Actualidad Reportajes

La verdad sobre la propuesta de subvenciones y remunicipalización de Sillas del Partido Contigo Más

El partido Contigo Más Sevilla, que se presenta a las próximas elecciones del Ayuntamiento de Sevilla con el artista Pablo Gañán como candidato a la alcaldía, presentaba esta semana una llamativa propuesta para incluir a las hermandades en un programa de subvención municipal que dotase de marco legal el dinero recibido en forma de subvención a las mismas y un regreso a la gestión municipal de las Sillas y Palcos de la Carrera Oficial que librase a las mismas de la gestión e igualmente dotase de un marco legal sólido el actual convenio que dicen «es alegal en cuanto a la ley municipal y estatal de uso del suelo público, da lugar a ilegalidades y reventa y da lugar a gestiones de amiguismos en las sillas, además no estamos libres de que juristas con intereses empresariales cuestione este marco alegal en el que nos encontramos de uso del suelo público fuera de la ley»

Tras su presentación muchas han sido las dudas generadas en el cofrade, muchas las voces a favor y en contra y sobre todo muchas preguntas. ¿En que consiste la propuesta? ¿Es la situación actual peligrosa para las hermandades? ¿Tiene la gestión del Consejo la transparencia necesaria? ¿Puede blindarse una subvención a las hermandades por su papel social en la ciudad?

El partido ha querido responder a estas y otras muchas preguntas aclarando las dudas y el marco de la propuesta con este texto.

¿Cuál es la situación actual?

El Ayuntamiento de Sevilla tiene firmado un “convenio de explotación de sillas y palcos” que finaliza tras la Semana Santa de 2020. Según el derecho administrativo, no se puede realizar una concesión de explotación sin concurso previo. Por otro lado, según la Ley General de Subvenciones, si se entiende que el Consejo es entidad colaboradora, tampoco cumple los requisitos al no haberse elegido mediante concurso y no distribuir el dinero entre las hermandades según la misma Ley General de Subvenciones y el Reglamento Local de Subvenciones.

¿Cuántas sillas y abonados hay en la carrera oficial?

Según una información de Pasión en Sevilla, existen 36.038 sillas aproximadamente. Según el reglamento de sillas y palcos, el Consejo puede reservarse un 5% del total de las mismas, es decir, 1.802 sillas de las no se dan cuenta alguna. Siguiendo esta misma regulación, en su artículo 13 que una persona abonada solo podrá ser titular de un palco (6 asientos) o seis sillas. Podemos hacer los siguientes cálculos:

  • 36.039 sillas / 6 sillas x pax = 6.006 abonados
  • 36.039 sillas / 4 sillas x pax = 9.009 abonados
  • 36.039 sillas / 2 sillas x pax = 18.019 abonados

Sin embargo, a través de diversas fuentes, se tiene conocimiento de existen abonados que agrupan en su titularidad más sillas que las que permite el reglamento. La falta de control en estos asuntos hace que el sistema de reventa ilegal esté completamente extendido.

Muy poca gente conoce realmente en que situación se encuentra la gestión de las sillas y palcos de la carrera oficial.

¿Cuánto dinero obtiene el Consejo con las sillas y palcos?

Según una información de Pasión en Sevilla, el Consejo ingresó 3.680.000 euros, de los cuales, 2.100.000 euros aproximadamente, se lo reparten las hermandades. Este procedimiento, si se tratase de una subvención, debería estar regulado mediante la Ley General de Subvenciones y el Reglamento Local de Subvenciones, lo cual no ocurre actualmente.

¿Cuánto dinero recibe actualmente cada hermandad y bajo qué condiciones?

Las hermandades, 125 en total, reciben cantidades diferentes según los siguientes criterios:

Hermandades de Penitencia que van a la SIC

  • Un paso = 28.115 euros
  • Dos pasos = 35.058 euros
  • Tres pasos = 42.000 euros

Vísperas

  • Un paso = 10.485 euros
  • Dos pasos = 14.368 euros

Glorias

  • Que procesionan = 3.963 euros
  • Que no procesionan = 900 euros

Sacramentales

  • Puras = 5.062 euros
  • Fusionadas = 1.000 euros

Todas estas cantidades las reciben las hermandades ajenas a lo estipulado en la Ley General de Subvenciones y del Reglamento Local de Subvenciones. Es decir, no justifican los gastos por los cuales reciben estas ayudas ni se fiscalizan los ingresos. Todo queda al margen de la legalidad.

¿Cuál es la propuesta de Contigo MÁS Sevilla?

Viendo las dificultades administrativas y legales para fiscalizar el dinero, así como la situación de alegalidad en la que se mueven las hermandades, lo más oportuno, a la luz de la finalización del convenio en 2020, la propuesta de Contigo MÁS Sevilla se centra en dos aspectos:

  1. Que la gestión de la carrera oficial regrese al Ayuntamiento de Sevilla para que pueda ser gestionada según los criterios que establece la ley en materia de seguridad y protección, publicidad, accesibilidad, transparencia, control de acceso, etc. Todos los gastos derivados de la organización de la carrera oficial, así como sus beneficios pasarían al Presupuesto Municipal.
  2. Contraprestar a las hermandades y cofradías con una subvención de concesión directa de un montante del 1% del Presupuesto Municipal, siendo entregada esta cantidad al Consejo de Cofradías como entidad colaboradora para la gestión de las subvenciones entre las propias hermandades, aplicando los criterios de la Ley General de Subvenciones y el Reglamento Local de Subvenciones.

¿Pero se puede entregar subvenciones directas a las hermandades?

