50 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DEL ESCULTOR DEL SIGLO XX

Hoy 29 de Noviembre se conmemora el 50 aniversario del fallecimiento del imaginero sevillano Antonio Castillo Lastrucci. Un escultor que levantó la Semana Santa, tras la Guerra Civil Española. Fue un escultor español, especializado en imaginería religiosa, que trabajó principalmente en Andalucía, aunque hay obras suyas en diferentes puntos de la geografía española.

Antonio Castillo Lastrucci nace en el año 1882, en la antigua calle de los quesos, hoy la calle Antonio Susillo. Ya de muy niño entra a formar parte del taller de Antonio Susillo como aprendiz y ayudante.

Sus primeros trabajos se basaron en el modelaje de figurillas de barro, en la que demostraba su maestría sin igual en el manejo de la terracota. En su juventud, realizó los estudios en la escuela industrial de arte y oficios de Sevilla.  Durante sus estudios, el maestro académico y pintor Virgilio Mattoni le influyó de forma decisiva dando a su estilo una cierta solemnidad que plasmaría posteriormente en sus obras. También la tendencia costumbrista que en aquellos años causaba furor en la ciudad le interesó vivamente.  Tanto es así, que a sus 25 años realizó varios de estos temas cultivando su refinado sensibilidad en aspectos que posteriormente, le sería muy útil en sus obras imagineras.

En el año 1917, se traslada hasta la ciudad francesa de París, como premio a una beca otorgada por la diputación provincial de Sevilla, para perfeccionar sus estudios. Durante su estancia visita el Museo del Louvre se familiariza con los modelos clásicos y con las tendencias de vanguardia. La beca se completa en Madrid, donde estudia y perfecciona en las técnicas de dibujo y pintura.

Pasado unos 5 años, regresa de nuevo a la ciudad hispalense con una maestría artística. A su llegada monta un taller de escultor en la que trabajaran algunos de sus hijos siguiendo el modelo de las antiguas sagas familiares. Mantiene una plantilla numerosa con carpinteros, tallistas, entalladores, doradores, y los demás oficios precisos para el remate de las obras escultóricas. Su taller se encontraba en el nº52 de la calle San Vicente de forma semindustrial, para poder acometer gran cantidad de obras. Sus primeras obras se centraban en motivos profanos con tendencias modernista, fruto de sus contactos con Benjure y los afamados escultores de su época. También comienza a modelar los primeros estudios para figuras procesionales.

 

A mediados de los años 20, se le presenta un cambio en la trayectoria artística, la hermandad de Jesús ante Anás le encarga en 1922 desde su antigua sede la Parroquia de San Román, la ejecución de su paso principal “La Bofetá”. La obra sorprende por su carácter escénico y su realismo al narrar el pasaje evangélico en que Jesús es abofeteado en casa del sumo sacerdote Anás. En un extremo de la escena se encuentra un pebetero perfuma el ambiente con aromas y nubes de incienso, algo muy característico que prodiga en otras de sus obras.  Después vendría el encargo de la Virgen del Dulce Nombre, para la misma hermandad.

 

Pasado unos años realiza el paso de misterio de la hermandad de San Benito, que representa a Jesús presentado al pueblo por Poncio Pilatos.  Tal vez este misterio sea la mejor obra realizada, su gran verismo, la complejidad de la acción y las diversas situaciones que se representan en el misterio, dan una clara idea de su gran valía artística, de su elevada sensibilidad y de su talante estético y compositivo. Acomete la remodelación y el arreglo del paso de misterio de la Sentencia de la hermandad de la Macarena, su taller realiza la imagen de San Juan que procesiona en el paso de la Borriquita, en unos tiempos de inestabilidad política y social.

 

 

En 1929, aborda una de las restauraciones más polémicas realizadas en el entorno del mundo cofrade sobre la imagen de la Esperanza de Triana. Al recibir el encargo de un nuevo retoque se viese obligado a modificar cambios profundos en la cara y en las manos. Tales fueron los cambios realizados que algunos ineruditos consideraron al escultor autor de la imagen.

