Lo que nos dice el Señor hoy (Tiempo Ordinario)

Tema en 'Comisión General' comenzado por Carita, 10 de Mayo de 2015.

  1. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Lunes 7 de enero. Feria de Navidad

    Lectura del santo evangelio según san Mateo (4,12-17.23-25):

    En aquel tiempo, al enterarse Jesús de que habían arrestado a Juan se retiró a Galilea. Dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, junto al lago, en el territorio de Zabulón y Neftalí. Así se cumplió lo que había dicho el profeta Isaías: «País de Zabulón y país de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles. El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitaban en tierra y sombras de muerte, una luz les brilló.»
    Entonces comenzó Jesús a predicar diciendo: «Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos.»
    Recorría toda Galilea, enseñando en las sinagogas y proclamando el Evangelio del reino, curando las enfermedades y dolencias del pueblo. Su fama se extendió por toda Siria y le traían todos los enfermos aquejados de toda clase de enfermedades y dolores, endemoniados, lunáticos y paralíticos. Y él los curaba. Y le seguían multitudes venidas de Galilea, Decápolis, Jerusalén, Judea y Trasjordania.

    Palabra del Señor


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  2. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Reflexión de la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda:
    https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/comentario-homilia/hoy

    Queridos hermanos, paz y bien.

    Seguimos el camino de la Navidad hacia el Bautismo de Jesús. Y lo hacemos acompañados de una Palabra que sigue confrontándonos con nosotros mismos. Se trata de decir y de hacer. De decir que somos de los de Jesús, de los que creen que vino al mundo para encarnarse, “acampó entre nosotros”, de los de Dios. Y, como nos recuerda la primera lectura, guardamos sus mandamientos, en especial, el Mandamiento del Amor.

    Sabemos que no es fácil. Tenemos muchas “enfermedades y dolencias” que nos no dejan cumplir con nuestras obligaciones. Y, además, hay muchos “falsos profetas” que hablan de cosas más atractivas para nuestros pobres oídos. Es difícil no seguir las modas, hacer lo que hacen todos, vivir como viven muchos.

    Por eso, debemos pedir continuamente a Dios que nos dé el espíritu de discernimiento, para saber qué hacer y cómo hacerlo. Hay decisiones intrascendentes, como elegir un vestido u otro, o decidir el menú de la comida. Pero en lo que se refiere al amor, la cosa se complica. Decidir a quién amamos y a quién no. A qué personas ayudamos y a quién no. Con quién nos relacionamos y con quién no. Somos señores de nuestra vida.

    Y se nos olvida que hay mucha gente que vive en tinieblas, que no sabe que es posible ser feliz en medio de los problemas, que ha perdido por completo la esperanza. Y debería darnos vergüenza tener el mayor de los regalos, al mismo Hijo de Dios con nosotros, y no ser capaces de compartirlo. O compartirlo con los más próximos, o con los que ya lo conocen.

    Conviene revisar siempre el estado de nuestra capacidad de amar. Ver cómo es de grande el círculo de nuestras relaciones, y a quién tenemos en la “lista negra”, esos que ya están perdidos, con los que no nos dignamos. Jesús predicaba en las sinagogas, y no distinguía entre amigos y enemigos. Si somos de los de Dios, hay que abrir el grifo del amor, y derramar esa agua viva entre los sedientos. “Tú eres del mundo la luz; tú eres del mundo la sal”, decía hace años una canción. Que se note.

    Vuestro hermano en la fe,
    Alejandro, C. M. F.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  3. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Martes 8 de enero. Feria de Navidad.

    Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (4,7-10):

    Amémonos unos a otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios envió al mundo a su Hijo único, para que vivamos por medio de él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y nos envió a su Hijo como víctima de propiciación para nuestros pecados.

    Palabra De Dios


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  4. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Martes, 8 de enero. Feria de Navidad

    Lectura del santo evangelio según san Marcos (6,34-44):

    En aquel tiempo, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.
    Cuando se hizo tarde se acercaron sus discípulos a decirle: «Estamos en despoblado, y ya es muy tarde. Despídelos, que vayan a los cortijos y aldeas de alrededor y se compren de comer.»
    Él les replicó: «Dadles vosotros de comer.»
    Ellos le preguntaron: «¿Vamos a ir a comprar doscientos denarios de pan para darles de comer?»
    Él les dijo: «¿Cuántos panes tenéis? Id a ver.»
    Cuando lo averiguaron le dijeron: «Cinco, y dos peces.»
    Él les mandó que hicieran recostarse a la gente sobre la hierba en grupos. Ellos se acomodaron por grupos de ciento y de cincuenta. Y tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición, partió los panes y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran. Y repartió entre todos los dos peces. Comieron todos y se saciaron, y recogieron las sobras: doce cestos de pan y de peces. Los que comieron eran cinco mil hombres.

