Actualidad Multimedia

Anatomía: Sagrada Resurrección

En marzo de 1972 el escultor imaginero Francisco Buiza recibe el encargo, por parte de la incipiente Hermandad de la Resurrección, para la hechura de un Cristo en el preciso instante de su resurrección.

Resurrección del Señor, Murillo. Conservado en la Real Academia de S. Fernando (Madrid)

Uno de los primero retos a los que el autor carmonense se enfrenta es realizar un Cristo resucitado obviando los cánones iconográficos establecidos para tal pasaje en los que aparece de pie, con una cruz o lábaro y en actitud de bendecir, estando más cerca de la estética de una imagen cristífera pasional, se busca así reconocer a primera vista al crucificado que ha vencido a la muerte. El Señor se presenta en el preciso instante en el que se eleva desde el sepulcro, la victoria de la vida sobre la muerte. La carga simbólica es tremenda. Para desarrollar este pasaje el artista toma como fuente de inspiración el cuadro de Murillo de 1655.

La imagen, realizada en pino de Flandes, tiene una altura de 174cm y presenta la peculiaridad de estar suspendida en el aire unos 30cm, para conseguir esto, Buiza emplea, en un alarde de técnica, la propia mortaja del Señor como soporte de la talla, consiguiendo así el equilibrio y dotando a la imagen de un efecto de ingravidez en contraposición con la mortaja que resbala por el brazo izquierdo buscando el suelo.

En la producción de Buiza es innegable el estudio anatómico, la fuerza de sus imágenes llevando al extremo los grafismos más superficiales de la obra de algunos maestros del Barroco (Martínez Montañés y Juan de Mesa) y la serenidad de sus rostros, quizás aquí resida el poso de su unción. El Señor aparece portentoso, con sus llagas y signos del escarnio y crucifixión ya sanados, expresando vida y fuerza

El pasaje se completa con una figura de ángel, también obra de Buiza, de talla completa que anuncia la resurrección del Señor, haciendo participes a los espectadores de la cofradía.

 

Francisco Buiza

Nacido en Carmona en 1922, este escultor e imaginero se dedicó principalmente a la talla de imágenes religiosas, cursó estudios en la Escuela de Arte y Oficio de Sevilla, mientras trabajaba como aprendiz en distintos talleres y se relacionaba con otros artistas como los círculos de Castillo Lastrucci y Luis Ortega Bru, aunque el momento clave en su carrera fue cuando va a parar al taller del que sería su gran maestro y amigo, Sebastián Santos, de quien adquiere entre numerosas lecciones un especial dominio de la policromía.  Fallecería el 1 de marzo de 1983.

En 1953, el autor carmonense abriría su propio taller en el Corralón de los Artistas, en la sevillana calle Viriato. Su obra copa las grandes ciudades andaluzas, Sevilla, Cádiz y Málaga.

Buiza ejerció también de maestro de una importante cantidad de escultores como, L. Álvarez Duarte, Francisco Berlanga, J. Manuel Miñarro, entre otros.

El maestro carmonense demuestra tener un gran conocimiento de la técnica estatuaria y dominio absoluto a la hora de armonizar la apolínea belleza de sus figuras con las desgarradas tensiones emocionales que soportaban. Al igual que Luis Ortega Bru, la dura vida personal y el dolor del autor está muy presente y definen su obra, siendo junto a éste la máxima exacerbación de las fórmulas escultóricas del neobarroco sevillano, llevando hasta cimas difícilmente superables el dramatismo de sus obras y la fuerza de sus obras, quizás por ello también pasan por ser, en ciertos aspectos, incomprendidos.

Anatomía: Cristo De La Resurrección

Flickr Album Gallery Powered By: WP Frank

Related posts

El Pajarito de San Pedro… en el cine

Redacción El Foro Cofrade

El Miércoles Santo maps. La Cruz en Orfila.

Daniel Jiménez Vergara

La comunicación de la Iglesia y las hermandades

Beatriz Velez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más