Actualidad Opinión

Baculazo al Martes Santo

Al Consejo de Cofradías presidido por Francisco Vélez solo le quedaban dos opciones: aceptar la independencia de las hermandades para organizarse entre ellas, asumiendo su rol de coordinador como establecen los estatutos, o hacer de la capa del vicario general un sayo para revestirse de autoridad, apoderándose de una supuesta delegación de competencias de dudosa argumentación jurídica.

Según fuentes próximas al Consejo de Cofradías y a las hermandades del Martes Santo, a lo largo de esta semana –posiblemente el mismo jueves- podría presentarse ante la Vicaría General un plan que ordenase la Semana Santa para imponer orden en todas las jornadas. Un documento que resolvería de una tacada la rebelión del Martes Santo y que frenaría los posibles levantamientos del Miércoles Santo y de las siempre prudentes hermandades de la Madrugada. Como ya se sabe, el Domingo de Ramos está atado y bien atado.

 

La estrategia del presidente del Consejo pasaría por apoyarse en la fuerza de periodistas de cabecera de la curia, que han llegado a comparar el Martes Santo con el próces de Catalunya, así como en otros periodistas que habrían pretendido hacer pasar las palabras del arzobispo como un espaldarazo al Consejo. A esto habría que sumar el apoyo expreso de lo que ha venido en instituirse como la «burguesía cofradiera»: un conjunto de exhermanos mayores, exmiembros del Consejo, foros y lobbies de diferente tipo que en absoluto estarían dispuestos a aceptar la autonomía de las hermandades para coordinarse en la organización de las diferentes jornadas.

 

Esta «burguesía cofradiera» estaría entendiendo que ceder a la propuesta del Martes Santo sería claudicar ante un chantaje cuasi independentista que dejaría sin relevancia alguna el rol del Consejo de Cofradías en la organización de la Semana Santa. Todo lo más, como mero gestor de la concesión para las sillas y palcos, así como el reparto de dividendos entre las distintas hermandades. Este selecto grupo habría estado presionando, y mucho, al presidente Vélez y a la curia para frenar la propuesta del Martes Santo, que tan satisfactorios resultados ofreció el pasado 2018.

 

El baculazo sobre las hermandades del Martes Santo se produciría de manera indirecta, es decir, no se trataría de un decreto propio del arzobispo, Juan José Asenjo, sino que sería la aprobación por parte de la Vicaría General de una propuesta presentada por el Consejo de Cofradías en acción delegada. De este modo, el arzobispo saldría incólume de este asunto logístico y el vicario general reduciría su papel al de un mero tramitador.

 

De llegar a producirse estos acontecimientos, en Palacio habrían considerado la necesidad de intervenir en la organización de la Semana Santa, aunque fuese por vía indirecta, con la intención de matizar que la jerarquía no solo se impone sobre las hermandades sino también sobre la Semana Santa y su organización, un matiz que no tiene precedentes siempre y cuando las hermandades han alcanzado a acuerdos entre ellas.

 

Related posts

Los Panaderos se trasladaron a las Misericordias para iniciar sus cultos cuaresmales

Alberto Calero Moreno

En Viernes de Vigilia…»Luna de gala»

Quid Est Veritas

6000 personas, desde hoy, velando por la seguridad de la ciudad

Redacción El Foro Cofrade

Un comentario

OPINIÓN. Santo Martes Santo - Portal - El Foro Cofrade 25 febrero, 2019 at 12:31 pm

[…] Baculazo al Martes Santo […]

Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más