Diario de Cuaresma: el capirotero

Continua una semana más el peculiar Diario de Cuaresma de Curro Alcaide. Hoy, otra figura imprescindible: el capirotero

De todas las personas que conforman el universo cofrade, sin duda me quedo contigo.

A ti que nadie te llama por tu nombre en la Hermandad.

A ti que quizás conozcan por “el sobrino de…” o “su abuelo fue…

A ti que hay notables de tu cofradía que te saludan, pero no saben realmente de que les suena tu cara.

Últimamente he pensado cuanto han cambiado los tiempos. Desde pequeño siempre escuche hablar de vosotros, con cierto desprecio disimulado, por aquello del corporativismo cofrade y del concepto Hermandad.

De vosotros se dicen varios topicazos.

Que solo aparecéis “una vez al año ( y a Dios gracias!!) “.

O que con vuestra falta de compromiso devaluáis la fiesta.

Un clásico, como si la fiesta tuviera que devaluarla alguien más.

En los tópicos ocurre como en botica, que hay de todo. Verdades, mentiras, verdades a medias, mentiras que parece verdades…y asi nos va.

Hoy, mucho tiempo después de que en mi empaparan esos tópicos, he comprendido que no solo no era ciertos, si no que veo en vosotros el motor de autenticidad de la Semana Santa.

Hoy hablo del que, para mi ,es el protagonista terrenal de esto que nos gusta tanto.

Hubo un tiempo en lo que no había bandas, ni costaleros, quizás tampoco juntas de gobierno, ni prensa especializada. Hasta puede haber un remoto origen en el que no existieran pasos e imágenes. Lo que nunca ha faltado, es la figura del nazareno ( o penitente). Esta es la base de lo que hoy conocemos. Personas anónimas que cumplían sus promesas y penitencias al final de la Cuaresma, como semejanza a pasión de Cristo.

Hoy, en los días grandes, son de ellos de quien más olímpicamente pasamos y nos quejamos. ·Que si son muchos, que si tardan mucho en pasar “(si usted es de los que se queja de eso, piense que si tardan en pasar es por culpa de los que hemos convertido la pasión en espectáculo, y si una cofradía tarda mucho en pasar, es que seguramente dos calles más allá habrá alguna performance con tos sus avíos)

Otra veces simplemente , hablan de que no se os ve por los templos.

Este comportamiento tan humano (y tan cofrade) de mirar con altanería y desprecio a los que creemos inferiores, me lleva a pensar que si de verdad los capiroteros los son.

¿Son menos que los dirigentes que se pelean cada cuatro años para mover los hilos de la hermandad?.

Esto no es un alegato a todos los nazarenos, los hay buenos y malos. Y sinvergüenzas, como las personas normales durante todo el año. El capirote y la túnica es solo un adorno para quien lo es.

Pero me encanta el capirotero que esta semana va por su papeleta de sitio, a sentirse por un rato muy cerca de los suyos, luego se irá solo, tal y como llegó.

Ese capirotero que a final de Enero ya hurgo en el altillo para ver en que condiciones estaba su túnica.

Yo he aprendido a valoraros.

Seguramente no sea cierto eso de que solo entráis una vez al año en el templo.

Los que lo decimos es que tenemos necesidad de que cuando hacemos algo, se nos vea. Para que nos lo reconozcan luego. Somos así, no nos lo tengas en cuenta.

Decía un buen cofrade, que cualquier cartera es también un templo si en ella va una foto del Señor o de la Virgen Maria. Tambien podríamos decir que el mejor altar de cultos es la mesita de noche donde diriges todas las noches tu última mirada, a esa Virgen que ya estar en su palio y es el ojito derecho de tus repelucos.

Hacéis bien, quedaros a medio camino, que ahí siempre estará el equilibrio.

Participad en lo que podáis y os apetezca.

Y pasad de nosotros, los que os criticamos.

Porque seguramente sois los mas puro, noble y autentico que pisa las calles en Semana Santa.

By |2018-03-09T10:13:10+00:00 9 marzo, 2018|Categories: Actualidad, Opinión|0 Comments
Francisco Miguel Jiménez Alcaide
Presentador de Golgota en SFC Radio, colaboré con artículos de opinión en varios portales cofrades. Cristiano en continuo aprendizaje de las hermandades y cofradías.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.