Lo que nos dice el Señor hoy (Tiempo ordinario)

Tema en 'Comisión General' comenzado por Carita, 10 de Mayo de 2015.

  1. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo III de Navidad
    Segunda Lectura
    Pedro tomó la palabra y dijo: <<Está claro que Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea. Envió su palabra a los israelitas anunciando la paz que traeria Jesucristo, el Señor de todos. Conocéis lo que sucedió en el país de los judíos, cuando Juan predicaba el bautismo, aunque la cosa empezó en Galilea. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo por el diablo; porque Dios estaba con él>>.

    Hechos de los Apóstoles (Esta obra única del Evangelio, tiene un gran valor histórico. La Obra completa se concluye que el verdadero protagonista es el Espíritu prometido y enviado por Cristo a su Iglesia que somos todos. Todo del Nuevo Testamento) 10, 34 – 38
     
  2. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo III de Navidad
    Fiesta del Bautismo del Señor
    El Señor bendice a su pueblo con la paz
    Santo Evangelio
    Proclamaba Juan el Bautista: <<Detrás de mi viene el que es más fuerte que yo y no merezco agacharme para desatarle la correa de las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo>>. Y sucedió que por aquellos días llegó Jesús de Nazaret de Galilea y fue bautizado por Juan en el Jordán. Apenas salió el agua, vio rasgarse los cielos y al Espíritu Santo que bajaba hacia él como una paloma. Se oyó una voz de los cielos: <<Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco>>.

    Marcos, 711
     
  3. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo III de Navidad
    Reflexión del Evangelio
    JESÚS, admiro tu profunda humildad, al ponerte en la fila de los pecadores para ser bautizado como uno más. Yo sé que tú eres el único justo, y yo soy el pecador, que oigo la voz de tu Padre que me llama a escucharte y a seguirte.
     
    A Somnium le gusta esto.
  4. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes Primero en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Después de que Juan fue entregado, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios; Decía: <<Se ha cumplido el tiempo y está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio>>. Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a Andrés, el hermano de Simón, echando las redes en el mar, pues eran pescadores. Jesús les dijo: <<Venid en pos de mi y os haré pescadores de hombres>>. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. A continuación, los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él.

    1Samuel 1, 1 – 8
    Salmo 115, 12 – 19
    Marcos 1, 1420
     
  5. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes Primero en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, ¡Se ha cumplido el tiempo! ¡está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio! Así de rotunda y tajante es tu palabra al comenzar este tiempo ordinario. No dejas lugar a dudas. Y, a renglón seguido, la llamada, la vocación de los primeros apóstoles: Venid en pos de mi … Está claro: me invitas rotundamente a un cambio radical. Quieres que cierre mis oídos al mundo, al demonio y a la carne, y me ponga, con toda mi vida, de cara a ti y a tu reino. Y me eliges para ser mensajero de ese reino en mi entorno familiar y social. No tengo más palabras que estas: aquí me tienes Señor, contigo siempre.
     
    A Buckbeak y Somnium les gusta esto.
  6. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Cofrades Moderadores ya pasó el Tiempo de Navidad y hoy empezamos el Tiempo Ordinario que durará hasta el 13 de Febrero para al día siguiente comenzar ¡La Cuaresma! … Cambiadlo cuando podáis en “lo que nos dice el Señor hoy” … un cordial saludo hermanos nazarenos
     
    A Buckbeak le gusta esto.
  7. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes I en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    En la ciudad de Cafarnaún, el sábado entra Jesús en la sinagoga a enseñar; estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba con autoridad y no como los escribas. Había precisamente en su sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo y se puso a gritar: <<¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quien eres: El Santo de Dios>>. Jesús lo increpó: <<Cállate y sal de él>>. El espíritu inmundo lo retorció violentamente y, dando un grito muy fuerte, salió de él. Todos se preguntaron estupefactos: <<¿Qué es eso? Una enseñanza nueva expuesta con autoridad. Incluso manda a los espíritus inmundos y lo obedecen>>. Su fama se extendió enseguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.

    1Samuel 1, 9 – 20
    Salmo: 1Samuel 2, 1 – 8
    Marcos 1, 21b28
     
  8. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes I en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, tú nos quieres libres de las ataduras del pecado a las que no lleva la astucia del maligno, cuando solo contamos con nuestra debilidad y abandonamos la unión e intimidad contigo por la oración. Y empleas la fuerza de tu Palabra -enseñas con autoridad, o si es preciso, lo confirmas con milagros, demostración de tu poder divino. Tu apóstol Pedro, que fue presa del demonio cuando te negó, nos pone alerta en su primera carta: El demonio, como león rugiente anda cerca buscando a quien devorar. Resistidle fuertes en la fe. Dame Señor, esa fortaleza en la fe, que me vendrá de tu Espíritu.
     
