2017, otra vez al filo de la navaja

Se acaba un año tremendamente agitado para las cofradías. Llegaron los “recortes” de las nuevas normas diocesanas y municipales, se anunciaron cambios importantes para la próxima Semana Santa -y más drásticas para 2019- y, de nuevo, lamentablemente la Madrugá volvió a sufrir graves incidentes.

 

Agoniza el año del “procés”, del 155, de las continuas elecciones, de la inminente sequía, de las borrascas con nombre, del triste Agosto en las Ramblas y de otras muchas noticias de mayor o menor calado. No esperen en las próximas líneas una cronología ni un resumen organizado de la actualidad cofradiera; simplemente dejaremos  puertas abiertas y preguntas en el aire que sinteticen cómo fue este año para las cofradías, tal vez un año demasiado agitado.

 

La calma que presagiaban unos muy benévolos pronósticos meteorológicos para la Semana Santa se trastocaron desde el inicio de la misma. De nuevo, fotos de vallas y aforamientos inundaron las redes sociales en un año que venía de antemano marcado por la seguridad. Quejas sobre el excesivo celo policial en las procesiones fueron protagonistas, mientras que, paradójicamente, los cortejos recorrían avenidas junto a furgones, perros policías y metralletas. La tensión se desbordó a las 4:10 de la madrugada del Viernes Santo, cuando las “carreritas” y “estampidas” del año 2000 se reprodujeron por casi todo el centro histórico. Heridos, detenidos, cofradías destrozadas, y una sensación de que dichos incidentes no pueden repetirse más. Así lo piensan Asenjo, el Ayuntamiento y los propios cofrades. La Madrugá, herida casi de muerte, busca una solución en la que tienen que implicarse todos los colectivos de la ciudad, sin excepción. De momento, para 2018, se ha avanzado ya con una reordenación puntual de la jornada que mejorará algunos cruces. También desde el Ayuntamiento se ha invertido en medidas de seguridad y sistemas muy avanzados, pero también parece que se ha quedado corto. La ciudadanía debe colaborar: sillitas y borrachos sobran en las calles.

 

A diferencia del año 2000, en este caso, el Consejo de Cofradías sí se ha arremangado y puesto en la labor. Tras muchos años, la Madrugá variará sensiblemente su configuración, con horarios e itinerarios que favorezcan algo la dispersión y movilidad del público. De todos modos, necesita más cambios la jornada cumbre de nuestra Semana Mayor. Quien sí se ha vuelto como un calcetín ha sido el Martes Santo. Se producirá el próximo año el mayor cambio en la carrera Oficial desde el año 1973, ya que el recorrido común se realizará “al revés” y con modificaciones muy sensibles en horarios, itinerarios y orden de las hermandades. Tras una exagerada campaña en contra desde algunos medios de comunicación, es de agradecer el consenso alcanzado en vistas a esta solución transgresora y revolucionaría, aunque necesaria y acertada a tenor de los expertos.

 

 

 

También era algo muy demandado entre distintos frentes la autorregulación de procesiones extraordinarias y ordinarias, excesivas durante todo el año. Las nuevas normas diocesanas ya reflejan que los cultos se reduzcan a la feligresía, lo que durante todo 2017 ha dado como resultado situaciones a veces casi ridículas, con modificaciones de itinerarios obligados por la peculiar ordenación de las feligresías. También ha dado que hablar el peculiar criterio de Palacio a la hora de permitir o no cultos extraordinarios, un asunto que tendrá que refinar el próximo año.

 

Mucha tensión, demasiada, en algunos procesos electorales como los de Montesión, el Santo Entierro o los Gitanos. Varias de estas hermandades se encuentran inmersas en batallas internas que se remontan décadas atrás. Arriesgado también el órdago lanzado por la Milagrosa, preparada para entrar en el Domingo de Ramos, pero eligiendo el camino equivocado. Más listos parecen haber sido en la calle Rioja, donde Fray Dobado pretende usar el camino más corto para incluir una nueva cofradía en la Semana Santa desde el Santo Angel.

 

Y si al filo de la navaja fue este 2017, no se vislumbra que vaya a ser mucho más tranquilo este 2018. Por primera vez en muchos años, las cofradías tendrán que decidir si reforman o no la obsoleta Carrera Oficial. ¿Cuál será la propuesta que presente el Consejo? ¿Habrá intervención desde el Ayuntamiento? ¿La aceptarán las cofradías?

 

 

 

 

About the Author:

Daniel Jiménez Vergara
Cofrade de la calle. Psicólogo social. Colaborador en varios medios con temática cofradiera

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.