This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.

Ni “puta” idea.

La Sevilla virtual es casi tan vergonzante como la física, y por la virtual me refiero a la de redes sociales y el mundo multimedia en general. Twitter es ,por ejemplo , la nueva Atenas, ahí encontramos de todo; desde filósofos a estudiosos, teólogos, politólogos, pasando por matemáticos, humoristas, los que se creen graciosos (a veces sin poner su cara o nombre) (estos son los mejores) y los que les ríen las gracias (estos son los peores).

¿ Y en asunto de cofradías?

Peor, mucho peor. A la parte iluminada de cada twitero hay que sumar la capacidad escribir en 140 caracteres  sin tener ni idea de lo que está diciendo. Esto es un mal endémico de la sociedad, no solo de Sevilla y las cofradías.

Pero como lo local y lo que nos toca es esto, con este apartado nos quedamos. En estos días ha saltado a la opinión pública una noticia que se llevaba meses cocinando en lo más secreto de las casas de hermandad, la que podríamos llamar la “Revolución del Martes Santo”, que objetivamente no es otra cosa que una medida de 8 hermandades intentando arreglar un día que a ellos, más que a nadie, le perjudica y les duele.  Fue saltar a la opinión pública, y como si de un capítulo de la inquietante serie Black Mirror se tratara, las bestias fueron a comerse a su presa y comenzó el juicio paralelo. No vamos a reproducir aquí ningún tweet, ni opinión. No hace falta. Creo que todos hemos visto como una pléyade de enterados de los 140 caracteres ha sacado lo mejor y lo peor de sí mismo. La pena de todo esto es que hay opiniones muy buenas, respetuosas y autorizadas para hablar (no siempre a favor de corriente)  que se pierden en el oleaje salvaje de los tuiteros sin ni puta idea de lo que hablan.

Vivimos una época en la que todo el mundo tiene voz, y busca su minutito de gloria. Vivimos en la época de buscar el tweet ingenioso y chiposo que nos depare un buen numero de RT (las autofelaciones del siglo XXI) Vivimos, en la época en la que más se habla de Semana Santa de Hermandades y Cofradías, y quizás en la que menos se sabe de las mismas. Las nominas de hermanos están cada vez mas infladas por estas hordas de indocumentados. Ya están dentro ¿Ahora que? A poco que rasques un poco en las juntas de gobierno y en los cofrades antiguos preocupa que se hable, se opine, y a veces se dogmatice sin saber de donde venimos o el por qué de las cosas. Pero nadie asume responsabilidades, somos el trío de emojis de monitos del Whatsapp, unos nos tapamos los ojos para no ver, otros los oídos para nos escuchar, y otros la boca para no hablar (cuando no todo junto).   Mientras, cada vez que salga una noticia que cambie la concepción (inmovilista) de la Semana Santa de algunos, volveremos a estar expuestos a todo tipo de opiniones y desvarío del tuitero ingenioso de turno.  Y las opiniones buenas (contrarias quizás) se volverán a perder.  Al final a uno se le queda la sensación de ser más popular el chiste que el conocimiento, la tradición que el sentido común, y lo ingenioso que hablar con criterio.

 

@JimenezAlcaide

Francisco Miguel Jimenez Alcaide

2017-08-14T13:00:32+00:00 14 agosto, 2017|Opinión|
Francisco Miguel Jiménez Alcaide
Presentador de Golgota en SFC Radio, colaboré con artículos de opinión en varios portales cofrades. Cristiano en continuo aprendizaje de las hermandades y cofradías.