Lo que nos dice el Señor hoy (Tiempo Ordinario)

Tema en 'Comisión General' comenzado por Carita, 10 de Mayo de 2015.

  1. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Reflexión sobre la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda.

    Queridos hermanos:

    En nuestros días la luz está al alcance de la mano. Alargamos la mano, damos un botón y ya está, la sala iluminada. Hemos superado tantas fronteras, tantos obstáculos de la naturaleza gracias nuestro ingenuo que nos hemos creído que somos capaces de casi todo por nosotros mismos.

    Pero el Evangelio no nos habla de esta luz producto de la técnica, sino de otra luz, y de esa nos falta tanto… esa luz que es capaz de dar alegría, esperanza, ilusión por la vida, esa luz que hace que la luchas, los esfuerzos, los sacrificios merezcan la pena. Es la luz de Jesús que ha venido a iluminar el mundo para que veamos la Verdad de todas las cosas.

    Pero lo que de verdad inquieta del evangelio de hoy es el final: “al que tiene se le dará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo poco que cree tener”, porque ¿no será que creemos que vemos tanto, que no veamos nada? ¿No será que estamos ciegos creyendo que vemos?

    Necesitamos más humildad para reconocer nuestra ceguera, para reconocer el “misterio” que es nuestra vida y la de los demás, más humildad para acoger la única luz capaz de iluminar nuestro corazón.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  2. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Martes 24 de septiembre. Martes de la XV semana del Tiempo Ordinario.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas (8,19-21):

    En aquel tiempo, vinieron a ver a Jesús su madre y sus hermanos, pero con el gentío no lograban llegar hasta él.
    Entonces lo avisaron: «Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte.»
    Él les contestó: «Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra.»

    Palabra del Señor
     
  3. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Reflexión sobre la palabra publicada en la web Ciudad Redonda.

    Queridos hermanos:

    Estaba Jesús hablando cuando se presentó alguien con la noticia de que si familia estaba afuera esperándole, porque el gentío era tan grande que no podían llegar hasta él. Jesús, no sólo no sale sino que responde: "Mi madre y mis hermanos son los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen".

    La frase de Jesús reafirma su pensamiento sobre la Palabra: que hay que escucharla, asumirla, irradiarla y hacerla vida.

    Podría parecer que la frase de Jesús es un desprecio hacia su familia, pero por duro que parezca, para Jesús, ante el Reino, todo pasaba a un segundo plano: no estaba dispuesto a que nadie le domesticara, ni los jefes religiosos ni su propia familia.

    La verdadera familia de Jesús no estaba constituida por los lazos de la sangre, sino por la obediencia a la Palabra de Dios. Nos hacemos hermanos de Jesús y miembros de su nueva familia por el compromiso que asumimos como su proyecto, es decir si nos comprometemos en la construcción del Reino de Dios con una actitud profética que proclame a los cuatro vientos la novedad radical que Jesús nos trae, Palabra Encarnada, Palabra entregada para dar vida al mundo.
     
  4. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Miércoles 25 de septiembre. Miércoles de la XXV semana del Tiempo Ordinario.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,1-6):

    En aquel tiempo, Jesús reunió a los Doce y les dio poder y autoridad sobre toda clase de demonios y para curar enfermedades.
    Luego los envió a proclamar el reino de Dios y a curar a los enfermos, diciéndoles: «No llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco llevéis túnica de repuesto. Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si alguien no os recibe, al salir de aquel pueblo sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.»
    Ellos se pusieron en camino y fueron de aldea en aldea, anunciando el Evangelio y curando en todas partes.

    Palabra del Señor


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  5. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Miércoles 25 de septiembre. Miércoles de la XXV semana del Tiempo Ordinario.

    Reflexión sobre la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda.


    Queridos hermanos:

    Hace tiempo conocí una pequeña comunidad de laicos que intentaban vivir de la “providencia”. A mi me parecieron poetas incurables… ¿quién en nuestro mundo se atreve a una osadía mayor, desafiando las leyes de la mercadotecnia? Pero hay personas que lo hacen, seducidas por Jesús se lanzan al camino de la vida fiados únicamente de esta palabra que hemos escuchado en el Evangelio de hoy, manifestando así su libertad y su confianza en Dios Padre Providente. Son testimonio de que el Evangelio no es una utopía, sino que se puede vivir, y que para ello sólo hace falta una cosa: “fiarse de Dios”.

    Nos cuesta tanto fiarnos de Dios, incluso los que hemos hecho votos de pobreza, castidad y obediencia para manifestar al mundo que sólo Dios basta, nos llenamos de cosas inútiles pensando que ahí está la eficacia del trabajo por el Reino.