    Palabra del Señor


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  5. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Reflexión de la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda:

    https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/comentario-homilia/hoy

    Queridos hermanos, paz y bien.

    Sigue el discurso del amor que escuchábamos ayer. Se ve que cuesta entrar en esa dinámica, y hay que dar martillazo tras martillazo para remachar el mensaje. Y seguimos en la dinámica de “decir + hacer”. Si se habla de amor cristiano, se debe traducir en obras. “Dadles vosotros de comer”. Seguramente los Discípulos pusieron cara de “pero qué nos estás contando, Maestro”. Es posible que ellos también tuvieran lástima de la gente, como Jesús. Pero les faltó la segunda parte, el poner medidas, actuar, obrar, moverse. Es necesaria la intervención de Jesús, para que todo se arregle. Comieron hasta saciarse, y sobraron doce cestos. Con Dios hay de todo, para todos.

    Nosotros solemos ser, por lo general, empáticos. Nos entristece el sufrimiento ajeno, sobre todo el de los niños y ancianos. Vemos la tele, oímos la radio y las catástrofes naturales nos ayudan a abrir el monedero y hacer algún donativo. Se trata de seguir en esa línea. Y no nos olvidemos de los que sufren cerca de nuestra casa. Que sepamos salir hacia los que nos necesitan.

    Con las palabras de un himno de laudes de este tiempo de Navidad:

    Poner paz en tanta guerra,
    calor donde hay tanto frío,
    ser de todos lo que es mío,
    plantar un cielo en la tierra.

    ¡Qué misión de escalofrío
    la que Dios nos confió!
    ¡Quién lo hiciera y fuera yo!

    Amén.

    Vuestro hermano en la fe,
    Alejandro, C. M. F.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
    A edolado le gusta esto.
  6. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Lecturas de hoy 9 de Enero. Feria de Navidad

    Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (4,11-18):


    Si Dios nos amó de esta manera, también nosotros debemos amarnos unos a otros. A Dios nadie lo ha visto nunca. Si nos amarnos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud. En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros: en que nos ha dado de su Espíritu. Y nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió a su Hijo para ser Salvador del mundo. Quien confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. Y nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios, y Dios en él. En esto ha llegado el amor a su plenitud con nosotros: en que tengamos confianza en el día del juicio, pues como él es, así somos nosotros en este mundo. No hay temor en el amor, sino que el amor perfecto expulsa el temor, porque el temor mira el castigo; quien teme no ha llegado a la plenitud en el amor.

    Palabra de Dios


    Sal 71,1-2.10-11.12-13
     
  7. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Lecturas de hoy 9 de Enero. Feria de Navidad

    Lectura del santo evangelio según San Marcos (6,45-52):


    Después que se saciaron los cinco mil hombres, Jesús en seguida apremió a los discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran hacia la orilla de Betsaida, mientras él despedía a la gente. Y después de despedirse de ellos, se retiró al monte a orar. Llegada la noche, la barca estaba en mitad del lago, y Jesús, solo, en tierra. Viendo el trabajo con que remaban, porque tenían viento contrario, a eso de la madrugada, va hacia ellos andando sobre el lago, e hizo ademán de pasar de largo. Ellos, viéndolo andar sobre el lago, pensaron que era un fantasma y dieron un grito, porque al verlo se habían sobresaltado.
    Pero él les dirige en seguida la palabra y les dice: «Ánimo, soy yo, no tengáis miedo.»
    Entró en la barca con ellos, y amainó el viento. Ellos estaban en el colmo del estupor, pues no habían comprendido lo de los panes, porque eran torpes para entender.

    Palabra del Señor
     
  8. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Reflexión de la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda:
    https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/comentario-homilia/hoy

    Queridos amigos, paz y bien.

    “No tengáis miedo”. Qué suerte tener un Dios que se preocupa tanto de nosotros. Que nos anima a confiar en Él. A seguirle. A entregarnos a Él.

    Pero sigue habiendo muchas dudas. Seguimos teniendo miedo, o miedos. Es que a Dios no siempre se le ve. Hay muchas tormentas en nuestra vida. Algunas veces, de camino a Apatity (a 180 kilómetros de Múrmansk), para celebrar la Eucaristía con un grupito de fieles, nos envuelve la niebla, o la nieve. Se ve muy poco. Y hay que confiar y seguir hacia delante, para llevar a esa gente la Buena Nueva.