    A Somnium le gusta esto.
  9. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles I en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Al salir Jesús de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, e inmediatamente le hablaron de ella. Él se acercó la tomó de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían no les permitía hablar. Se levantó de madrugada, cuando todavía estaba muy oscuro, se marchó a un lugar solitario y allí se puso a orar. Simón y sus compañeros fueron en su busca y, al encontrarlo, le dijeron: <<Todo el mundo te busca>>. Él les respondió: <<Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido>>. Así recorrió toda Galilea predicando en las sinagogas y expulsando a los demonios.

    1Samuel 3, 1 – 10. 19 – 20
    Salmo 39, 2. 5. 7 – 10
    Marcos 1, 2939
     
  10. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles I en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, todos te buscan a ti, y tú no dejabas pasar ningún día sin buscar la intimidad con el Padre con la oración personal. ¿Te busco yo cada día? ¿con sincero corazón y no por la recompensa que puedas ofrecerme? Mi recompensa mayor eres tú mismo, tu compañía, tu amistad. No solo te dejas encontrar, sino que viniste al mundo para encontrarnos, curarnos, acompañarnos en nuestro camino. Tu rostro buscaré, no me escondas tu rostro.
     
    A Somnium le gusta esto.
  11. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves I en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Se acercó Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: <<Si quieres, puedes limpiarme>>. Compadecido, extendió la mano y lo tocó diciendo: <<Quiero; queda limpio>>. La lepra se le quitó inmediatamente y quedó limpio. Él lo despidió, encargándole severamente: <<No se lo digas a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés, para que les sirva de testimonio>>. Pero cuando se fue, empezó a pregonar bien alto y a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a él de todas partes.

    1Samuel 4, 1b – 11
    Salmo 43, 10 – 11. 14 – 15. 24 – 25
    Marcos 1, 4045
     
  12. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves I en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, con pleno conocimiento y esperanza, te digo hoy: Si quieres puedes limpiarme. Me refiero primero a mis intenciones, respondiendo a los interrogantes del Papa al principio de este día. No vale quedarse en apariencias externas, mi lepra no es solo de la piel, es del corazón, y te pido con David: Crea en mi un corazón puro, renuévame por dentro con espíritu firme. Eso es lo que te pido hoy, cuando te digo que puedes limpiarme, esperando tus Palabras: Quiero, queda limpio.
     
  13. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes I en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Cuando a los pocos días volvió Jesús a Cafarnaún, se supo que estaba en casa. Acudieron tantos que no quedaba sitio ni a la puerta. Y les proponía la palabra. Y vinieron trayéndole un paralítico llevado entre cuatro y, como no podían presentarselo, por el gentío, abrieron un boquete y descolgaron la camilla donde yacía el paralítico. Viendo Jesús la fe que tenían, le dice al paralítico: <<Hijo, tus pecados te son perdonados>>. Unos escribas, que estaban allí sentados, pensaban para sus adentros: <<¿Por qué habla este así? Blasfema. ¿Quién puede perdonar pecados sino uno solo, Dios?>>. Jesús se dio cuenta de lo que pensaban y dijo: <<¿Por qué pensáis eso? ¿Qué es más fácil: decir al paralítico: “Tus pecados quedan perdonados”, o decir: “Levántate, toma la camilla y echa a andar”? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados -dice al paralítico- :<<Te digo: levántate, toma tu camilla y vete a tu casa>>. Se levantó, tomó inmediatamente la camilla y salió a la vista de todos. Se quedaron atónitos y daban gloria a Dios diciendo: <<Nunca hemos visto una cosa igual>>.

    1Samuel 8, 4 – 7. 10 – 22a
    Salmo 88, 16 – 19
    Marcos 2, 112
     
  14. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes I en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, hoy la frase de mayor trascendencia es la que fue escándalo para unos, estaba fuera de lugar para otros, y es para mi fuente de salvación. Hijo, tus pecados quedan perdonados. Es la Palabra de Dios que cura las parálisis del alma, infinitamente más perniciosa que la del cuerpo, aunque no lo entiendan los que solo se rigen por la razón sin la fe. Tú eres Dios, tú eres Amor. Por eso puedes y quieres perdonar mis pecados. Y, como signo inequívoco de tu divinidad, curas la parálisis que tantas veces me impide servir a los demás.
     
  15. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado I en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Jesús salió de nuevo a la orilla del mar; la gente acudía a él y les enseñaba. Al pasar vio a Leví, el de Alfeo (Mateo el Evangelista) sentado al mostrador de los impuestos y le dice: <<Sígueme>>. Se levantó y lo siguió. Sucedió que, mientras estaba él sentado a la mesa en su casa en casa de Leví, muchos publicanos y pecadores se sentaron con Jesús y sus discípulos pues eran muchos que lo seguían. Los escribas de los fariseos, al ver que comía con pecadores y publicanos, decían a sus discípulos: <<Por qué come con publicanos y pecadores?>>. Jesús lo oyó y les dijo: <<No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores>>.

