Lo que nos dice el Señor hoy (Tiempo Ordinario)

Tema en 'Comisión General' comenzado por Carita, 10 de Mayo de 2015.

  1. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado V en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Por aquellos días, como de nuevo se había reunido mucha gente y no tenían que comer, Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: <<Me da lástima de esta gente; llevan ya tres días conmigo y no tienen que comer, y, si los despido a sus casas en ayunas, se van a desmayar por el camino. Además, algunos han venido desde lejos>>. Le replicaron sus discípulos: <<¿Y de donde se puede sacar pan, aquí, en despoblado, para que se queden satisfechos?>>. Él les preguntó: <<¿Cuántos panes tenéis?>>. Ellos contestaron: <<Siete>>. Mandó que la gente se sentara en el suelo, tomó los siete panes, pronunció la acción de gracias, los partió y se los fue dando a los discípulos para que los sirvieran. Ellos los sirvieron a la gente. Tenían también unos cuantos peces; Jesús pronunció sobre ellos la bendición, y mandó que los sirvieran también. La gente comió hasta quedar saciada y de los trozos que sobraron llenaron siete canastas; eran unos cuatro mil y los despidió; y enseguida se montó en la barca con sus discípulos y se fue a la región de Dalmanuta (muy próximo a Magdala).

    1Reyes 12, 26 – 32; 13, 33 – 34
    Salmo 105, 6 – 7. 19 – 22
    Marcos 8, 110
     
  2. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado V en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, una vez más, el evangelista subraya uno de tus más frecuentes sentimientos hacia la gente: te damos lástima. Era verdad cuando no tenían que comer, escuchándote embelesados. Y es verdad hoy, cuando buscamos saciarnos en placeres y alimentos que nos aparatan de ti. Tu amor sabe remediar nuestra hambre y nuestra sed espirituales, con la Palabra de cada día, la Eucaristía que aquel día anunciaste, y el amor que nos tienes y suscita tu lástima.
     
    A NostroMo le gusta esto.
  3. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo VI en Tiempo Ordinario
    Primera Lectura
    El Señor dijo a Moisés y a Aarón: <<Cuando alguien tenga una inflamación, una erupción o una mancha en la piel y se le produzca la lepra, será lavado ante el sacerdote Aarón o cualquiera de sus hijos sacerdotes. Se trata de un hombre con lepra y es impuro. El sacerdote lo declarará impuro de lepra en la cabeza. . El que haya sido declarado enfermo de lepra, andará harapiento y despeinado, con la barba rapada y gritando: <<¡Impuro, impuro!>>. Mientras le dure la lepra, seguirá impuro: vivirá solo y tendrá su morada fuera del campamento.

    Levítico (El Levítico es un libro ofrecido a los cristianos para alimento espiritual como palabra de Dios; nos hace ver como la complicación del hombre se resuelve en la simplicidad de Cristo y nosotros unidos a Él tienen, nuestros sacrificios, sentido y validez. Todo del Antiguo Testamento) 13, 1 – 2. 44 – 46
     
  4. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo VI en Tiempo Ordinario
    Segunda Lectura
    Cuando comáis o bebáis o hagáis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios. No deis motivos de escándalo a los judíos, ni a los griegos, ni a la Iglesia de Dios. Por mi parte, yo procuro contentar en todo a todos no buscando mi propio bien, sino el de ellos, para que todos se salven. Seguid mi ejemplo, como yo sigo el de Cristo.

    1Corintios (Pablo nos habla de la gran tradición sapiencial del Antiguo Testamento y se opone a la seducción de la filosofía pagana. El amor autentico enseñará a ceder, sometiendo la libertad cristiana, al bien del prójimo y haciéndola así consumada. Todo del Nuevo Testamento) 10, 31 – 11, 1
     
  5. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo VI en Tiempo Ordinario
    Tú eres mi refugio; me rodeas de cantos de liberación
    Santo Evangelio
    Se acerca a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: <<Si quieres, puedes limpiarme>>. Compadecido, extendió la mano y lo tocó diciendo: <<Quiero: queda limpio>>. La lepra se quitó inmediatamente y quedó limpio. Él lo despidió, encargándole severamente: <<No se lo digas a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés>>. Pero cuando se fue, empezó a pregonar bien alto y a divulgar el hecho, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en lugares solitarios; y aun así acudían a él de todas partes.

    Marcos 1, 4045
     
  6. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo VI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio​
    SEÑOR, si quieres, puedes limpiarme. A mi paso por este mundo, se me van pegando a los pies -y al corazón- el barro del mundo y sus apetencias, que son peor que la lepra. Yo quiero ser limpio de corazón, limpio de vida: no por mis fuerzas, sino por tu gracia y para tu gloria.
     
