Lo que nos dice el Señor hoy (Tiempo Ordinario)

Tema en 'Comisión General' comenzado por Carita, 10 de Mayo de 2015.

  1. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles I Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Al salir Jesús de la sinagoga fue con Santiago y Juan a la casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, e inmediatamente le hablaron de ella. Él se acercó, la tomó de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar. Se levantó de madrugada cuando todavía estaba muy oscuro, se marchó a un lugar solitario y allí se puso a orar. Simeón y sus compañeros fueron en su busca y, al encontrarlo, le dijeron: <<Todo el mundo te busca>>. Él les responde: <<Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido>>. Así recorrió toda Galilea, predicando en sus sinagogas y expulsando los demonios.

    Hebreos 2, 14 – 18
    Salmo 104, 1 – 5. 6 – 9
    Marcos 1, 2939
     
  2. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles I Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, me aconsejaba el Papa hacer oración antes y después de leer tu Evangelio: tener los ojos, los oídos, todo mi ser pendiente de ti. Leer tu Evangelio y hablar contigo es el momento privilegiado de mi jornada … “Todos te buscan”, y yo también. Cuando dedico estos minutos a escucharte y hablarte solo hago lo que tú hacías: “Se marchó a un lugar solitario y allí se puso a orar”. El Señor se acuerda de su alianza eternamente (Salmo 104, 8a).
     
  3. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves I Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: <<Si quieres puedes limpiarme>>. Compadecido, extendió la mano y lo tocó diciendo: <<Quiero: queda limpio>>. La lepra se le quitó inmediatamente y quedó limpio. Él lo despidió, encargándole severamente: <<No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés, para que les sirva de testimonio>>. Pero, cuando se fue, empezó a pregonar bien alto y a divulgar el hecho, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en lugares solitarios; y aún así acudían a él de todas partes.

    Hebreos 3, 7 – 14
    Salmo 94, 6 – 7cd, 9 – 11
    Marcos 1, 4045
     
  4. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves I Tiempo ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, el pobre leproso sabe que tú tienes poder de curarlo y solo apela a tu voluntad: “Si quieres”. Tú puedes curar las heridas que dejó el paso del coronavirus: físicamente en los contagiados y heridas del corazón en los familiares de los fallecidos, ¡tan solos! Y tú puedes y quieres limpiarme de todo lo que me impide seguirte con plena fidelidad, sin que nada mancille (deshonre) mi amistad contigo. Solo me falta abrir mi vida a tu poder y a tu amor, y recibir de ti el regalo de la apertura de tu poder, a tu querer y a tu obrar: ¡no tener ningún temor a recibir tu ternura! Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: “No endurezcáis vuestro corazón” (Salmo 94, 7d. 8a).
     
  5. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes I Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Cuando a los pocos días volvió Jesús a Cafarnaún se supo que estaba en casa. Acudieron tantos que no quedaba sitio ni a la puerta y les proponía la palabra. Y vinieron trayéndole un paralítico llevado entre cuatro y, como no podían presentárselo por el gentío, levantaron la techumbre encima de donde él estaba, abrieron un boquete y descolgaron la camilla donde yacía el paralítico. Viendo Jesús la fe que tenían, le dice al paralítico: <<Hijo tus pecados te son perdonados>>. Unos escribas que estaban allí sentados, pensaban para sus adentros: <<¿Por qué habla este así? Blasfema. ¿Quién puede perdonar pecados, sino solo uno, Dios?>>. Jesús se dio cuenta enseguida de lo que pensaba y les dijo: <<¿Por qué pensáis eso?, ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: “Tus pecados te son perdonados”, o decir: “Levántate, toma la camilla y echa a andar”? Pues para que veáis que el Hijo del hombre tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados -dice al paralítico- : “Te digo: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa”>>. Se levantó, tomó inmediatamente la camilla y salió a la vista de todos. Se quedaron atónitos y daban gloria a Dios diciendo: <<Nunca hemos visto una cosa igual>>.

    Hebreos 4, 1 – 5. 11
    Salmo 77, 3. 4bc. 6c – 8
    Marcos 2, 112
     
  6. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Viernes I Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, tus palabras al paralítico -“tus pecados quedan perdonados”- son de las más importantes de tu vida y de la mía. Por tu parte, manifiestan tu misericordia de Dios. En mi vida, son muchas las veces que las he escuchado cuando me perdonas. ¿Qué sería de los pecadores si no tuviéramos el regalo de tu perdón? Solo tú puedes perdonar pecados, ¡porque eres Dios! No olvidéis las acciones de Dios (Salmo 77, 7b).
     
  7. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado I Tiempo ordinario
    Santo Evangelio
    Jesús salió de nuevo a la orilla del mar; toda la gente acudía a él y les enseñaba. Al pasar vió a Leví, el de Alfeo, sentado al mostrador de los impuestos y le dice: <<Sígueme>>. Se levantó y lo siguió. Sucedió que, mientras estaba él sentado a la mesa en casa de Leví, muchos publicanos y pecadores se sentaron con Jesús y sus discípulos, pues eran ya muchos los que lo seguían. Los escribas de los fariseos, al ver que comía con pecadores y publicanos, decían a sus discípulos: <<¿Por qué come con publicanos y pecadores?>>. Jesús lo oyó y les dijo: <<No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores>>.