    Necesitamos poetas que nos recuerden lo absurdo de nuestras inseguridades, necesitamos poetas que nos digan que con Dios a nuestro lado ya lo tenemos todo, necesitamos poetas que nos recuerden esa libertad primigenia de quien se desprende de todo para llenarse de Dios.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  6. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Jueves 26 de septiembre. Jueves de la semana XXV del Tiempo Ordinario.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,7-9):

    En aquel tiempo, el virrey Herodes se enteró de lo que pasaba y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado, otros que había aparecido Elías, y otros que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas.
    Herodes se decía: «A Juan lo mandé decapitar yo. ¿Quién es éste de quien oigo semejantes cosas?»
    Y tenía ganas de ver a Jesús.

    Palabra del Señor


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  7. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Jueves 26 de septiembre. Jueves de la semana XXV del Tiempo Ordinario.

    Reflexión sobre la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda.


    Queridos hermanos:

    El texto del evangelio de San Lucas nos habla hoy de los cuestionamientos de Herodes acerca de Jesús y nos sontúa en el ambiente de su predicación y actuación profética.

    Los rumores que sobre él se van extendiendo, que volvemos a encontrar con motivo de la confesión de Pedro (¿"quién dice la gente que soy yo?") nos hablan de la gran resonancia y las expectativas que el carpintero de Galilea suscitó con su extraño género de vida y su profetismo radical.

    Compararle con Elías supone verle introduciendo el final de los tiempos.

    Parangonarle con el Bautista es subrayar la radicalidad de su mensaje y la libertad de pronunciarlo ante los poderosos.

    Pero, como nos mostrará el mismo Lucas en la historia de la pasión, Herodes es simplemente un frívolo que sólo busca espectáculo; y Jesús no está dispuesto a transigir, no le dirige ni una palabra. Sólo la tiene para quien está dispuesto a dejarse interpelar, a cambiar el corazón, a entrar en una época nueva, en un "fin del mundo".

    El evangelista Lucas, ciertamente interesado por la historia, no quiere hacer de Jesús un objeto de curiosidad histórica para su comunidad, sino el Mesías permanentemente presente en ella, orientador y vitalizador de los suyos.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  8. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes XXV en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Una vez que Jesús estaba orando solo, lo acompañaban sus discípulos y les preguntó: <<¿Quién dice la gente que soy yo?>>. Ellos contestaron: <<Unos que Juan Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha resucitado uno de los antiguos profetas>>. Él les preguntó: <<Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?>>. Pedro respondió: <<El Mesías de Dios>>. Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie, porque decía: <<El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día>>.

    Ageo 2, 1 – 9. 2, 9
    Salmo 42, 1 – 4
    Lucas 9, 1822
     
  9. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes XXV en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, lo pienso muchas veces, y me ayuda a ser agradecido contigo: si a tantos incrédulos que no encuentran sentido a la vida porque no te conocen, hubieras hecho y les hubieras dado tanto como a mí, hoy serían cristianos convencidos. Tú eres el Mesías de Dios, mi Redentor y mi Amigo. Tú y tu Evangelio quiero que sea lo primero, lo único que llene en mi vida.
     
  10. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXV en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Entre la admiración general por lo que hacía, Jesús dijo a sus discípulos: <<Meteos bien en los oídos estas palabras: el Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres>>. Pero ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro que no captaban el sentido. Y les daba miedo preguntarle sobre el asunto.

    Zacarías 2, 5 – 9. 11 – 15c
    Salmo Jeremías 31, 10 – 13
    Lucas 9, 43B45
     
  11. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado XXV en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, es fácil entenderte cuando narras deliciosas parábolas o cuando hablas de las aves del cielo y los lirios del campo. Otra cosa es cuando anuncias tu muerte cruenta: nos da miedo, no sea que nos salpique tu sangre. Yo me atrevo a abrir bien el oído, porque sé que con tu muerte matas mi muerte, y con tu resurrección me das vida nueva: por la cruz a la luz. Pienso algunos días que mi oración tiene mucho de egoísmo. Pero tú me dices que todo lo tuyo es mío, y que viniste para los que, como yo, somos pecadores y necesitados. ¡Perdóname!
     
  12. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXVI en Tiempo Ordinario
    Primera Lectura
    Esto dice el Señor omnipotente: <<¡Ay de aquellos que se sienten seguros de Sión, confiados en la montaña de Samaria! Se acuestan en lechos de marfil, se arrellanan (acomodan) en sus divanes, comen corderos del rebaño y terneros del establo; tartamudean como insensatos e inventan como David instrumentos musicales, beben el vino en elegantes copas, se ungen con el mejor de los aceites pero no se conmueven para nada por la ruina de la casa de José. Por eso irán al destierro, a la cabeza de los deportados, y se acabará la orgía de los disolutos (depravados)>>.