  7. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes VI en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Se presentaron los fariseos y se pusieron a discutir con Jesús para ponerlo a prueba, le pidieron un signo del cielo, Jesús dio un profundo suspiro y ijo: <<¿Por qué esta generación reclama un signo? En verdad os digo que no se le dará un signo a esta generación>>. Los dejó, se embarcó de nuevo y se fue a la otra orilla.

    Santiago 1, 1 – 11
    Salmo 118, 67 – 68. 71 – 72. 75 – 76
    Marcos 8, 1113
     
  8. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes VI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, la única institución que, después de veinte siglos de fracasos puede seguir en pie, siempre joven y renovadora, es la Iglesia. Es un milagro para quien quiera ver sin prejuicios la historia y la realidad actual: Tú estás vivo y presente en medio de tu Iglesia. ¿Y en mi vida? Si algo bueno hay en ella es tu obra en mi. El único signo que te pido, Señor, es que yo pueda dejar que modeles mi corazón a tu medida, sin poner obstáculo alguno.
     
  9. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes VI en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    A los discípulos se les olvidó llevar pan, y no tenían más que un pan en la barca. Jesús les ordenaba diciendo: <<Estad atentos, evitad la levadura de los fariseos y de herodes>>. Y discutían entre ellos sobre el hecho de que no tenían panes. Dándose cuenta, les dijo Jesús: <<¿Por qué andáis discutiendo que no tenéis pan? ¿Aún no entendéis ni comprendéis? ¿Tenéis el corazón embotado? ¿Tenéis ojos y no veis, tenéis oídos y no oís? ¿No recordáis cuantos cestos de sobras recogisteis cuando repartí cinco panes entre cinco mil?>>. Ellos contestaron : <<Doce>>. <<¿Y cuántas canastas de sobras recogisteis cuando repartí siete entre cuatro mil?>>. Le respondieron: <<Siete>>. Él les dijo: <<¿Y no acabáis de entender?>>.

    Santiago 1, 12 – 18
    Salmo 93, 12 – 15. 18 – 19
    Marcos 8, 1421
     
  10. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes VI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, tú quieres que sea levadura entre la gente que has puesto cerca de mí, pero levadura de Evangelio, levadura de la buena, que convierta mi vida y la de mis prójimos en hombres y mujeres que lleven tu nombre y tu fe a la sociedad y atraigan a los otros a ti. La levadura de los fariseos ya está bastante extendida y pervirtiendo el corazón de la masa humana. Pero yo sé que la última palabra no la tienen los fariseos ni los herodes de ayer y de hoy. La tienes tú, y para mi es la luz y la fuerza para vencer el mal y ser testigo de tu amor en el tiempo que me das.
     
  11. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles de Ceniza
    San Cirilo y San Metodio, Patronos de Europa
    Santo Evangelio
    Dijo Jesús a sus discípulos: <<Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos, de lo contrario tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no mandes tocar la trompeta ante ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles para ser honrados por la gente; en verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; asi tu limosna quedará en secreto, y tu Padre que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando oréis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vean los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará. Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas que desfiguran sus rostros para hacer ver a los hombres que ayunan. En verdad os digo que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará>>.

    Joel 2, 12 – 18
    Salmo 50, 3 – 6. 12 – 14. 17
    2Corintios 5, 20 – 6, 2
    Mateo 6, 16. 1618
     
  12. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles de Ceniza
    Reflexión del Evangelio
    CRISTO, ayuno, oración y limosna son las armas que pones en mis manos para caminar más ligero hacia la Pascua, tu triunfo definitivo sobre el pecado y la muerte. Oración, porque sin ti no puedo dar un paso recto. Ayuno, porque mi fortaleza en este tiempo de combate no es la corporal, sino la del Espíritu que domina la carne. Y doy limosna: tú nos adviertes del peligro del dinero, que intenta ocupar en mi corazón y en toda mi vida el puesto que solo corresponde a ti.
     
  13. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves de Cuaresma después de Ceniza
    Santo Evangelio
    Dijo Jesús a sus discípulos: <<El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día>>. Entonces decía a todos: <<Si alguno quiere venir en pos de mi, que se niegue a si mismo cargue con su cruz cada día y me siga. Pues el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa la salvará. ¿De qué le sirve a uno ganar el mundo entero si se pierde o se arruina a si mismo?

    Deuteronomio 30, 15 – 20
    Salmo 1, 1 – 6
    Lucas 9, 2225
     
  14. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves de Cuaresma después de Ceniza
    Reflexión del Evangelio
    CRISTO, recién iniciado el camino de la Cuaresma que nos llevará a la Pascua, nos presentas el programa de nuestra vida, para que lo aceptemos como nuestro itinerario cuaresmal: padecer mucho, ser desechado, ser ejecutado y resucitar el tercer día. Como misterios celebrativos, ahí están. Como programa de mi vida, es absolutamente imprescindible que tu Espíritu me descubra el aspecto purificador y redentor de ese padecimiento, persecución y muerte, para que los acepte convencido, con la esperanza de la resurrección.
     