    Otras veces está el miedo al “qué dirán”. Nos falta coraje para decir que somos creyentes, que intentamos vivir los conforme a los Mandamientos, porque quizá puedan pensar que somos “raros”. Y nos callamos cuando alguien ataca a la Iglesia, o hacemos cosas que sabemos que no tenemos que hacer.

    Es que a Dios no lo ha visto nadie. Y es difícil fiarse de alguien a quien no ves. Aunque sea alguien que te ama tanto que envió a su Hijo a este mundo, para que pudiéramos ver su rostro. Por puro amor. Y hoy san Juan nos da otra clave para nuestra vida espiritual: “No hay temor en el amor, sino que el amor perfecto expulsa el temor, porque el temor mira el castigo; quien teme no ha llegado a la plenitud en el amor.”

    Cuando hay amor, no hay miedo. Es la imagen del niño al que sus padres lanzan al aire, y sabe que le van a recoger. Por eso se ríe, y le gusta, y pide que lo repitan. Dios a veces también nos lanza a lo alto. Y con los ojos cerrados, aceptamos su voluntad, porque le amamos. Es la experiencia de la Virgen María. Es la experiencia de san José. Es lo que sintieron tantos y tantos fundadores a lo largo de la historia.

    El mismo Jesús viene a nuestro encuentro, para que podamos seguir remando. Lo hace en su Palabra, en los sacramentos, en la oración personal, en la Lectio Divina comunitaria… Basta con abrir el corazón, para que Él lo ocupe. ¿Te atreves?

    Vuestro hermano en la fe,
    Alejandro, C. M. F.
     
    A edolado le gusta esto.
  9. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Jueves 10 de enero. Feria de Navidad.

    Primera lectura
    Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (4,19–5,4):

    Nosotros amamos a Dios, porque él nos amó primero. Si alguno dice: «Amo a Dios», y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve. Y hemos recibido de él este mandamiento: Quien ama a Dios, ame también a su hermano. Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios; y todo el que ama a Dios que da el ser ama también al que ha nacido de él, En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios: si amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos. Pues en esto consiste el amor de Dios: en que guardemos sus mandamientos. Y sus mandamientos no, son pesados, pues todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo. Y lo que ha conseguido la victoria sobre el mundo es nuestra fe.

    Palabra De Dios

    Sal 71,1-2.14.15bc.17


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  10. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Jueves 10 de enero. Feria de Navidad.

    Lectura del santo evangelio según San Lucas (4,14-22a):

    En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas, y todos lo alababan. Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor.» Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él.
    Y él se puso a decirles: «Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.» Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios.

    Palabra del Señor


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  11. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Reflexión de la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda:

    https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/comentario-homilia/hoy

    Queridos hermanos, paz y bien.

    La escena del Evangelio de hoy es casi cinematográfica. Casi me puedo imaginar la cámara yendo del rostro de Jesús, mientras lee, al de los oyentes, al escuchar esas palabras de esperanza. No debía ser fácil vivir en tiempos de Jesús. Por lo menos, para la gente sencilla, sin mucho futuro, pensando solo en cómo llegar al día de mañana. Y, de repente, aparece Él, diciendo: «Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír.»

    Y no es una escritura cualquiera. Es una escritura que habla de liberación, de salud, de esperanza. Palabras útiles hace 2000 años, y palabras que nos pueden servir a nosotros hoy, también. Porque los tiempos cambian, pero las necesidades de la persona no tanto. Sentirse querido, respetado, libre. ¿Quién no quiere tener esas sensaciones?

    El mundo en el que vivimos habla mucho de libertad, pero no siempre la entiende como debe. Habla mucho de paz y amor, pero generalmente son vivencias a corto plazo. Y, muchas veces, cargadas de utilitarismo. Estoy contigo mientras “yo” esté bien. Lo importante soy yo. Y mucha gente vive intentando ser libre, pero sintiéndose esclavizada.

    Es Jesús el que nos anuncia el año de gracia del Señor. Y lo hace sin menoscabar la libertad de la persona. Propone, no impone, asombra, no avasalla, deja vivir, no obliga. Nosotros hemos aceptado ese mensaje, esa gracia que el Señor regala a los que se dejan interpelar. Y, con la gracias, comienza la misión. Porque “quién ama a Dios, ame a su hermano”.

