Actualidad

2018, año de aniversarios musicales

Si bien 2018 destaca especialmente el centenario de “Soleá, dame la mano”,  este año coincide el aniversario de varias  marchas procesionales.

Como ya publicamos hace unos días, una de las más célebres composiciones de nuestra Semana Santa, “Solea, dame la mano” celebra este año sus primeros cien años. Sobre ella ya hablamos en: Cien años de “Soleá, dame la mano”. Las leyendas de una obra maravillosa

Sin embargo, no es el único caso. Son varias las obras que cumplen este año algún tipo de aniversario, con lo cual sería justo que recibieran en este año el homenaje merecido.

Nos remontamos a 1868. Hace 150 años que el músico cordobés afincado en Sevilla Rafael Cebreros compusiera “Marcha fúnebre” dedicada a la Quinta Angustia y primera marcha conocida dedicada a una hermandad de Sevilla. No se interpreta en la actualidad.

Volvemos a 1918, donde, además de “Solea, dame la mano”, también fue el año de la creación de Nuestra Señora de las Victorias” de Ceferino Morales. Tras la recuperación de su partitura en 1999, forma parte del repertorio habitual de la hermandad de las Cigarreras el Jueves Santo desde el año 2005.

Ahora nos desplazamos a 1943. Hace 75 años que se producía otro hito crucial e importantísimo para la música cofradiera: Jesús de las Penas. Obra de Antonio Pantión dedicada al nazareno de San Vicente de la hermandad del Lunes Santo. Marcha fúnebre y sobrecogedora que se interpreta con asiduidad durante toda la Semana Santa, especialmente a corporaciones de estética regia y solemne. Originalmente fue compuesta como música luctuosa para el famoso NO-DO (noticiario oficial que antecedía las proyecciones en los cines durante la dictadura) para posteriormente adaptarse en marcha procesional.

También de 1943, es una obra que lamentablemente no se interpreta en nuestra Semana Mayor salvo en contadas ocasiones, nos referimos a “Nuestra Señora de Regla” de Manuel Borrego. Marcha de corte fúnebre, que podría recuperarse por su 75 aniversario el próximo Miércoles Santo tras la dolorosa de los Panaderos.

Seguimos en 1943, el año de la composición de “Macarena” del jiennense Emilio Cebrián. Sublime composición, muy interpretada en nuestra ciudad y especialmente tras la Virgen de la Esperanza durante la Madrugada del Viernes Santo. Es una marcha que por su solemnidad, se interpreta tanto a palios de corte alegre, como a otros de estética más seria.

Finalizamos este breve resumen en 1968. Hace 50 años de la creación de dos marchas procesionales indispensable en los repertorios de las bandas de música. Una de ellas es “Nuestra Señora de Guadalupe” de Antonio Pantión, marcha alegre y rítmica con melodías simples y elegantes muy fáciles de reconocer cuanto se interpretan.La otra es “Esperanza Macarena”, obra cumbre de Pedro Morales, y sin duda una de las obras que más suena en la Madrugada y durante la Semana Santa.

 

Related posts

El Santísimo Cristo de la Sed saldrá en procesión extraordinaria en 2019

Redacción El Foro Cofrade

Si me queréis…irse

Sebastián Guerrero

Un derroche de Salud (1º parte)

Daniel Jiménez Vergara

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más