  15. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes después de Ceniza
    Santo Evangelio
    Los discípulos de Juan se acercaron a Jesús, preguntándole: <<¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan?>>. Jesús les dijo: <<¿Es que pueden guardar luto los amigos del esposo, mientras el esposo está con ellos? Llegarán días en que les arrebatarán al esposo, y entonces ayunarán>>.

    Isaías 58, 1 – 9a
    Salmo 50, 3 – 6. 18 – 19
    Mateo 9, 1415
     
  16. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes después de Ceniza
    Reflexión del Evangelio
    CRISTO, es confortante lo que hoy me dices, como para dulcificar un poco el programa que ayer me planteabas: me invitas a estar a tu lado en tu boda con la humanidad, y me consideras “amigo del esposo” que eres tú.
     
  17. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado después de Ceniza
    Santo Evangelio
    Jesús vio a un publicano llamado Leví, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: <<Sígueme>>. Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió. Leví ofreció en su honor un gran banquete en su casa, y estaban a la mesa con ellos un gran número de publicanos y otros. Y murmuraban los fariseos y los escribas diciendo a los discípulos de Jesús: <<¿Cómo es que coméis y bebéis con publicanos y pecadores?>>. Jesús les respondió: <<No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores a que se conviertan>>.

    Isaías 58, 9b – 14
    Salmo 85, 1 – 6
    Lucas 5, 2732
     
  18. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado después de Ceniza
    Reflexión del Evangelio
    CRISTO, yo necesito médico: estoy enfermo; necesito escuchar tu llamada a conversión: soy pecador. Ojalá reciba tu Espíritu con toda su luz y toda su fuerza, y ante tu palabra “Sígueme”, me levante con la prontitud de Leví y te siga hasta la muerte con la fidelidad de Mateo. Con tu parada ante él, y su invitación a comer aquel mismo día en su casa, entró la salvación a su vida y cerró la puerta a otros intereses mezquinos, para vivir en adelante solo para ti. Fue el comienzo de la felicidad que durante su vida terrena, y por toda la eternidad, gozó San Mateo cerca de ti, después de haber evangelizado a la humanidad.
     
  19. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo Primero de Cuaresma
    Primera Lectura
    Dios dijo a Noé y a sus hijos: <<Yo hago un pacto con vosotros y vuestros descendientes, con todos los animales que os acompañaron: aves, ganado y fieras; con todos los que salieron del arca y ahora viven en la tierra. Hago un pacto con vosotros: el diluvio no volverá a destruir la vida, ni habrá otro diluvio que devaste la tierra>>. Y Dios añadió: <<Esta es la señal del pacto que hago con vosotros y con todo lo que vive con vosotros, para todas las edades: pondré mi arco en el cielo, como señal de mi pacto con la tierra. Cuando traiga nubes sobre la tierra, aparecerá en las nubes el arco, y recordaré mi pacto con vosotros y con todos los animales, y el diluvio no volverá a destruir a los vivientes>>.

    Génesis (Los hebreos lo llamaban “Beresit (al principio)” Después se llamó Génesis. El Primer libro del Antiguo Testamento es el Pentateuco y está formado por cinco libros y el primero es el Génesis) 9, 8 – 15
     
  20. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.589
    Me gusta recibidos:
    1.586
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo Primero de Cuaresma
    Segunda Lectura
    Cristo murió por los pecados una vez para siempre: el inocente por los culpables, para conducirnos a Dios. Como era hombre, lo mataron; pero, como poseía el Espíritu, fue devuelto a la vida. Con este Espíritu, fue a proclamar su mensaje a los espíritus encarcelados que en un tiempo habían sido rebeldes, cuando la paciencia de Dios aguardaba en tiempos de Noé, mientras se construía el arca, en la que unos pocos -ocho personas- se salvaron cruzando las aguas. Aquello fue un símbolo del bautismo que actualmente os salva: que no consiste en limpiar una suciedad corporal, sino en impetrar (pedir) de Dios una conciencia pura, por la resurrección de Cristo Jesús, Señor nuestro, que llegó al cielo, se le sometieron los ángeles, autoridades y poderes, y está a la derecha de Dios.

    1Pedro (Pedro ya anciano, se dirige a los paganos convertidos que estaban al Norte y al Este de Asia Menor. Simón Pedro nos habla que para vivir cristianamente, a veces, es necesario estar dispuestos a sufrir, como Cristo, con alegría, con esperanza y como hijos. Todo del Nuevo Testamento) 3, 18 – 22
     

Comparte esta página