    Amós (Los Profetas Menores son doce y Amós ocupa el tercer lugar. Estamos a mediados del siglo VIII antes de Cristo. Él era pastor y mientras iba detrás de su ganado Dios lo llamó. Amós denuncia el abuso de los ricos a los pobres … tanto fue así, que lo llamaron defensor de los humildes y profeta de la justicia social. Todo del Antiguo Testamento) 6, 1ª. 4 – 7
     
  13. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXVI en Tiempo Ordinario
    Segunda Lectura
    Hombre de Dios, busca la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. Combate el buen combate de la fe, conquista la vida eterna, a la que fuiste llamado, y que tú profesaste noblemente delante de muchos testigos. Delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Cristo Jesús, que proclamó tan noble profesión de fe ante Poncio Pilato, te ordeno que guardes el mandamiento sin mancha ni reproche, hasta la manifestación de nuestro Señor Jesucristo, que, en el tiempo apropiado, mostrará el bienaventurado y único soberano, Rey de los reyes y Señor de los señores, el único que posee la inmortalidad, que habita una luz inaccesible a quién ningún hombre ha visto ni puede ver. A él honor y poder eterno. Amén.

    1Timoteo (El discípulo predilecto del apóstol Pablo nació en Listra y su madre era judeocristiana y su padre pagano. Las Cartas de Timoteo, no tratan de fundar y organizar una Iglesia, sino de consolidarla, frente a las herejías incluso no bien definidas. Todo del Nuevo Testamento) 6, 11 – 16
     
  14. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXVI en Tiempo Ordinario
    Alaba, alma mía, al Señor
    Santo Evangelio
    Dijo Jesús a los fariseos: <<Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que caía de la mesa del rico. Y hasta los perros venían y le lamían las llagas. Sucedió que murió el mendigo y fue llevado por los ángeles al seno de Abrahán. Murió también el rico y fue enterrado. Y estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán y a Lázaro en su seno, y gritando dijo: “Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas”. Pero Abrahán le dijo: “Hijo recuerda que recibiste los bienes en vida y Lázaro, a su vez, males: por eso ahora él es aquí consolado, mientras que tú eres atormentado. Y, además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que los que quieran cruzar, desde aquí hacia vosotros, no puedan hacerlo, ni tampoco pasar de ahí hacia nosotros”. Él dijo: “Te ruego entonces, padre, que lo mandes a casa de mi padre, pues tengo cinco hermanos: que les dé testimonio de estas cosas, no sea que también ellos vengan a este lugar de tormento”. Abrahán le dice: “Tienen a Moisés y a los profetas que lo escuchen”. El rico le dice: “No padre Abrahán. Pero si un muerto va a ellos, se arrepentirán”. Abrahán le dijo: “Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no se convencerán ni aunque resucite un muerto”>>.

    Lucas 16, 1931
     
  15. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo XXVI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, la parábola del rico epulón y el pobre Lázaro aclara problemas de justicia, cuya solución escapa a quienes solo creen en esta vida. La panorámica que nos da la fe cristiana es la autentica dimensión del hombre: peregrino por este mundo hacia la Patria. Así podemos entender lo que decías en el Sermón del Monte: ¡Bienaventurados los pobres, los que sufren … porque suyo es el reino de los cielos! Cuestión de perspectiva trascendente, cuestión de fe.
     
  16. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes XXVI en Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Se suscitó entre los discípulos una discusión sobre quién era el más importante. Entonces Jesús, conociendo los pensamientos de sus corazones, tomó de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo: <<El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí, acoge al que me ha enviado. Pues el más pequeño de vosotros es el más importante>>. Entonces Juan tomó la palabra y dijo: <<Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no anda con nosotros>>. Jesús le respondió: <<No se lo impidáis; el que no está contra vosotros, está a favor vuestro>>.

    Zacarías 8, 1 – 8
    Salmo 101, 16 – 21. 29. 22 – 23
    Lucas 9, 4650
     
  17. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    13.660
    Me gusta recibidos:
    2.450
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes XXVI en Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, para poner como modelo eliges la actitud acogedora y sencilla del niño, que en aquel tiempo no contaban para nada. Creer en tu palabra, acogerla con sencillez, esperarlo todo de ti es lo más parecido a esa actitud, que quiero para mí. También me invitas a estar abierto a quienes, sin ser cristianos, hacen el bien en la humanidad. Sin saberlo, siguen tus pasos, están a favor tuyo.
     
    A Sic itur ad astra le gusta esto.
  18. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Martes 1 de octubre. Martes de la XXVI semana del Tiempo Ordinario.

    Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,51-56):

    Cuando se iba cumpliendo el tiempo de ser llevado al cielo, Jesús tomó la decisión de ir a Jerusalén. Y envió mensajeros por delante. De camino, entraron en una aldea de Samaria para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron, porque se dirigía a Jerusalén.
    Al ver esto, Santiago y Juan, discípulos suyos, le preguntaron: «Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo que acabe con ellos?»
    Él se volvió y les regañó y dijo: «No sabéis de que espíritu sois. Porque el Hijo del Hombre no ha venido a perder a los hombres, sino a salvarlos.»
    Y se marcharon a otra aldea.

    Palabra del Señor



    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  19. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Martes 1 de octubre. Martes de la XXVI semana del Tiempo Ordinario.

    Reflexión sobre la Palabra publicada en la web Ciudad Redonda.

    Queridos hermanos:

    Comenzamos el mes de octubre, el mes misionero. Teresa de Liseaux abre este tiempo y las lecturas de hoy nos acompañan de un modo especial: El que no se hace niño no puede entrar en el Reino de los Cielos. El niño es aquel que depende en todo des loas demás porque no puede valerse por si mismo. Así somos nosotros, aunque pretendamos sacar pecho y pensemos que dominamos la situación, que mandamos sobre nuestra vida. La vida, poco a poco, nos va enseñando que en realidad no es así. Dependemos de tatas cosas que no controlamos, que no dependen de nuestra voluntad o de nuestras fortaleza. Sin embargo esta constatación no es para hundirnos, sino para confiar más en aquel que nos acoge incondicionalmente.

    Quizá por eso también nos sorprenda que alguien como Teresa del Niño Jesús sea patrona de las misiones y doctora de la Iglesia. Una jovencísima carmelita descalza, muerta de tuberculosis en el convento donde permaneció toda su vida. Hija de un relojero y una costurera. Mujer de fe criticada en vida y en muerte por muchos que ven en sus escritos y experiencias espirituales una excesiva “sencillez”, simplicidad. Sólo el amor. Sólo amar, decía ella, pues si amor es lo único que he ofrecido a Dios en toda mi vida, amor será lo único que Él me devuelva. Y se definía a sí misma diciendo:

    Mi caminito es el camino de una infancia espiritual, el camino de la confianza y de la entrega absoluta… No poseo el valor para buscar plegarias hermosas en los libros; al no saber cuales escoger, reacciono como los niños; le digo sencillamente al buen Dios lo que necesito, y Él siempre me comprende.

    Todos hemos recibido por el bautismo el carisma misionero. Jesús nos dice: id y anunciad por todo el mundo que he resucitado y estoy con vosotros. Comencemos este mes de octubre pidiendo a Dios que nos aumente la fe para creer de verdad que el camino que a cada uno se nos muestra y que hemos elegido, grande o pequeño, es el que estamos llamados a caminar… Eso sí: como un niño. Los niños pelean por juguetes, por tener el cariño de quienes los rodean, por captar nuestra atención… pero en ellos no hay malicia, no tienen que disimular retorcidamente –quizá porque aún no saben-, se avergüenzan y vuelven una y otra vez a jugar con los demás. Los adultos peleamos por “nuestros juguetes”, nuestras cotas de poder o protagonismo pero las revestimos de virtudes como tener “sana ambición”, capacidad competitiva, espíritu emprendedor… Incluso con Dios, actuamos así a veces, y queremos ser una especie de “campeones en santidad”... Dejemos que en estos días sea Él quien nos dé ojos y corazón de niño. Misteriosamente, viviendo así, ya estamos colaborando con la única misión de la Iglesia: el Reino.



    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     
  20. mortadeelo

    mortadeelo Nazareno del décimo quinto tramo

    Se incorporó:
    18 de Marzo de 2009
    Mensajes:
    970
    Me gusta recibidos:
    633
    Puntos de trofeos:
    93
    Miércoles 2 de octubre. Miércoles de la XXVI semana del Tiempo Ordinario.


    Lectura del santo evangelio según san Lucas (9,57-62):

    En aquel tiempo, mientras iban de camino Jesús y sus discípulos le dijo uno: «Te seguiré adonde vayas.»
    Jesús le respondió: «Las zorras tienen madriguera, y los pájaros nido, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar la cabeza.»
    A otro le dijo: «Sígueme.»
    Él respondió: «Déjame primero ir a enterrar a mi padre.»
    Le contestó: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú vete a anunciar el reino de Dios.»
    Otro le dijo: «Te seguiré, Señor. Pero déjame primero despedirme de mi familia.»
    Jesús le contestó: «El que echa mano al arado y sigue mirando atrás no vale para el reino de Dios.»

    Palabra del Señor


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
     

Comparte esta página