    Hebreos 4, 12 – 16
    Salmo 18, 8 – 10. 15
    Marcos 2, 1317
     
  8. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Sábado I Tiempo ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, tus palabras me llenan de gozo y de esperanza, porque soy un pecador. Por eso me encuentro tan a gusto contigo, porque eres mi Salvador y mi Amigo. Quizá, si logro tener abierto el oído, hasta podría escuchar lo que dijiste a Mateo: ¡Sígueme! Aquí me tienes, Señor. Tus palabras, Señor, son espíritu y vida (Juan 6, 63c).
     
  9. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo II Tiempo Ordinario
    Primera Lectura
    Samuel estaba acostado en el templo del Señor, donde se encontraba el Arca de Dios. Entonces el Señor llamó a Samuel. Este respondió: <<Aquí estoy, porque me has llamado>>. Respondió: <<No te he llamado. Vuelve a acostarte>>. Fue y se acostó. El Señor volvió a llamar a Samuel. Se levantó Samuel fue a donde estaba Elí y dijo: <<Aquí estoy; porque me has llamado>>. Respondió Elí: <<No te llamado, hijo mío. Vuelve a acostarte>>. Samuel no conocía aún al Señor, ni se le había manifestado todavía la palabra del señor. El Señor llamó a Samuel por tercera vez. Se levantó, fue a donde estaba Elí y dijo: <<Aquí estoy, porque me has llamado>>. Comprendió entonces Elí que era el Señor el que llamaba al joven. Y dijo a Samuel: <<Ve a acostarte. Y si te llama de nuevo di: “Habla, Señor, que tu siervo escucha”>>. Samuel fue y se acostó en su sitio. El Señor se presentó y llamó como las veces anteriores: <<¡Samuel, Samuel!>>. Respondió Samuel: <<Habla, que tu siervo escucha>>. Samuel creció. El Señor estaba con él, y no dejó que se frustrara ninguna de sus palabras.

    1 Samuel (Samuel es el quinto Libro Histórico de los doce que lo forman y consta de dos partes y esta es la primera. Nos hace ver a pesar de las dificultades políticas, que el Mesías, vendrá a través de la dinastía de David siendo Saúl el primer rey y elegido por Samuel. Todo del Antiguo Testamento) 3, 3b – 10. 19
     
  10. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo II Tiempo Ordinario
    Segunda Lectura
    Hermanos: El cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor; y el Señor, para el cuerpo. Y Dios resucitó al Señor y nos resucitará también a nosotros con su poder. ¿No sabéis que vuestros cuerpos son miembros de Cristo? El que se une al Señor es un espíritu con él. Huid de la inmoralidad. Cualquier pecado que cometa el hombre, queda fuera de su cuerpo. Pero el que fornica peca contra su propio cuerpo. ¿Acaso no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que habita en vosotros y habéis recibido de Dios? Y no os pertenecéis, pues habéis sido comprados a buen precio. Por tanto, ¡glorificad a Dios con vuestro cuerpo!

    1 Corintios (La segunda carta de San Pablo consta de dos partes y en esta primera nos habla, a nosotros pecadores, de la inmoralidad y del pecado del adulterio. San Pablo escribió esta carta durante su larga permanencia en Efeso a mediados del siglo I alrededor del año 57. Todo del Nuevo Testamento) 6, 13c – 15as. 17 – 20
     
  11. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo II Tiempo Ordinario
    Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad
    Santo Evangelio
    Estaba Juan con dos de sus discípulos y fijándose en Jesús que pasaba, dice: <<Este es el Cordero de Dios>>. Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: <<¿Qué buscáis?>>. Ellos le contestaron: <<Rabí (que significa Maestro), ¿Dónde vives?>>. Él les dijo: <<Venid y veréis>>. Entonces fueron, vieron donde vivía y se quedaron con él aquel día; era como la hora undécima [cuatro de la tarde]. Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: <<Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo)>>. Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: <<Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce: Pedro)>>.

    Juan 1, 3542
     
  12. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Domingo II Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, escucho tu voz que me dice: Ven y verás. No está la seguridad ciudadana para irse con un desconocido. Pero tú no solo eres conocido, sino amigo mío antes de verte: tu voz me ha hablado muchas veces, y tu palabra es infinitamente más de fiar que ninguna otra. Te seguiré, Jesús, adondequiera que vayas. E invitaré a quienes más quiero a que nos acompañen: ¡He encontrado al Mesías!
     
  13. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes II Tiempo Ordinario
    18 al 25 Enero

    Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos
    Santo Evangelio
    Como los discípulos de Juan y los fariseos estaban ayunando vinieron unos y le preguntaron a Jesús: <<Los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos no?>>. Jesús les contesta: <<¿Es que pueden ayunar los amigos del esposo, mientras el esposo está con ellos? Mientras el esposo está con ellos, no pueden ayunar. Llegarán días en que les arrebatarán al esposo, y entonces ayunarán en aquel día. Nadie echa un remiendo de paño sin remojar a un manto pasado; porque la pieza tira del manto -lo nuevo de lo viejo- y deja un roto peor. Tampoco se echa vino nuevo en odres viejos; porque el vino revienta los odres, y se pierden el vino y los odres; a vino nuevo, odres nuevos>>.

