Actualidad Opinión

Bajo la protección de tu manto

A veces es difícil discernir entre fortuna y voluntad. En ocasiones consideramos que hemos tenido suerte, en otras que ha sido la voluntad de Dios, o de su Madre. Lo cierto y verdad es que ambos conceptos podrían entroncarse en un mismo hecho. Hoy, festividad de Ntra. Sra. de Loreto, me inundan sensaciones y emociones, relatadas en un tiempo que, de estar escrito, tendría el color amarillento de las hojas y el tono viola de la tinta de una vieja pluma. Es la pequeña gran historia que mi madre me relataba. Nunca supimos a ciencia cierta por qué fue, cuál era la causa de que Ella, protectora del Cielo estuviese allí, abajo, y, claro, ¿cómo desaprovechar la oportunidad? Con apenas horas de vida, recibí el agua de la fe de mis mayores, y tuve por testigo la más bella Domus Aurea.

 Desde entonces una curiosa complicidad me llena de afecto y emoción cada vez que la veo, pues siento el peso de su manto protector sobre mi persona. A Ella encomendaron mi cuido, y a Ella procuro devolverle con gracias su gracia concedida. Y no sólo para mí, sino más bien para los míos, finalizo mi rezo nocturno y diario con la hermosa letanía: “Casa de Oro, ruega por nosotros”.

Related posts

GALERÍAS. #SSantaSevilla18 -Domingo de Ramos-

Benito M. Álvarez Acosta

Crónica de una magna de verano

Daniel Jiménez Vergara

El Pajarito de San Pedro … contando nazarenos

Redacción El Foro Cofrade

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más