    Tenemos que hacer entender a los que no lo saben que Dios es la Libertad con mayúscula, la Salud, la Paz. El niño Jesús, a quien hace poco celebrábamos, es la muestra de que Dios está con nosotros, cuando anunciamos al mundo ese mensaje de liberación. Que seamos capaces de seguir anunciando a todos la Buena Nueva.

    Vuestro hermano en la fe,
    Alejandro, C. M. F.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
    A edolado le gusta esto.
  12. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Viernes 11 de enero. Feria de Navidad.

    Lectura de la primera carta del apóstol san Juan (5,5-13):

    ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? Éste es el que vino con agua y con sangre: Jesucristo. No sólo con agua, sino con agua y con sangre; y el Espíritu es quien da testimonio, porque el Espíritu es la verdad. Porque tres son los testigos: el Espíritu, el agua y la sangre, y los tres están de acuerdo. Si aceptamos el testimonio humano, más fuerza tiene el testimonio de Dios. Éste es el testimonio de Dios, un testimonio acerca de su Hijo. El que cree en el Hijo de Dios tiene dentro el testimonio. Quien no cree a Dios le hace mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. Y éste es el testimonio: Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo. Quien tiene al Hijo tiene la vida, quien no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Os he escrito estas cosas a los que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que os deis cuenta de que tenéis vida eterna.

    Palabra De Dios

    Sal 147,12-13.14-15.19-20


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  13. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Viernes 11 de enero. Feria de Navidad.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas (5,12-16):

    Una vez, estando Jesús en un pueblo, se presentó un hombre lleno de lepra; al ver a Jesús cayó rostro a tierra y le suplicó: «Señor, si quieres puedes limpiarme.»
    Y Jesús extendió la mano y lo tocó diciendo: «Quiero, queda limpio.» Y en seguida le dejó la lepra.
    Jesús le recomendó que no lo dijera a nadie, y añadió: «Ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés para que les conste.»
    Se hablaba de él cada vez más, y acudía mucha gente a oírle y a que los curara de sus enfermedades. Pero él solía retirarse a despoblado para orar.

    Palabra del Señor



    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  14. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del duodécimo tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    608
    Me gusta recibidos:
    512
    Puntos de trofeos:
    93
    Reflexión de la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda:

    https://www.ciudadredonda.org/calendario-lecturas/evangelio-del-dia/comentario-homilia/hoy
    Queridos amigos, paz y bien.

    “Si quieres, puedes limpiarme”. ¡Cuánta fe en esas palabras! Ya me gustaría a mí tener esa fe. No es posible imagina el sufrimiento de los leprosos. Hoy en día la lepra sigue siendo una enfermedad que produce rechazo. Hay medicamentos que retardan sus devastadores efectos, pero no están al alcance de todos.

    En la época de Jesús, la lepra era mucho peor, porque se creía un castigo de Dios. Se sumaban varios rechazos: el de la familia, el de la comunidad, el del templo… Eran impuros a todos los niveles. Quizá por eso la petición que hace el leproso a Jesús suena tan dramática, tan llena de confianza y a la vez tan desesperada.

    Cuando Jesús cura al leproso, le da mucho más que la salud. Le reintegra a la sociedad, le permite volver a la familia, a la sociedad, la posibilidad de volver a dar gloria a Dios en el templo.

    Sabemos que lo que leemos en el Evangelio no ha sido recogido para leerlo y ya. Se trata de pasar a la acción (Iglesia en salida, en palabras del Papa Francisco). Se trata de acercarnos a los leprosos de nuestro tiempo. Hay muchos enfermos, víctimas de la violencia y de la guerra, personas mayores, solitarios… Jesús quiere curarlos a través de nuestra acción. También hoy los seguidores de Jesús se ocupan de los leprosos, de los que padecen sida, de los enfermos a quienes nadie quiere cuidar. Al obrar de este modo, restauran la dignidad incomparable de los hijos de Dios. Dignidad que nadie ni nada puede arrebatarles porque en sus enfermedades y miserias es el mismo Dios quien reclama nuestra solidaridad y nuestro amor.

    Por cierto, como Jesús, que no se nos olvide orar, para poder hacer esto. Sin oración, no hay nada que hacer.

