Lo que nos dice el Señor hoy (Tiempo Ordinario)

Tema en 'Comisión General' comenzado por Carita, 10 de Mayo de 2015.

  1. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles XXX en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Jesús pasaba por ciudades y aldeas enseñando y se encaminaba hacia Jerusalén. Uno le preguntó: <<Señor, ¿son pocos los que se salvan?>>. Jesús les dijo: <<Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, pues os digo que muchos intentarán entrar y no podrán. Cuando el amo de la casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fuera y llamaréis a la puerta diciendo: “Señor, ábrenos”; pero él os dirá: “No sé quienes sois”. Entonces comenzaréis a decir: “Hemos comido y bebido contigo, y tú has enseñado en nuestras plazas”. Pero él os dirá: “No sé de donde sois. Alejaos de mi todos los que obráis la iniquidad (la maldad y la grande injusticia)”. Allí será el llanto y el rechinar de dientes cuando veáis a Abrahán, a Isaac y a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, pero vosotros os veáis arrojados fuera. Y vendrán de oriente y occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Mirad: hay últimos que serán primeros y primeros que serán últimos>>.

    Efesios 6, 1 – 9
    Salmo 144, 10 – 14
    Lucas 13, 2230
     
  2. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles XXX en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, cuando veas que ando por el ancho camino que va a la ruina, empújame por la puerta estrecha que lleva a la vida. Pongo mi vida y mi libertad en tus manos. ¡Que jamás escuche de tus labios que no me conoces, que me aleje de ti, que soy un malvado! No importa que sea el último en tu reino, con tal de estar contigo ahora y por siempre.
     
  3. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves XXX en Tiempo Ordinario
    Solemnidad de Todos los Santos
    Santo Evangelio
    Al ver Jesús el gentío, subió al monte, se sentó, se acercaron sus discípulos; y, abriendo la boca, les enseñaba diciendo: Bienaventurados los pobres en el espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos quedarán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo>>.

    Apocalipsis 7, 2 – 4. 9 – 14
    Salmo 23, 1 – 6
    1Juan 3, 1 – 3
    Mateo 5, 112a
     
  4. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves XXX en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, la gran asamblea de todos los santos viene hoy a testimoniar la verdad de las bienaventuranzas: fueron dichosos en la tierra, en medio del sufrimiento; y son plenamente felices en el cielo. ¡Tú me llamas a ser santo, porque quieres que sea feliz, en esta vida -con persecuciones- y junto a ti por toda la eternidad, sin mancha ni arruga! Que un día me cuente entre los santos: que comparta con ellos su gloria, como en esta vida comparto su fe.
     
  5. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes XXX en Tiempo Ordinario
    Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos
    Santo Evangelio
    Dijo Jesús a sus discípulos: <<Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino>>. Tomás le dice: <<Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?>>. Jesús le responde: <<Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí>>.

    Lamentaciones 3, 17 – 26
    Salmo 129, 1 – 8
    Romanos 6, 3 – 9
    Juan 14, 16
     
  6. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes XXX en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, la muerte nos llegará a todos. Pero para quienes te aclamamos como Camino, Verdad y Vida, la tristeza de la muerte se trueca (se cambia) en esperanza de ir a una de las muchas estancias que nos has preparado en la casa del Padre. “¡Al cielo, al cielo, al cielo quiero ir!” cantaba en la catequesis de niño. Hoy te pido que me concedas una muerte consciente, sabiendo que me has preparado un sitio en la casa del Padre, para que yo esté contigo toda la eternidad celestial. Y que junto a ti encuentre a mis padres, hermanos y familiares difuntos, y a tantos muertos, las almas del purgatorio, por quienes nadie en particular te pide: ¡Dales, Señor, el descanso eterno, y brille para ellos la luz perpetua!
     
  7. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXX en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos lo estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les decía una parábola: <<Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y venga el que os convidó a ti y al otro y te diga: “Cédele el puesto a este”. Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba”. Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido>>.

    Filipenses 1, 18b – 26
    Salmo 41, 2 – 3. 5
    Lucas 14, 1. 711
     
  8. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXX en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, tengo muchos motivos para humillarme, sabiendo que soy un pecador y que “un corazón quebrantado y humillado tú no lo desprecias”. La humildad no era una palabra vacía en el servicial hermano dominico San Martín de Porres. Nadie como él estaba siempre dispuesto a ver en los demás tu rostro y servirte en ellos. Sin hacer ruido. Aun cuando le insultaban, a causa de su familia o el color de su piel, respondía con una sonrisa. Fray Martín de Porres se humilló y lo has enaltecido.
     
