántate, vete; tu fe te ha salvado>>.

    Sabiduría 6, 2 – 12
    Salmo 81, 3 – 7
    Lucas 17, 1119
     
  15. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles XXXII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    ¡JESUS, maestro ten compasión de mi! No tengo lepra corporal, pero la debilidad, el egoísmo, la pereza son males indómitos en mi espíritu. Cúrame, y dame un corazón agradecido para que reconozca que todo lo bueno me viene de ti. Y, para hacer cualquier bien a los demás, necesito que cures el egoísmo de mi corazón.
     
  16. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves XXXII en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Los fariseos preguntaron a Jesús: <<¿Cuándo va a llegar el reino de Dios?>>. Jesús les contestó: <<El reino de Dios no viene aparatosamente, ni dirán: “Está aquí” o “Está allí”, porque, mirad, el reino de Dios está en medio de vosotros>>. Dijo a sus discípulos: <<Vendrán días en que desearéis ver un solo día del Hijo del hombre, y no lo veréis. Entonces se os dirá: “Está aquí” o “Está allí”; no vayáis ni corráis detrás, pues como el fulgor del relámpago brilla de un extremo al otro del cielo, así será el Hijo del hombre en su día. Pero primero es necesario que padezca mucho y sea reprobado (condenado) por esta generación>>.

    Sabiduría 7, 22 – 8, 1
    Salmo 118, 89 – 91. 130. 135. 175
    Lucas 17, 2025
     
  17. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves XXXII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, yo deseo vivir contigo, no solo hoy, sino todos los días de mi vida terrena y toda la eternidad. Nada hay que desee con tanta esperanza y tanta fuerza. Tu reino, que está dentro de mi, es el motor que me hace aspirar a tu continua y eterna amistad.
     
  18. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes XXXII en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Dijo Jesús a sus discípulos: <<Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían, se casaban los hombres y las mujeres tomaban esposo, hasta el día en que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y acabó con todos. Asimismo como sucedió en los días de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, sembraban, construían; pero el día que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos. Así sucederá el día que se revele el Hijo del Hombre. Aquel día, el que esté en la azotea y tenga sus cosas en casa no baje a recogerlas; igualmente, el que esté en el campo, no vuelva atrás. Acordaos de la mujer de Lot. El que pretenda guardar su vida, la perderá; y el que la pierda, la recobrará. Os digo que aquella noche estarán dos juntos: a uno se lo llevarán y al otro lo dejarán; estarán dos moliendo juntas: a una se la llevarán y a la otra la dejarán>>. Ellos le preguntaron: <<¿Dónde, Señor?>>. Él les dijo: <<Donde está el cadáver, allí se reunirán los buitres>>.

    Sabiduría 13, 1 – 9
    Salmo 18, 2 – 5
    Lucas 17, 2637
     
  19. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes XXXII en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, yo quiero guardar mi vida, pero no para cerrarme en el egoísmo, sino para ponerla en tus manos: ahí estaré seguro y podrás emplearme en lo que tú quieras, soy tu siervo. ¿Para qué quiero la vida que me has dado sino para devolvértela, con sus muchos o escasos frutos? Toda mi existencia terrena quiere ser un continuo crecer en tu amistad. Por tu parte, el amor está asegurado, pero por mi parte hay debilidad y negligencias. En ti confío.
     
  20. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.807
    Me gusta recibidos:
    1.196
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXXII en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Jesús dijo a sus discípulos una parábola para enseñarles que es necesario orar siempre, sin desfallecer: <<Había un juez en una ciudad que ni temía a Dios ni le importaban los hombres. En aquella ciudad había una viuda que solía ir a decirle: “Hazme justicia frente a mi adversario”. Por algún tiempo se estuvo negando, pero después se dijo a si mismo: “Aunque ni temo a Dios ni me importan los hombres, como esta viuda me está molestando, le voy hacer justicia, no sea que siga viniendo a cada momento a importunarme”>>. Y el Señor añadió: <<Fijaos en lo que dice el juez injusto; pues Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos que le claman día y noche?; ¿o les dará largas? Os digo que les hará justicia sin tardar. Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esta fe en la tierra?>>.

    Sábado 18, 14 – 16. 19, 6 – 9
    Salmo 104, 2 – 3. 36 – 37. 42 – 43
    Lucas 18, 18
     

Comparte esta página