Actualidad

Doce protagonistas para una procesión extraordinaria

La Esperanza de Triana nos brindó unos días inolvidables con dos procesiones extraordinarias marcadas por la emoción y una afluencia de público excepcional. Se culminaron unos de los eventos extraordinarios principales de este curso cofradiero que empieza a terminar. La celebración de las dos procesiones con motivo del año Jubilar por el VI centenario de la advocación de la Esperanza en Triana fueron sin duda los momentos cenitales en lenguaje cofradiero de este año 2018. A continuar pasamos a analizar los doce aspectos que protagonizaron estos intensísimos días.

La Esperanza. La devoción y unción a esta imagen quedo una vez más demostrado con creces. Su personalidad y estilo no deja indiferente a nadie sin duda. Volvió a demostrar que es un icono indispensable para la Semana Santa de Sevilla.

El acto. La Catedral recibió a la Esperanza y se llenó de fieles en torno suya. En la misa estacional, Asenjo recordó varias veces la importancia de la “conversión en este año jubilar. Muy lustroso el repertorio musical del acto.

El palio. Uno de los mejores pasos de nuestra Semana Santa. Fiel a su puesta en escena con las mejores galas, incluyendo la recuperación de los robanovios y una magnífica saya recuperada. La orfebrería radiante a la luz de la tarde

La ciudad.  Una vez más se vistió de sus mejores galas. De fiesta grande. Supo exornar y adornar sus calles y balcones de un modo sublime y que por momentos recordó a la Semana Santa.

La Música. El punto de mira estaba fijado en la nueva banda de música que acompaña al palio. Las Cigarreras se defendieron con solvencia especialmente en la procesión de retorno. Mejora muy notable del repertorio e inadvertidas las nuevas marchas dedicadas. Se demanda más potencia en zonas abiertas. Muy bien las Tres Caídas de Triana el sábado, no así San Juan el jueves.

Los costaleros. Fieles a su estilo muy alegre en el andar. A diferencia de la extraordinaria de 2009 mantuvieron un ritmo que el público agradeció. La difundida levantá al son de “Campanilleros” provocó en repetidas ocasiones el fervor de los asistentes.

El público. Participación masiva y extraordinaria a ambas procesiones. Los números del Cecop de medio millón de personas son exagerados e irreales y merecen un tratamiento posteriores más exhaustivo. El comportamiento del público fue bueno aunque era perceptible la cantidad de foráneos que asistieron con sus peculiaridades.

El itinerario. En su justa medida a la ida, se quedó corto a la vuelta. Demasiadas calles estrechas en horario “punta” que provocaron colapsos y esperas innecesarias si se hubiera alargado el recorrido por otras calles trianeras.

El Cecop. Dispositivo amplísimo en personas y medios. Se agradece en algunos aspectos pero en otros se exageró de nuevo en la colocación de vallas y aforamientos –como en la calle Adriano- . También debe ser analizado más detalladamente .

El horario. Cumplimiento exhaustivo y puntual del mismo. El “fantasma” de 2009 pronto se puso de manifiesto que no aparecería en esta ocasión. Ritmo lento en un recorrido corto pareció la apuesta firme de la hermandad.

Los momentos inolvidables. La vuelta al balcón en el Altozano de ida. El saludo a la Magdalena o el Baratillo. La revirá en Rioja con “Soleá, dame la Mano”. Los sones macarenos en el Arenal. La vuelta de 360 grados en el Altozano. La entrada con el público entregado cantando la Salve.

Los aspectos suprimibles. Algunos gritos impostados y poco espontáneos. Miembros del cortejo en bares con el cirio apoyado cual madrugada. Demasiadas vallas en Adriano y San Jacinto. Se echó de menos que el paso se volviera al Santo Angel o a Santa Ana, y que no llegara hasta la Capilla de la Estrella.

 

Fotografías de Alberto Calero.

 

 

 

 

Related posts

Joaquín Sainz de la Maza “O todos a la Izquierda o todos a la derecha, no podemos tener Semana Santa a la carta”

Carlos Cabrera Díaz

Marcelino Manzano será nombrado Director del Seminario de Sevilla

Redacción El Foro Cofrade

Un derroche de Salud (Actualizado VIDEO)

Daniel Jiménez Vergara

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más