Sí, se puede. Tal como establece la Ley General de Subvenciones en su artículo 22.2.a, en el que se dice: «Las previstas nominativamente en los Presupuestos Generales del Estado, de las Comunidades Autónomas o de las Entidades Locales, en los términos recogidos en los convenios y en la normativa reguladora de estas subvenciones» y en el apartado c del mismo punto y artículo: «Con carácter excepcional, aquellas otras subvenciones en que se acrediten razones de interés público, social, económico o humanitario, u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública».

En cualquier caso, se gana en transparencia, ya que la cantidad puesta a disposición de las hermandades estaría recogida mediante un acuerdo plenario del Ayuntamiento de Sevilla con período de larga duración e incluida, anualmente, en los Presupuestos Municipales.

¿Cómo funciona este sistema? ¿Cuánto va a percibir cada hermandad?

El Ayuntamiento entregará la partida presupuestaria al Consejo de Hermandades fraccionada en cuatro pagos. Siempre se trataría de convocatoria abierta anual con tres líneas de financiación:

  • Culto procesional, hasta el 70%
  • Conservación patrimonial e inversiones, hasta el 70%
  • Acciones asistenciales con carácter innovador, hasta el 85%

Para que las hermandades puedan recibir alguna cantidad deben cumplir los requisitos formales de cualquier subvención, según la Ley General de Subvenciones y el Reglamento Local de Subvenciones.

Lo ideal sería que todas las hermandades percibiesen la misma cantidad de manera aproximada. En ese sentido, si nos atenemos al presupuesto de 2018, cada hermandad, sin distinción de ningún tipo, tendría disponible unos 65.000 euros, aproximadamente.

¿Por qué se aumenta la cantidad invertida en las hermandades?

Por tres razones. La primera de ellas es que creemos en la subsidiariedad. Nadie mejor que las hermandades para gestionar su propio dinero en el territorio en el que se encuentran. La segunda razón es que, según el Informe de la Caridad, el gasto administrativo y de gestión que usan las hermandades en sus tareas asistenciales es del 0.18% del presupuesto que manejen. Por último, según un informe de la Universidad de Sevilla (2009), el efecto multiplicador de la inversión en las hermandades es de 2.14, de los cuales, 1.51 euros se quedan en la economía andaluza. Creemos que es una apuesta segura para mantener el culto, colaborar en la conservación patrimonial y en el aumento y mejora de las actividades benéfico-asistenciales con carácter innovador para mejorar el Estado de Bienestar de la ciudadanía en sus barrios.

¿De dónde salen los 5 millones de euros que faltan para entregarlo a las hermandades?

Saldrán de reducción de costes innecesarios o de acciones no planificadas de años anteriores, de los ingresos de la propia carrera oficial y de las tasas e impuestos que paguen los turistas de nuestra ciudad. La idea es que esto no cueste dinero al bolsillo del sevillano ni empeore la calidad de los servicios públicos.

¿Qué pasará con las sillas?

En una primera fase, se aplicará el reglamento actual, reduciendo seis sillas o un palco por abonado. El 85% de las sillas restantes se introducirán en una bolsa de sorteo anual, a la cual no se le producirá el beneficio de propietario. La medida es que, de manera paulatina, todas las sillas pasen a ser de sorteo público con el paso de los años. Por otro lado, el 15% de las sillas saldrá a concurso público entre las diferentes empresas hoteleras y turísticas de Sevilla, que actualmente hacen negocio con sillas de la carrera oficial de manera ilegal, con la connivencia de miembros del Consejo de Cofradías.

¿Quién tiene ahora las competencias de la carrera oficial?

El Ayuntamiento de Sevilla. Todo lo relacionado con el montaje, la seguridad, el acceso, las tasas y los precios, el concurso de sillas para empresas o la publicación del listado anual de abonados será competencia del Ayuntamiento. Todo, menos los horarios de paso. Asimismo, el Ayuntamiento se reservaría el derecho de reducción, ampliación o modificación de la carrera oficial en acuerdo con las hermandades y cofradías sin que esto suponga contratiempo alguno para las subvenciones que reciben. Es decir, ni el precio de las sillas ni el número de las mismas afectará a las cantidades percibidas anualmente.

¿Pueden perder las hermandades la subvención, según quien gobierne?

En principio, no. Se trata de alcanzar un acuerdo entre las hermandades y el Ayuntamiento, refrendado como convenio de ayuda especial, con una vigencia de larga duración (25-50-75 años) y aprobado por el Pleno Municipal y la Junta de Gobierno. No habría nada que temer.

¿Quién sale ganando con este nuevo sistema?

Las hermandades, que eliminan la responsabilidad de gestionar la carrera oficial, los gastos que supone y los inconvenientes que atraviesa, además de aumentar la cuantía de sus ingresos.

El Ayuntamiento, porque recupera para su gestión algo que era público, es decir, de toda la ciudadanía.

La propia ciudadanía, que aumenta sus expectativas de obtener un abono anual así como la bajada de precios por abono.

Por último, también ganan las empresas turísticas y hoteleras, que podrán tener acceso a abonos de manera regularizada.


 

Así mismo en el día de ayer, los compañeros de Sevilla Fútbol Club Radio en su programa Gólgota entrevistaban al candidato Pablo Gañan y al portavoz de Contigo Más, Daniel Marín con respecto a este asunto en los micrófonos de la radio, entrevista completa que puede escuchar en este enlace, a partir del minuto 15:45.

 

 

 

 

Related posts

ENTREVISTA.Eusebio Álvarez-Ossorio “Creo que hay una conspiración contra la banda del Sol, que me lleva siempre a las mismas personas”

Carlos Cabrera Díaz

El Tiempo. Acercándonos poco a poco a la Semana Santa

Antonio Delgado

Agenda Cofrade del último fin de semana de la Cuaresma

Alberto Calero Moreno

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más