    Hebreos 5, 1 – 10
    Salmo 109, 1bcde – 4
    Marcos 2, 1822
     
  14. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Lunes II Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, me gusta el tono festivo que destacas en quienes tú invitas al banquete de bodas como amigos del esposo: esto no es lo que el mundo piensa de los cristianos. ¡Del Amigo por excelencia no puede llegarme nada malo. Y de ti me viene todo lo bueno que hay en mí. No dejes que decaiga el deseo de caminar hacia la Unidad: que pronto celebremos juntos la fiesta de tu boda con la Iglesia y la humanidad. Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec (Salmo 109, 4bc).
     
  15. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes II Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Sucedió que un sábado Jesús atravesaba un sembrado, y sus discípulos, mientras caminaban, iban arrancando espigas. Los fariseos le preguntan: <<Mira, ¿por qué hacen en sábado lo que no está permitido?>>. Él les responde: <<¿No habéis leído nunca lo que hizo David, cuando él y sus hombres se vieron faltos y con hambre, cómo entró en la casa de Dios, en tiempos del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes de la proposición, que solo está permitido comer a los sacerdotes, y les dio también a quienes estaban con él?>>. Y añadió: <<El sábado se hizo para el hombre y no el hombre para el sábado; así que el Hijo del hombre es señor también del sábado>>.

    Hebreos 6, 10 – 20
    Salmo 110, 1b – 5. 9. 10c
    Marcos 2, 2328
     
  16. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Martes II Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, la unidad de los cristianos no puede venir del esfuerzo del hombre. Tú pediste al Padre la Unidad de todos tus discípulos, para que el mundo crea. O nos viene del cielo, o continuaremos divididos para siempre. Te uniste a la humanidad por la nueva y eterna alianza en tu sangre. Solo en ti, convertidos en fieles seguidores tuyos, podremos encontrarnos: ¡Conviértenos, Señor, y nos convertiremos a ti!: es la única dinámica que lleva a la Unidad, a la meta del camino, que eres tú. El Señor recuerda siempre su alianza (Salmo 110, 5b).
     
  17. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles II Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Jesús entró otra vez en la sinagoga, y había allí un hombre que tenía una mano paralizada. Lo estaban observando, para ver si curaba en sábado y acusarlo. Entonces le dice al hombre que tenía la mano paralizada: <<Levántate y ponte ahí en medio. Y a ellos les pregunta: <<¿Qué está permitido en sábado? ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir? Ellos callaban. Echando en torno a una mirada de ira y dolido por la dureza de su corazón, dice al hombre: <<Extiende la mano>>. La extendió y su mano quedó restablecida. En cuanto salieron, los fariseos se confabularon con los herodianos para acabar con él.

    Hebreos 7, 1 – 3. 15 – 17
    Salmo 109, 1bcde – 4
    Marcos 3, 16
     
  18. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Miércoles II Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, todos los días, también los sábados, son días para escuchar tu palabra: Levántate, para seguirte a ti y para acercarme a los demás. Estando más cerca de ti podré conocerte mejor y amarte más. Acercarme a los demás es reducir lo que nos separa y aleja. ¡Que todos seamos uno contigo y con el Padre! Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec (Salmo 109. 4).
     
  19. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves II Tiempo Ordinario
    Santo Evangelio
    Jesús se retiró con sus discípulos a la orilla del mar, y lo siguió una gran muchedumbre de Galilea. Al enterarse de las cosas que hacía, acudía mucha gente de Judea, Jerusalén, Idumea, Transjordania y cercanías de Tiro y Sidón. Encargó a sus discípulos que le tuviesen preparada una barca, no lo fuera a estrujar el gentío. Como había curado a muchos, todos los que sufrían de algo se le echaban encima para tocarlo. Los espíritus inmundos, cuando lo veían, se postraban ante él y gritaban: <<Tú eres el Hijo de Dios>>. Pero él les prohibía severamente que lo diesen a conocer.

    Hebreos 7, 25 – 8, 6
    Salmo 39, 7 – 8ª. 8b – 10. 17
    Marcos 3, 712
     
  20. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    14.940
    Me gusta recibidos:
    4.084
    Puntos de trofeos:
    113
    Jueves II Tiempo Ordinario
    Reflexión del Evangelio
    SEÑOR, hoy vienen los demonios a proclamar a gritos tu verdadera condición de Dios, y tú les prohíbes que te den a conocer, porque no lo hacen gratuitamente y porque quieres que lo descubramos, quienes estamos invitados a seguirte: por tus frutos te conoceremos. Y, entre esos frutos, en estos días te pedimos uno, que coincide con la misma oración de los cristianos de todas las Iglesias: Con tu poder, atráenos a ti, que estemos unidos en tu amor. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad (Salmo39, 8a. 9a).
     

Comparte esta página