Gente de Paz

Grande de León: “Me gusta ser un vestidor polifacético y no hacer siempre lo mismo”

José Antonio Grande de León forma parte de una saga de vestidores sin lo que no se podría entender la Semana Santa de la actualidad. Su taller y estilo traspasan fronteras. Bastan los ejemplos de la Soledad de San Buenaventura y La Virgen del Socorro, expuestas en besamanos durante estos días para conocer el buen hacer de quien ha sido protagonista este pasado mes de octubre en la exposición que ha tenido lugar en el Círculo Mercantil. 

“Recuerdo especialmente el palio completo y el manto de salida de la Virgen de los Dolores y Misericordia de Jesús Despojado porque marcó un antes y un después en mi carrera profesional”

— ¿Qué valoración hace de la muestra que acogió el Círculo Mercantil sobre su 25 Aniversario Profesional el pasado mes de octubre?

En primer lugar estoy muy agradecido al Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla por permitirme exponer en su sede y a las 24 hermandades que han cedido su patrimonio para la exposición, sin ellas habría sido imposible realizarla.

En la Exposición he dado a conocer las obras más significativas de mi trayectoria profesional de Sevilla y Provincia, de Cádiz, Huelva y Málaga, muchas de las cuales no eran conocidas por el público y gracias a la exposición ha podido contemplarlas de cerca.

La valoración es muy positiva, estoy muy contento con la respuesta y el cariño de la gente, ha habido muchísimo público, que ha venido de toda Andalucía y de fuera de nuestra comunidad autónoma y los comentarios no pueden haber sido mejores.

— En una escala de cero a cien, ¿cuánto tiene de bordador y cuánto de vestidor?

Al principio de mi carrera si podía sentirme más vestidor que bordador, ya que empecé a vestir cuando era solo un niño y a bordar con 17 años, pero a día de hoy tengo la suerte de dedicarme a las dos pasiones que tengo en mi vida y las dos facetas son igual de importantes para mí, por lo que sería un 50%-50%.

— Hay talleres y vestidores que han dejado una profunda huella. ¿Cuáles entrarían en la categoría de imprescindibles para Grande de León?

De talleres de bordado las Hermanas Antúnez, Juan Manuel Rodríguez Ojeda, Olmo, Concepción Fernández del Toro y Esperanza Elena Caro. De vestidores Pepe Garduño, Antonio Fernández (Fernand) y Paco Morillo.

“En la actualidad se valora mucho más que antes la figura del vestidor y hay muy buenos vestidores por toda Andalucía”

— Gracias a la fotografía, ha sabido rescatar lo mejor de una etapa que brilló precisamente por su buen hacer en lo que respecta al vestir de las dolorosas. ¿Cómo califica el nivel actual del atavío de las imágenes?

El nivel actual lo veo muy positivo y no solo el nivel de Sevilla sino de toda Andalucía y en general de todo el mundo cofrade.

En la actualidad se valora mucho más que antes la figura del vestidor y hay muy buenos vestidores por toda Andalucía y lo que considero más importante es que se tiende a crear un estilo y un sello propio para cada Imagen.

“Creo que es muy importante que cada vestidor tenga un sello y un estilo y yo tengo el mío propio”

— Es tan prolífica su tarea como vestidor que incluso se habla del estilo “Grande de León”. ¿Cómo definiría quien es creador de esta corriente este nuevo estilo?

Creo que es muy importante que cada vestidor tenga un sello y un estilo y yo tengo el mío propio.

Me gusta ser un vestidor polifacético y no hacer siempre lo mismo, me adapto a todo tipo de vestimentas, desde los tocados asimétricos y muy sueltos, hasta los tocados más trabajados y perfectos, dependiendo de la Virgen que esté vistiendo.

Se reconoce una imagen vestida por mí en cuanto se ve, por las proporciones, la gracia de los encajes, los recogidos de los mantos, la colocación de las joyas, la rosa en el fajín, los tréboles, etc…

“Lo que no se puede es bajar la calidad, para bajar la calidad prefiero no hacer el trabajo”

— Por su taller han pasado no pocas piezas para ser restauradas. ¿Cómo se las ingenia para que no pierdan calidad las restauraciones a pesar de la crisis y de un IVA que lastra el crecimiento económico?

Es una labor difícil ya que trabajamos a muy buenos precios, pero por supuesto lo que no se puede es bajar la calidad, para bajar la calidad prefiero no hacer el trabajo.

Lo hago calculando muy bien los presupuestos, calculando el material de oro fino y la mano de obra, aunque en algunas restauraciones te encuentras más problemas de lo esperado y puedes cogerte las manos.

“A la hora de vestir una Imagen lo más importante es conocer bien la Virgen que uno tiene delante y no dejarse llevar por modas ni por gustos personales”

— En alguna ocasión ha referido que el palio de la Virgen de los Dolores y Misericordia marcó un antes y un después en su carrera. ¿Qué consiguió después de hacerlo que no tuviera antes de ejecutarlo?

Si es verdad que todos los trabajos realizados se recuerdan con cariño, porque en cada uno ellos va un pedacito de tu alma, muchísimas horas de trabajo y de vivencias, pero recuerdo especialmente el palio completo y el manto de salida de la Virgen de los Dolores y Misericordia de Jesús Despojado porque marcó un antes y un después en mi carrera profesional.

El estreno de este palio dio a conocer mi trabajo como bordador y como restaurador y me hizo una persona mucho más popular, por lo que el trabajo en el taller se multiplicó y empecé a recibir encargos de más envergadura y de Hermandades cada vez más importantes.

— Hay dolorosas como la Soledad de San Buenaventura, a las que una mirada al pasado las realza sobremanera. Sin embargo, si otras Vírgenes lucieran como antiguamente, probablemente el efecto no sería tan espectacular. ¿Cómo consigue discernir qué atavío le siente mejor a la Imagen? Porque no todo será intuición…

A la hora de vestir una imagen lo más importante es conocer bien la Virgen que uno tiene delante y no dejarse llevar por modas ni por gustos personales.

Para conseguir esto estudio muy bien a la Virgen cuando la tengo delante, sus proporciones, sus facciones, su policromía, el óvalo de la cara y también tengo muy en cuenta el estilo de la Hermandad a la que pertenece que también es un factor muy importante.

Estudiado todo eso lo demás es tener gusto y habilidad para que lo que tienes en la cabeza seas capaz de hacerlo con tus manos y así conseguir dotar a cada Imagen de un estilo y un sello propio que la haga llegar a los devotos.


 

Source: Grande de León: “Me gusta ser un vestidor polifacético y no hacer siempre lo mismo”

Related posts

Pacma «monta el pollo» en Sevilla contra el uso de palomas vivas en una procesión

Redacción El Foro Cofrade

El Voto del Rocío Chico de 1813

Redacción El Foro Cofrade

La primera marcha para la Hermandad de Torreblanca con sabor jerezano

Redacción El Foro Cofrade

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más