Actualidad Opinión

Los deberes del nuevo Consejo (III): La Carrera Oficial

Otro de los debates más candentes seguirá a buen seguro vigente. La posibilidad de reformar la Carrera Oficial marcará la trayectoria del próximo presidente del Consejo de Hermandades.

Un siglo cumple la actual configuración de la Carrera Oficial. Y tal vez para muchos su estructura haya quedado ya obsoleta y sea necesario un cambio importante. Para otros, con pequeñas modificaciones puede ser vigente bastante tiempo más.

Sin duda, la posibilidad de modificar el itinerario común y oficial de las cofradías camino (o después) de la estación de penitencia a la Catedral es uno de los puntos más álgidos de las tertulias cofrades y de las campañas de candidatos al Consejo, y -porque no decirlo- candidatos incluso a la alcaldía.

En los últimos años hemos visto como de nuevo resucitaban viejas ideas e intenciones de reformar sensiblemente la Carrera Oficial. Los incidentes de la Madrugada 2017 provocaron que el debate incluso se caldease y se presentases nuevos e innovadores proyectos. Finalmente, la pasada Semana Santa de 2018 la modificación quedo en la eliminación de un apreciable número de sillas en la calle Sierpes, así como la ampliación de pasillos de evacuación y limitación de presencia de no abonados en diversas tramos de la Carrera.

Sin embargo, muchos consideran que es preciso cambios mayores. En la mesa del Consejo se expusieron, presentaron y estudiaron más o menos intensamente diversos proyectos de modificación de la Carrera Oficial más drásticos. La sustitución de Sierpes por Tetuán, la ampliación de la Carrera Oficial hasta el Archivo de Indias o la Puerta de Jerez, el proyecto Creagh desde Villasís, una U desde la Catedral hasta la Plaza Nueva y la Plaza de San Francisco, incluso una sorprendente intención de llevar el inicio de la misma al Paseo Colón son posibilidades que han llegado a sopesarse. Incluso, el Martes Santo de 2018 se convirtió casi en una mesa de pruebas ante una hipotética inversión de la Carrera Oficial de la Catedral a la Campana.

De entre los candidatos, sólo parece que Antonio Piñero tenga intención de continuar el debate entre las hermandades, vista la escasa predisposición de Paco Vélez a hacer un cambio que implique algo más que la eliminación de aún más sillas en la calle Sierpes.

Precisamente para 2018, se anuncían cambios notables y drásticos en los recorridos oficiales de Málaga y Cádiz; incluso se aprobó otra modificación radical en Jerez que de momento ha quedado aplazada.

Lo que sí está claro es que la nueva Semana Santa del siglo XXI conlleva unas nuevas necesidades y prioridades que tarde o temprano invitaran a resucitar este debate. La seguridad, el partido político que gobierne, la inclusión de nuevas hermandades y la difícil organización de algunas jornadas son algunos de los factores que implicaran que este tema siga en el candelero. Tal vez lo más importante sea saber cuáles son los verdaderos problemas y necesidades del colectivo de cofradías, para a partir de ahí poder intentar – de verdad- configurar un cambio que necesita demasiados apoyos y tiene grandes barreras por derribar.

 

 

Fotografía de portada: El Correo de Andalucía

Related posts

El Pajarito de San Pedro….¿pregonero?

El Pajarito de San Pedro

El pajarito de San Pedro……en Nervión

El Pajarito de San Pedro

Redes sociales y ríos de tinta

Beatriz Velez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más