Actualidad Opinión

El rock de la calle Feria

Hace 35 años ya de la muerte de Jesús de la Rosa, cantante y letrista del histórico y añorado grupo de rock andaluz “Triana”. El pasado mes se le puso una placa en la casa donde nació como homenaje, nada mas y nada menos que en la calle Feria. Las cosas de esta bendita ciudad de Sevilla, el alma del grupo Triana nació en plena calle Feria.

Desde que uno entra por el final de la calle, allá por los Altos Colegios, se va adentrando, escoltado por hileras de naranjos como si de tramos de nazarenos se trataran, por el ancho la feria. Pasando por el trianero portal del 147 hasta llegar a la parroquia. Pasando por la Cruz Verde, se llega a la Plaza de los Carros y cuando parece que la calle va a acabar en estrechez, se vuelve a abrir para llegar al principio, a la casa de los artistas, hoy convertida en residencia donde los mayores del barrio aguardan sus últimos días junto a la Amargura y al Silencio blanco.

En octubre nació el gran rockero, en pleno apogeo mariano del barrio. Cuando ocurre todo en Monte-Sión, cuando la novena de la Reina de Todos los Santos se queda corta antes de crear magisterio por las calles de la feligresía con ese majestuoso paso, que con Soleá dame la mano, cada año da la vez al besamanos de la Amargura. Y, como no podía ser de otro modo, la Macarena envía a su Virgen del Rosario, como perfecta embajadora, para reclamar el trocito de calle Feria que le pertenece en medio de toda esta vorágine.

Esto es así desde siempre como dirían los mayores. Siglos y siglos de historia e historias. Desde que Roque Balduque llegara de Flandes, desde que la escuela sevillana juntara al barroco con el arte flamenco, desde que alguien decidiera que el barrio necesitaba tres de las Vírgenes con mas importancia por valor devocional, historia, calidad artística y aportación en todos los sentidos. Quizás porque la calle Feria, con esa sangre rockera, fuera como el Rezaré de Silvio. Aquí cabe todo, corralas de vecinos y grandes pisos, gente conservadora y comunistas, estudiantes y ancianos, extranjeros y gente que no ha salido del barrio, el mercadillo de los jueves y las elegantes tiendas de muebles, el flamenquito y las obras de Font… Todo con naturalidad. Todo con pasión. Todo con saber estar. Todo según sus reglas. El Domingo de Ramos seriedad, el Jueves Santo fogosidad y la gloria más popular de la ciudad tiene ausencia de solos de flautines, charangas y excesos artificiales.

Hablamos de Triana, hablamos de música. La Amargura tiene el himno de la Semana Santa, la Virgen del Rosario suena al tintineo de rosarios en varales de plata entrecalados y la Reina de Todos los Santos canta el Salve Regina en latín. Las tres vírgenes del barrio, las tres de toda la vida, las tres que iluminan la Fe de los que creen y de los que no saben que creen, las tres que mantienen al barrio de siempre vivo atrayendo a sus hijos que migraron, las tres que guardan sus secretos en la mirada, en las suyas y en las de las personas que acuden a su encuentro, las tres que mas han ayudado a calmar los desvelos de sus vecinos, las tres que siempre reciben la ayuda de la esperanza cuando se hace de noche y de día. Lo digo yo, que desde chico admiro a la Amargura y su estilo, salí de paje en la Reina de Todos los Santos y cada Jueves Santo desde que era un niño me ponía, y pongo, la túnica merino y antifaz de terciopelo negro. Este sábado volveré al barrio que nunca dejé y juraré reglas en Omnium Sanctorum en la víspera de la salida de la patrona del barrio, honor a mi familia, para seguir llevando tatuada la letra del Rock de la Calle Feria:

Vivo en la calle Feria, la llevo muy dentro,

desde que nací, con gran emoción.

quiero cantarle y mostrarme,

tal como soy, con sincero amor,

a toda la gente que como yo…

se alegra de donde nació,

de donde creció y vivió.

Por eso le canto a la calle Feria

desde muy dentro de mi, con sincero amor,

porque significa alegría y tristeza

cuando jugaba o cuando lloraba,

por eso le canto a toda la gente,

que se alegra de donde nació,

de donde creció y vivió.

La Reina de Todos los Santos salió de la Basílica de la Macarena en 1994 y 1995

Related posts

GALERÍAS. #SSantaSevilla18 -Domingo de Ramos-

Benito M. Álvarez Acosta

A mi no me han sustituido, de momento

Sebastián Guerrero

El Pajarito de San Pedro… de resaca postelectoral

Redacción El Foro Cofrade

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más