    Vuestro hermano en la fe,
    Alejandro, C. M. F.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  15. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.056
    Me gusta recibidos:
    1.925
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado después del Domingo de Epifanía
    Santo Evangelio
    Fue Jesús con sus discípulos a Judea, se quedó allí con ellos y bautizaba. También Juan estaba bautizando en Enón, cerca de Salín (en el Valle del Jordán) porque había allí agua abundante; la gente acudía y se bautizaba. A Juan todavía no lo habían metido en la cárcel. Se originó entonces una discusión entre un judío y los discípulos de Juan acerca de la purificación; ellos fueron a Juan y le dijeron: <<Rabí, el que estaba contigo en la otra orilla del Jordán, de quien tú has dado testimonio ese está bautizando, y todo el mundo acude a él>>. Contestó Juan: <<Nadie puede tomarse algo para si, si no se lo dan desde el cielo. Vosotros mismos sois testigos de que yo dije: “Yo no soy el Mesías, sino que me han enviado delante de él”. El esposo, que asiste y lo oye, se alegra con la voz del esposo; pues esta alegría mía está colmada. Él tiene que crecer y yo tengo que menguar>>.

    1Juan 5, 14 – 21
    Salmo 149, 1 – 6. 9
    Juan 3, 2236
     
  16. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.056
    Me gusta recibidos:
    1.925
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado después del Domingo de Epifanía
    Reflexión del Evangelio
    JESÚS, es admirable, y siempre consecuente, la actitud de Juan. Sabe cual es su puesto y cual es el tuyo: él acepta ir desapareciendo para que todos veamos en ti al único Salvador. Quiero aceptarte como mi Señor: servirte a ti es reinar.
     
    A mortadeelo le gusta esto.
  17. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.056
    Me gusta recibidos:
    1.925
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo último en Tiempo de Navidad
    Primera Lectura
    Esto dice el Señor: Mirad a mi siervo, a quien sostengo; mi elegido, en quien me complazco. He puesto mi espíritu sobre él, manifestará la justicia a las naciones. No gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, la mecha vacilante no la apagará. Manifestará la justicia con verdad. No vacilará ni se quebrará hasta implantar la justicia en el país. En su ley esperan las islas. Yo, el Señor, te he llamado en mi justicia, te tomé de la mano, te formé e hice de ti alianza de un pueblo y luz de las naciones, para que abras los ojos de los ciegos, saques a los cautivos de la cárcel, de la prisión a los que habitan en tinieblas.

    Isaías (Isaías es el primero de los seis que forman Los Libros Proféticos. Isaías subraya la Santidad de Dios y resalta en la exigencia de vivir en la fe. Todo del Antiguo Testamento) 42, 1 – 4. 6 – 7
     
  18. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.056
    Me gusta recibidos:
    1.925
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo último en Tiempo de navidad
    Segunda Lectura
    Pedro tomó la palabra y dijo: <<Ahora comprendo con toda verdad que Dios no hace acepción (favoritismos) de personas, sino que acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea. Envió su palabra a los hijos de Israel anunciando la Buena Nueva de la paz que traería Jesucristo, el Señor de todos. Vosotros conocéis lo que sucedió en toda Judea, comenzando por Galilea, después del bautismo que predicó Juan. Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a los oprimidos por el diablo; porque Dios estaba con él>>.

    Hechos de los Apóstoles (Es una obra única de gran valor histórico considerado como el quinto Evangelio. Es la fundación de la Iglesia primitiva y sus comienzos. Todo del Nuevo Testamento) Todo del Nuevo Testamento) 10, 34 – 38
     
  19. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.056
    Me gusta recibidos:
    1.925
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo último en Tiempo de Navidad
    Fiesta del Bautismo del Señor
    El Señor bendice a su pueblo con la paz
    Santo Evangelio
    Como el pueblo estaba expectante, y todos se preguntaban en su interior sobre Juan si no sería el Mesías, Juan le respondió dirigiéndose a todos: <<Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, a quien no merezco desatarle la correa de su sandalia. Él os bautizará con Espíritu Santo y Fuego>>. Y sucedió que, cuando todo el pueblo era bautizado, también Jesús fue bautizado; y, mientras oraba, se abrieron los cielos, bajó el Espíritu Santo sobre él con apariencia corporal semejante a una paloma y vino una voz del cielo: <<Tú eres mi Hijo, el amado: en ti me complazco>>.

    Lucas 3, 1516. 2122
     
  20. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.056
    Me gusta recibidos:
    1.925
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo último en Tiempo de Navidad
    Reflexión del Evangelio
    JESÚS, tú vas en la fila de los que acuden a bautizarse, como un pecador más que busca su purificación: estás asumiendo mi lugar, porque soy yo el pecador necesitado de perdón, y tú eres el único Justo. Gracias, Jesús, por tu Bautismo y por mi Bautismo, en el que recibí de tu generosidad mi mayor tesoro: la fe.
     

Comparte esta página