Crónica del Lunes Santo. “Lunes de Ramos”

El Lunes Santo en Sevilla siempre se ha considerado una jornada donde el público cofrade podía disfrutar de todas sus hermandades, con menos aglomeración y bullicio que su jornada antecesora, el Domingo de Ramos. En este 2018, tras el atípico Domingo de Palmas que tuvimos, Sevilla se volcó desde primera hora de la mañana para ver el discurrir de todas sus cofradías, en una jornada donde el calor empezó a hacerse notar y las temperaturas a la caída de la noche, hacían que la noche no pesara tanto como en años pasados.

La jornada empezó en San Pablo, con el estreno de esta Semana Santa, el maravilloso palio para la Virgen del Rosario, que los talleres de Charo Bernardino han ejecutado con maestría. Palio de quilates el que San Pablo ha estrenado, que tuvo su momento de susto, al transitar la cofradía por la calle Venecia de vuelta, cuando parte de la bambalina frontal se desprendió. Gracias a la rápida actuación de los hermanos, priostes, vecinos del barrio de San José Obrero y la propia hermandad, todo se quedó en un susto, volviendo la Virgen a su templo con la parte frontal del palio al descubierto.

Santa Genoveva, con la recuperación de la túnica bordada y la hermandad de la Redención con un cortejo de nazarenos cada vez más amplio, comenzaron a acumular los primeros minutos de retraso en la jornada, quizás por el aumento de nazarenos de estas dos corporaciones. Si es cierto, que en momentos diversos el ritmo de la cofradía de la calle Santiago, se hacía un poco “pesado”. Pareció un poco extravagante la interpretación de una composición musical de la Agrupación de la Redención en la Campana al paso del misterio del Beso de Judas.

Santa Marta, fuel a su cita de seriedad y austeridad, dejó muda la plaza de San Andrés a su salida, y quizás no tanto, por el pésimo comportamiento de cierto sector del público, a quienes estaban congregados para ver su vuelta por la calle Cuna. Qué ganaría este paso con unas ropas bordadas para sus imágenes, sería maravilloso. San Gonzalo demostró que quizás, sea la cofradía con mayor expectación una vez que sale su Cruz de Guía. Imponente el paso de misterio, siempre ante un mar de cabezas que no pierden cita su discurrir. La Virgen de la Salud, volvió a darse cita con Sevilla tras su Coronación Canónica, recuperando como ya hizo en tal día, las flores de cera de escolta para darle mayor brío y sabor barrio a esta cofradía. Poco después del paso de San Gonzalo por Reyés Católicos, fue la cofradía de las Aguas, quien se puso en la calle. Una estación de penitencia sin los sobresaltos que esta hermandad ha tenido a lo largo de este año pasado. La saeta del Sacri una vez salen los dos pasos y el ambiente por la calle Arfe y el Arenal, son momentos como siempre de gran arraigo. Bellísima la Virgen de Guadalupe en esta Semana Santa, tras la vuelta de José Antonio Moreno Bernal como vestidor de la imagen.

Como es costumbre, la noche se cerró con el clásico final que ponen las hermandades de Vera Cruz, las Penas y el Museo. La Virgen de las Tristezas y su conjunto, podría calificarse de perfecto, a veces una candelería poco poblada de cera es importante para el disfrute de una perspectiva como la de ayer con la dolorosa de Antonio Illanes. Sublime el conjunto de la cofradía de San Vicente, donde se interpretó por primera vez y con motivo del 75º la composición que realizara Antonio Pantión, Jesús de las Penas. A modo de curiosidad, fue la primera cofradía en la que este año, Antonio Santiago tocó el martillo. La tercera hubiese sido en otros años de esplendor del capataz. Para cerrar la noche, nada mejor el Museo, en su nuevo y acertado recorrido de vuelta. El palio de la Virgen de las Aguas es algo que hay que vivirlo en la calle, su andar, su magia, su encanto, y sobre todo la imagen de Cristóbal Ramos con el reflejo de su candelería por Gravina de vuelta, por razones y momentos como ese, a uno es imposible que año tras año, no le siga enamorando nuestra Semana Santa.

By | 2018-03-28T01:19:14+00:00 28 marzo, 2018|Categories: Actualidad|0 Comments

About the Author:

Juan José García del Valle
Periodista, pasé por el Correo de Andalucía, Ondaluz Sevilla y Viva Sevilla. Actualmente dirijo "Gólgota" en Sevilla Fútbol Club Radio.

This Is A Custom Widget

This Sliding Bar can be switched on or off in theme options, and can take any widget you throw at it or even fill it with your custom HTML Code. Its perfect for grabbing the attention of your viewers. Choose between 1, 2, 3 or 4 columns, set the background color, widget divider color, activate transparency, a top border or fully disable it on desktop and mobile.