 

 

En 1932, recibe el encargo de reponer las imágenes titulares de la hermandad de la Hiniesta, quemadas en el incendio ocurrido en la Iglesia de San Julián. Llegó el  fatídico año 1936, la inestabilidad social se desbordó lo que propició la quema de numerosos templos de la ciudad, como San Julián, que perdió por completo las imágenes realizadas por el escultor. Tras la posguerra, el taller recibía la infinidad de cargos marcando una nueva etapa en la estilista del maestro.

Su taller monopoliza todas las demandas y trabaja febrilmente, precisa una organización casi industrial que posiblemente no fue su idea y gusto del artista, ya que la producción de tal cantidad de obra fue en detrimento de la calidad de la misma. A pesar de ello, aun así hay que decir que sus obras son magnificas y marcaron un hito en el resurgir del barroquismo en la imaginería de nuestra ciudad y de Andalucía.

 

La gran presión de las hermandades le forzó a reiterar los mismos modelos para diversas composiciones procesionales. Sus figuras de los soldados romanos, sayones o esclavos son muy queridas en nuestra Semana Santa y han venido a realzar y completar grandes pasos de misterios. Su obra ingente sigue hasta sus últimos días de vida  y no se limita a la imaginería, pues hay muestra de su arte en canastillas y andas, como puede ser la Hiniesta, Montesión, Los Panaderos, Macarena, etc. Prácticamente todos los días de la semana de pasión podemos obras del escultor sevillano.

 

 

 

 

 

Curiosamente sus últimas obras, se completaron en su último año de vida, en 1967. Año en el que fallece con 85 años de edad, casi con la gubia en la mano.

A continuación te detallamos todas las obras realizadas por el escultor sevillano en la capital hispalense:

1922 – Misterio de Jesús ante Anás (Hdad del Dulce Nombre)

1924 – Virgen del Dulce Nombre y San Juan Evangelista (Hdad del Dulce Nombre)

1928 – Misterio de la Presentación de Jesús al Pueblo (Hdad de San Benito)

1928 – San Juan Evangelista (Hdad de San Benito)

1929 – Misterio del paso de Jesús de la Sentencia (Hdad de la Macarena)

1935 – San Juan Evangelista (Hdad del Amor)

1937 – Virgen de la Hiniesta (Hdad de la Hiniesta)

1937 – Virgen de La O (Hdad de La O)

1938 – Cristo de la Buena Muerte (Hdad de la Hiniesta)

1940 – Misterio del Cristo de la Salud y Buen Viaje (Hdad de San Esteban)

1940 – Cirineo del Cristo de las Tres Caídas de Triana (Hdad de la Esperanza de Triana)

1942 – Apostolado de Cristo orando en el Huerto (Hdad de Montesión)

1944 – Virgen de Araceli (Hdad de Araceli)

1944 – María Magdalena (Hdad de la Hiniesta)

1945 – Misterio de Jesús del Soberano Poder en su Prendimiento (Hdad de los Panaderos)

1948 – Grupo escultórico de la Piedad (Hdad de la Hiniesta)

1952 – Misterio del Cristo de las Penas (Hdad de la Estrella)

1955 – Virgen del Rocío (Hdad de la Redención)

1958/59 – Misterio del Beso de Judas (Hdad de la Redención)

1962 – Misterio de Jesús en su Soberano Poder ante Caifás (excepto Caifás) (Hdad de San Gonzalo)

1964 – Jesús de la Salud y Remedios (Hdad del Dulce Nombre de Bellavista)

1967 – Monumento a Fray Diego de Cádiz (Basílica del Gran Poder)

Con respecto a la provincia destacamos: la Virgen de las Angustias y el Cristo del Buen Fin de la hermandad de Santiago Apóstol de Aznalcázar, Cristo de la Misericordia de Cantillana, Jesús Nazareno de Lora del Río, Virgen de la Amargura de Écija, entre otras.

 

Sus obras han propiciado un nuevo concepto en la escenografía de los grandes misterios de la pasión, sus personajes secundarios cotidianos, han venido a humanizar más la Semana Santa sevillana. No existe la gran imagen que haya consagrado al artista, su gran obra es la totalidad de su obra.

2017-11-29T13:25:19+00:00 29 noviembre, 2017|Actualidad, Reportajes|

About the Author:

Alberto Calero Moreno

Un cofrade muy jartible de los 365 días del año y hermano de la hermandad de la Estrella. Encargado de realizar los reportajes videográficos

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.