  9. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXXI en Tiempo Ordinario
    Primera Lectura
    Habló Moisés al pueblo, diciendo: <<Teme al Señor, tu Dios, guardando todos los mandatos y preceptos que te manda, tú, tus hijos y tus nietos, mientras viváis; así prolongarás tu vida. Escúchalo Israel, y ponlo por obra para que te vaya bien y crezcas en número. Ya te dijo el Señor Dios de tus padres: “Eres una tierra que mana leche y miel”. Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es solamente uno. Amarás al Señor tu Dios con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas. Las palabras que yo te digo quedarán en tu memoria>>.

    Deuteronomio (Deuteronomio es el quinto, el último libro del Pentateuco que es el primero de los Libros Históricos. El Deuteronomio es un libro de gran riqueza teológica deseando enseñar al pueblo la Fidelidad a Dios. Todo del Antiguo Testamento) 6, 2 – 6
     
  10. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXXI en Tiempo Ordinario
    Segunda Lectura
    Ha habido multitud de sacerdotes del Antiguo Testamento, porque la muerte les impedía permanecer; en cambio este, como permanece para siempre, tiene el sacerdocio que no pasa. De ahí que pueda salvar definitivamente a los que se acercan a Dios por medio de él, pues vive siempre para interceder a favor de ellos. Y tal convenía que fuese nuestro sumo sacerdote: santo, inocente, sin mancha, separado de los pecadores y encumbrado (engrandecido) sobre el cielo. Él no necesita ofrecer sacrificios cada día como los sumos sacerdotes, que ofrecían primero por los propios pecados, después por los del pueblo, porque lo hizo de una vez para siempre, ofreciéndose a si mismo. En efecto, la Ley hace sumos sacerdotes a hombres llenos de debilidades. En cambio, la palabra del juramento, posterior a la ley, consagra al Hijo, perfecto para siempre.

    Hebreos (Hebreos es la cuarta de las Cartas Pastorales de las cuatro que la forman. Hebreos nos habla de Jesucristo, el Hijo de Dios, que se hace Hermano de los hombres y es el gran mediador dándonos un nuevo sentido, profundo y alto a la institución sacerdotal uniendo el creyente a Dios y a los hermanos. Todo del Nuevo Testamento) 7, 23 – 28
     
  11. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXXI en Tiempo Ordinario
    Yo te amo, Señor, tú eres mi fortaleza
    Santo Evangelio
    Un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: <<¿Qué mandamiento es el primero de todos?>>. Respondió Jesús: <<El primero es: “Escucha, Israel: el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser”. El segundo es este: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay mandamiento mayor que estos>>. El escriba replicó: <<Muy bien, Maestro, sin duda tienes razón cuando dices que el Señor es uno solo y no hay otro fuera de él; y que amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser, y amar al prójimo como a uno mismo vale más que todos los holocaustos y sacrificios>>. Jesús, viendo que había respondido sensatamente, le dijo: <<No estás lejos del reino de Dios>>. Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.

    Marcos 12, 28b34
     
  12. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXXI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, con las palabras “Escucha, Israel”, que preceden al mandamiento del amor, me indicas cual ha de ser mi actitud ante tu Palabra de vida: escuchar, meditar, guardar en el corazón. Y hacer de mi vida un ejercicio alegre y prolongado de amor: amor a ti sobre todas las cosas, y al prójimo. Porque “obras son amores” y tú sabes que quiero amarte sobre todo, más que a mi mismo.
     
  13. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes XXXI en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Dijo Jesús a uno de los principales fariseos que lo había invitado: <<Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; y serás bienaventurado, porque no pueden pagarte; te pagarán en la resurrección de los justos>>.

    Filipenses 2, 1 – 4
    Salmo 130, 1 – 3
    Lucas 14, 1214
     
  14. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes XXXI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, los pobres y discapacitados solo son acogidos por quienes tienen amor cristiano. El mundo los desprecia y los margina. Pero para ti son tus preferidos, en quienes estás vivo para ser amado y atendido. ¿Te veo en ellos como te vieron tantos santos y santas que dedicaron su vida a servirte en los niños sin familia y en los ancianos abandonados o enfermos? No siempre fue fácil: necesito ojos nuevos para verte, y la fortaleza de tu Espíritu para servirles con cariño y lograr que su cruz les pese menos. En ti confío.
     