    1Samuel 9, 1 – 4. 17 – 19; 10, 1a
    Salmo 20, 2 – 7
    Marcos 2, 1317
     
  16. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado I en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, te pido la gracia de que nunca me canse de pedirte perdón. Ese gesto es el principio de mi salvación. ¿A dónde podría ir cargado con el fardo de mis pecados? Me alienta ver que no tienes asco de los pecadores: a uno lo eliges para ser tu apóstol y vas a su casa a comer con sus amigotes, publicanos y pecadores. Como Mateo, quiero levantarme de mi comodidad mezquina y seguirte.
     
  17. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo II en Tiempo Ordinario
    Primera Lectura
    Samuel estaba acostado en el templo, donde estaba el arca de Dios. El Señor llamó a Samuel y él respondió: <<Aquí estoy>>. Fue corriendo a donde estaba Elí (Elí, fue un sumo sacerdote de la Etnia de Leví, predecesor de Samuel el profeta) y le dijo: : <<Aquí estoy, vengo porque me has llamado>>. Respondió Elí: <<No te he llamado vuelve a acostarte>>. Samuel volvió a acostarse. Volvió a llamar el Señor a Samuel. Él se levantó y fue a donde estaba y le dijo: <<Aquí estoy, vengo porque me has llamado>>. Respondió Elí: <<No te he llamado; vuelve a acostarte; Aún no conocía Samuel al Señor, pues no le había sido revelada la palabra del Señor. Por tercera vez llamó el Señor a Samuel y él se fue a donde estaba Elí y le dijo: <<Aquí estoy; vengo porque me has llamado>>. Elí comprendió que era el Señor quién llamaba al muchacho y dijo a Samuel: <<Anda, acuéstate; y si te llama alguien responde: Habla, Señor, que tu siervo te escucha>>. Samuel fue y se acostó en su sitio. El Señor se presentó y le llamó como antes: <<¡Samuel, Samuel!>>. Él respondió: <<Habla Señor, que tu siervo te escucha>>. Samuel crecía, y el Señor estaba con él, y ninguna de sus palabras dejó de cumplirse.

    1Samuel (Samuel es un confidente del Señor que recibe su oráculo divino y hace y presenta su intercesión con Él. Samuel se nos muestra siempre cercano al cielo y bien plantado en la tierra. Todo del Antiguo Testamento) 3, 3b – 10. 19
     
  18. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo II en Tiempo Ordinario
    Segunda Lectura
    El cuerpo no es para la formación, sino para el Señor y el Señor para el cuerpo. Dios, con su poder, resucitó al Señor y nos resucitará también a nosotros. ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? El que se une al Señor es un Espíritu con él. Huid de la fornicación. Cualquier pecado que cometa el hombre, queda fuera de su cuerpo. Pero el que fornica, peca con su propio cuerpo. ¿O es que no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo? El habita en vosotros porque lo habéis recibido de Dios. No os poseéis en propiedad, porque os han comprado pagando un precio por vosotros. Por tanto, ¡glorificad a Dios con vuestro cuerpo!

    1Corintios (Corinto era una ciudad comercial muy importante y cosmopolita. Pablo nos presenta a Jesucristo como sabiduría de Dios humanizado en la Cruz. Y aborda los problemas básicos de la Comunidad. Todo del Nuevo Testamento) 6, 13c – 15a. 17 – 20
     
  19. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo II en Tiempo Ordinario
    Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad
    Santo Evangelio
    Estaba Juan con dos de sus discípulos y fijándose en Jesús que pasaba, dice: <<Este es el Cordero de Dios>>. Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: <<¿Qué buscáis>>. Ellos le contestaron: <<Rabbí (que significa Maestro), ¿dónde vives?>>. Él les dijo:<<Venid y veréis>>. Entonces fueron, vieron donde vivía y se quedaron con él aquel día; era como la hora undécima. Andrés hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: <<Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo)>>. Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: <<Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce: Pedro)>>.

    Juan 1, 3542
     
  20. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    11.984
    Me gusta recibidos:
    1.288
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo II en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, son muchos los matices de tu encuentro con los primeros discípulos. Tan vivo tenía el anciano Juan aquel día que se acordaba exactamente de la hora: “la hora undécima” (4 de la tarde) ¿Qué buscaban Juan y Andrés? Tú se lo preguntaste y te contestaron con otra pregunta sobre donde vivías. Y te siguieron. Solo sabían de ti lo que dijo el Bautista: que eras el Cordero de Dios. Encuentro fecundo el de aquel día: los dos te llevaron a sus dos hermanos, Pedro y Santiago. ¡Hemos encontrado al Mesías! Es admirable la prontitud en seguirte, dejándolo todo: porque todo es una nadería (insignificancia) ante el encuentro del mayor tesoro: tu amistad.
     

Comparte esta página