Actualidad Opinión

La Realidad de los números

En los últimos días, en Sevilla, estamos asistiendo a un ataque repentino de purismo teológico. No pocos cofrades, hermanos mayores incluidos, han relativizado la necesidad de las procesiones. Incluso ha llegado a verse la paradoja del hermano mayor del Gran Poder: la misma persona que ha impulsado una procesión que atravesará la ciudad, bloqueándola, para llegar hasta un barrio altamente secularizado, dijo en TVE que suspender las procesiones de Semana Santa no suponía problema alguno.

Obviamente, no se muere nadie por suspender la Semana Santa según Sevilla. He dicho bien. La Semana Santa no se suspende, pero la Semana Santa según Sevilla, sí. Y ahora parece que a muchos, en ese ataque de purismo, se les ha olvidado. ¿Es que acaso, en Sevilla, sabemos celebrar la Semana Santa sin procesiones?

No hay que tener complejo por reivindicar las cofradías: muchas personas solo tienen esta oportunidad para disponer de una experiencia religiosa intensa. Desde luego, nuestro ínclito alcalde ve las cofradías de otro modo, como fuente de riqueza. Él mismo ya está pensando en procesiones extraordinarias para paliar el desaguisado económico que ha producido la suspensión de las procesiones.

Lo de los 400 millones de euros no se sostiene sobre ninguna evidencia empírica, así que no se lo crean. Actualmente, no existe ningún estudio serio que pueda confirmar el impacto económico de las Fiestas de Primaveras. Cualquier dato que lean al respecto no cuenta con ningún estudio riguroso detrás. Es mera palabraría.

Sin embargo, sí que hay un dato que debería preocuparnos: la suspensión de las cofradías provocará un agujero en las mayordomías de las hermandades sevillanas. A la espera de ver si el Consejo suspende las ‘subvenciones’ de la carrera oficial -hasta 36.000 euros para las cofradías de dos pasos-, las hermandades que aún tienen papeletas de sitio, también se verán mermadas por la pérdida de esta fuente de ingresos. Ha sido valiente el hermano mayor de las Siete Palabras al reconocer que las papeletas de sitio suponen el 20% del presupuesto. Si se hace un cálculo rápido, suponiendo que la ‘subvención’ del Consejo constituye otro 30%, la Hermandad de las Siete Palabras verá perdido la mitad de sus ingresos. Lo cual es trágico. Y esta hermandad no es una excepción. Me atrevería a decir que una veintena de hermandades sevillanas se verán en esta situación.

Hace años, concretamente en 2013, Quique ST y servidor, realizamos un estudio en el que concluimos que había un grupo de 21 hermandades cuyos ingresos para la organización de la estación de penitencia se situaban por debajo de los 20.000 euros, coste medio estimado para la organización de una cofradía. Esas hermandades ya eran dependientes de la ‘subvención’ del Consejo. Ahora, sin ambos ingresos, sin papeletas y sin ‘subvención’ ese grupo de hermandades podría ver comprometida su viabilidad como organización a lo largo de 2020. Esa es la realidad de los números.

Related posts

Dos besamanos en San Lorenzo para celebrar la historia.

Benito M. Álvarez Acosta

Anatomía: Cristo de la Salud de San Bernardo

Iván Núñez Simón

Desde el Vaticano animan a organizar procesiones en Septiembre

Redacción El Foro Cofrade

Un comentario

Avatar
Manuel 03/18/2020 at 14:44

Imagina para las Agrupaciones Parroquiales, que tenemos que tirar para adelante sin subvención y sin el tirón económico que supone la procesión de Semana Santa.

Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más