Actualidad Multimedia

La “Paradinha”de San Martin

El origen de esta historia parte del miércoles santo de 1993, que es el primer año que Ismael saca la cofradía después de su primera etapa en el año 1979. Bueno pues ese año, el 93, había muchísimas dudas por gente de la cuadrilla de Manolo Torres, que era la que sacaba el paso hasta entonces, de que ese grupo formado por El Canijo, llegase a San Martín dignamente y sin arrastrar los zancos por los suelos. No solo no ocurrió tal situación, sino que al paso, se le pegó un paseo brutal, desde la salida a la entrada.

 

Durante todo ese recorrido, tras una entrada en Campana memorable, como jamás se había vivido en esa hermandad, donde levantó el paso en el palquillo y marcha tras marcha se plantó en el relevo de Pedro Caravaca (relojes de Sanchís) de una sola chicotá, ante el asombro de muchos y la sorpresa de otros, la cuadrilla fue cogiendo confianza conforme pasaban las horas y veía que le estaba pudiendo la pelea y la briega a este Buque, con la dificultad que conlleva…Comenzaba a generarse “la leyenda” que veintisiete años después forja el andar de este paso por Sevilla.

 

Llegado el paso, al final de la calle Cuna, a la altura del extinto Restaurante San Marco, sonó el aviso de Silencio Blanco, que era una marcha que en aquellos días era una de las más conocidas, más tocadas y mejores que tenía esta banda, y que durante los ensayos solíamos disfrutar muchísimo cuando sonaba en el radiocasete que venía agarrado a la parihuela con cinta adhesiva.

 

Bueno como decía, en aquel momento, en esa calle, sin saber porqué y sin tenerlo preparado, así fue la realidad, antes de sonar el solo de la marcha, que lleva en la segunda voz los sones del

Himno Nacional, con el paso arriba y andando de frente, como siempre anda el Buque, un costalero espontáneamente, dijo, «ahora en el solo, vamos a quedarnos todos parados, pero parados como estacas», la gente… asumió esa «orden» y llevados por la euforia que estaba viviendo por el buen andar del paso durante todo el recorrido, y a sabiendas que Ismael podría molestarse, ya que él no es amante de cambios ni movimientos raros con los pasos; al sonar el solo, el misterio se quedó parado, pero parado de pronto, como si hubiese pasado algo,… sin marcar,… sin ningún movimiento… ni son…quieto…

 

El público que se dio cita allí, no daba crédito a lo que veía. Ismael sorprendido, se arrimó a los respiraderos del paso y preguntó que si pasaba algo, y desde la primera se le contestó que no, que no pasaba nada. Entonces El Canijo mandó de frente, coincidiendo la orden del capataz con el final del solo de la marcha. El paso rompió muy suavemente de nuevo con su andar habitual ampliando su zancada progresivamente al compás que la marcha iba desarrollando. La calle Cuna se venía abajo de aplausos, la gente ensimismada acababa de vivir el inicio de algo que nunca se había visto y que quedó muy emocionante y espectacular. Al arriar el paso, el público felicitaba a la cuadrilla, levantando los faldones, y el capataz, como sin querer, y esbozando una leve sonrisa, dijo, «esto no se hace más ¿eh?»

 

Por el contrario y sabiendo que había sido algo bonito y elegante, a partir de ese día, cada miércoles santo, aquello se volvió a repetir, bajo el consentimiento del capataz. Esto no me lo contaron sino que tuve la suerte de ser uno de los 45 hombres que aquel año 1993 estuvo bajo esas trabajaderas en ese mismo instante, incluso durante años fui el designado para marcar dicho momento en el solo, cuando por los relevos me pillaba ese trabajo.

 

Esta es la verdadera historia, no hay más, ni menos, de por qué, cada miércoles santo en aquel sitio, y solo en aquel lugar, y solo con aquella marcha, metros arriba, metros abajo de la calle, dependiendo de cómo vayan las chicotás, suena Silencio Blanco, y en su solo, el Misterio de San Martín se queda quieto como La Giralda…00

Related posts

La semana de Tu Amparo

Quid Est Veritas

VIDEO. Entrada de la «Bofetá» Martes Santo 2017

Alberto Calero Moreno

San José Obrero suspende sus cultos y salida procesional

Redacción El Foro Cofrade

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más