  15. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes XXXI en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Uno de los comensales dijo a Jesús: <<¡Bienaventurado el que coma en el reino de Dios!>>. Jesús le contestó: <<Un hombre daba un gran banquete y convidó a mucha gente; a la hora del banquete mandó a su criado a avisar a los convidados: “Venid, que ya está preparado”. Pero todos empezaron a excusarse. El primero le dijo: “He comprado un campo y tengo que ir a verlo. Dispénsame, por favor”. Otro dijo: “He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas. Dispénsame, por favor”. Otro dijo: “Me acabo de casar y, por ello, no puedo ir”. El criado volvió a contárselo a su señor. Entonces el dueño de casa, indignado dijo a su criado: “Sal aprisa a las plazas y calles de la ciudad y tráete aquí a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos”. El criado dijo: “Señor, se ha hecho lo que mandaste, y todavía queda sitio”. Entonces el señor dijo al criado: “Sal por los caminos y senderos e insísteles hasta que entren y se llene la casa”. Y os digo que ninguno de aquellos convidados probará mi banquete>>.

    Filipenses 2, 5 – 11
    Salmo 21, 26 – 32
    Lucas 14, 1524
     
  16. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes XXXI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, qué ceguera la de quienes no ven en tu invitación a seguirte más que el lado penitencial y un poco tristón. ¡Pero tu invitación es a celebrar contigo el banquete de la vida! Sin embargo, cualquier excusa parece buena para despreciar tu maravillosa invitación. Si estoy dispuesto a seguirte llevando mi cruz, ¿cómo rechazar tu invitación al gozo de la fiesta?, ¿por qué no acudo a la Eucaristía -diaria o semanal- como a la fiesta mejor?
     
  17. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles XXXI en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Mucha gente acompañaba a Jesús; él se volvió y les dijo: <<Si alguno viene a mi y no pospone a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, e incluso a si mismo, no puede ser discípulo mío. Quien no carga con su cruz y viene en pos de mí no puede ser discípulo mío. Así, ¿quién de vosotros si quiere construir una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, a ver si tiene para terminarla? No sea que, si echa los cimientos y no puede acabarla, se pongan a burlarse de él los que miran, diciendo: “Este hombre empezó a construir y no ha sido capaz de acabar”. ¿O qué rey, si va a dar la batalla a otro rey, no se sienta primero a deliberar si, con diez mil hombres, podrá salir al paso del que le ataca con veinte mil? Y si no, cuando el otro está todavía lejos, envía legados para pedir condiciones de paz. Lo mismo vosotros: el que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío>>.

    Filipenses 2, 12 – 18
    Salmo 26, 1. 4. 13 – 14
    Lucas 14, 2523
     
  18. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes XXXI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, ha habido en la historia de la Iglesia muchos cristianos, santos, que renunciaron a todo para seguirte y para servirte, también a ti, en los hermanos más necesitados. Son los que experimentaron que “más vale dar que recibir”, y se dieron. Y los que respondieron con toda su vida al interrogante: “¿Para qué vale la vida sino para darla?”. La dieron y alcanzaron, ya en la tierra, una paz y una felicidad que jamás podrá dar el mundo. Y yo, ¿qué espero para decidirme a posponerlo todo y llevar mi cruz detrás de ti, mi único Dios?
     
  19. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves XXXI en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Solían acercarse a Jesús todos los publicanos y los pecadores a escucharlo. Y los fariseos y los escribas murmuraban diciendo: <<Ese acoge a los pecadores y come con ellos>>. Jesús les dijo esta parábola: <<¿Quién de vosotros que tiene cien ovejas y pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va tras la descarriada hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, se la carga sobre los hombros, muy contento; y, al llegar a casa, reúne a los amigos y a los vecinos para decirles: “¡Alegraos conmigo! he encontrado la oveja que se me había perdido”. Os digo que así también habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse. O ¿qué mujer que tiene diez monedas si se le pierde una, no enciende una lámpara y barre la casa y busca con cuidado, hasta que la encuentra? Y, cuando la encuentra, reúne a las amigas y a las vecinas y les dice: “¡Alegraos conmigo!, he encontrado la moneda que se me había perdido”. Os digo que la misma alegría tendrán los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierta>>.

    Filipenses 3, 3 – 8a
    Salmo 104, 2 – 7
    Lucas 15, 110
     
  20. Benedetto

    Benedetto Nazareno del décimo sexto tramo

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    12.916
    Me gusta recibidos:
    1.785
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves XXXI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, hablas de conversión, me invitas a convertirme, hoy y cada día. ¡Cómo celebras que los pecadores como yo demos la espalda al pecado y encaminemos nuestros pasos hacia el Padre, a tu lado! A nadie excluye de su corazón, por muy pecador que sea. Pero yo no puedo convertirme, volver a ti, si tú no tomas la iniciativa: “Hazme volver a ti, Señor, y volveré” (Lamentaciones 5, 21).
     

Comparte esta página