La Madrugá interminable

Se acercaba la tarde del 26 de Marzo de 2027, Viernes Santo, y la tensión crecía por momentos entre los responsables municipales, cofradieros y religiosos de la ciudad. A falta de escasos minutos para que El Cachorro y la Carretería iniciaran su estación de penitencia, las seis cofradías de la Madrugada…..¡¡¡ aún estaban en la calle!!!

Eran las consecuencias de un cisma irremediable alentado desde casi tres décadas antes. Tras años y años de reuniones, era visible la ruptura entre los distintos estamentos y hermandades encargadas del funcionamiento de la jornada crucial de nuestra Semana Santa. Pasaron diversos presidentes del Consejo y delegados de día que tuvieron que  desistir de la posibilidad de llegar a un acuerdo en la restructuración de la jornada, caótica desde años atrás ante el incremento de nazarenos y la coincidencia en los recorridos de las seis hermandades. A pesar de atrevidas propuestas, nunca se llegó a consenso y se mantuvieron los itinerarios y horarios habituales desde el siglo pasado. Ni siquiera los graves incidentes ocurridos en el ya lejano año 2017, y unas espectaculares medidas de seguridad implantadas en el mandato de Juan Espadas (alías Juan Vallas) con tornos de acceso, altavoces en las calles e incluso detectores de metales.

Sin embargo, el número de nazarenos seguía creciendo, y los problemas aumentaban exponencialmente con los años, hasta que en esta infausta madrugada de 2027, llegó el caos.

 

El reloj se acercaba inexorable a las 5 de la mañana, en ese momento todas las hermandades y sus pasos estaban en la calle, pero….. …no podían avanzar. El cortejo del Silencio se encontraba detenido entre el Salvador (palio) y con su Cruz de Guía en la calle San Miguel, incapaz de continuar su camino hacia San Antonio Abad, ya que el palio de la Macarena no había cruzado aún el Duque, y estaba anclado en mitad de la calle Trajano. El motivo era que su Cruz de Guía había aún abandonado la Catedral, ya que el paso de la Virgen del Mayor Dolor y Traspaso no podía abandonar el templo catedralicio. ¿Porque? Pues porque el aumento ingente del número de nazarenos de la corporación de San Lorenzo había acaba provocando que la mítica Cruz de Guía del Gran Poder alcanzará el final de la calle Zaragoza cuando la Esperanza de Triana aún no había entrado en la calle San Pablo y su palio seguía anclado en Reyes Católicos. La hermandad trianera y el Calvario se encontraban inmóviles entre las calles O´Donnell, Rioja y la misma Magdalena, esperando a que la Macarena culminara su entrada en Campana, algo que de momento no podía suceder mientras el cortejo completo del Gran Poder no abandonara la Catedral. Mientras, la hermandad de los Gitanos estaba en Laraña ya, esperando que el Silencio discurriera por la calle Orfila, algo imposible mientras la Macarena no terminará de entrar en el Duque.

 

Un esfuerzo, le pedimos un pequeño esfuerzo”. Eso esgrimían los responsables gubernamentales, cofradieros y religiosos a las Juntas de Gobierno de las seis hermandades. Muchos nazarenos habían caído desmayados y otros abandonaban las filas camino de su casa. Los servicios públicos de la Madrugada seguían activos y las hermandades del Viernes Santo se impacientaban porque llegaba la hora de sus salidas y las cofradías de la jornada previa aún “discurrían” por la ciudad. Un pequeño esfuerzo, un retoque de itinerario, un leve rodeo, el cambio por una calle paralela…aliviaría al cuerpo de nazarenos, al público, y descongestionaría el bloqueo…. pero nadie quería ceder ni sus recorridos habituales, ni parecer menos que la otra populosa hermandad del día, ni renunciar a derechos históricos ni sentimentales, ni a perder un ápice de su hegemonía de poder en la jornada.

 

Los medios nacionales y casi mundiales abrían sus portadas con la noticia, “Caos en la Madrugá de Sevilla”. La noche más hermosa aún no había terminado ni se conocía siquiera cuando llegaría su fin.

2017-11-08T13:44:02+00:00 8 noviembre, 2017|Actualidad, Opinión|

About the Author:

Daniel Jiménez Vergara
Cofrade de la calle. Psicólogo social. Colaborador en varios medios con temática cofradiera

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.