Via Crucis

Tema en 'Sentimiento' comenzado por Ptolomeus, 19 de Mayo de 2007.

  1. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    16.662
    Me gusta recibidos:
    7.894
    Puntos de trofeos:
    113
    Novena Estación
    Jesús cae por Tercera vez
    El Señor cae por tercera vez, en la ladera del Calvario, cuando quedan solo cuarenta o cincuenta pasos para llegar a la cumbre. Jesús no se sostiene en pie: le faltan las fuerzas, y yace agotado en tierra. Se entregó porque quiso; maltratado, no abrió boca, como cordero llevado al matadero, como oveja muda ante los trasquiladores (Is LIII, 7)

    Todos contra él … Los de la ciudad y los extranjeros, y los fariseos y los soldados y los príncipes de los sacerdotes … Todos verdugos. Su Madre -mi Madre- María, llora. ¡Jesús cumple la voluntad de su Padre! Pobre: Desnudo. Generoso: ¿qué le falta por entregar? Dilexit me, et tradidit semetipsum pro me (Gal II, 20) “me amó y se entregó hasta la muerte por mí”.

    ¡Dios mio! Que odie el pecado, y me una a Ti, abrazándome a la Santa Cruz, para cumplir a mi vez tu Voluntad amabilísima … desnudo de todo afecto terreno, sin más miras que tu gloria … generosamente, no reservándome nada, ofreciéndome contigo en perfecto holocausto.
    [​IMG]
    Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén
     
    A AnimaChristi le gusta esto.
  2. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    16.662
    Me gusta recibidos:
    7.894
    Puntos de trofeos:
    113
    Décima Estación
    Despojan a Jesús de sus vestiduras
    Al llegar el Señor al Calvario, le dan a beber un poco de vino mezclado con hiel, como un narcótico, que disminuya en algo el dolor de la crucifixión. Pero Jesús, habiéndolo gustado para agradecer ese piadoso servicio, no ha querido beberlo (Mt XXVII 34). Se entrega a la muerte con la plena libertad del Amor. Luego los soldados despojan a Cristo de sus vestidos.

    Desde la planta de los pies hasta la cabeza, no hay en él nada sano. Heridas, hinchazones, llagas podridas, ni curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite (IS I, 6). Los verdugos toman sus vestidos y los dividen en cuatro partes. Pero la túnica es sin costura, por lo que dicen: No la dividamos; más echemos suertes para ver de quién será. De este modo se ha vuelto a cumplir la Escritura: partieron entre sí mis vestidos y sortearon mi túnica.

    Es el expolio, el despojo, la pobreza más absoluta. Nada ha quedado al Señor, sino un madero. Para llegar a Dios, Cristo es el camino; pero Cristo está en la Cruz, y para subir a la Cruz hay que tener el corazón libre, desasido (desprendido) de las cosas de la tierra.
    [​IMG]
    Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén
     
    A AnimaChristi le gusta esto.
  3. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    16.662
    Me gusta recibidos:
    7.894
    Puntos de trofeos:
    113
    Onceava Estación
    Jesús es clavado en la Cruz
    Ahora crucifican al Señor, y junto a Él a dos ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda. Entretanto Jesús dice: Padre, perdónales porque no saben lo que hacen (Lc XXIII, 34) Es el amor lo que ha llevado a Jesús al Calvario. Y ya en la Cruz, todos sus gestos y todas sus palabras son de amor, de amor sereno y fuerte.

    Con ademán de Sacerdote Eterno, sin padre ni madre, sin genealogía (Heb VII, 3) abre sus brazos a la humanidad entera. Junto a los martillazos a Jesús, resuenan las palabras proféticas de la Escritura Santa: Han taladrado mis manos y mis pies. Puedo contar todos mis huesos, y ellos me miran y contemplan. ¡Pueblo mío! ¿Qué te hice o en que te he contristado (apenado)? ¡Respóndeme!

    Y nosotros, rota el alma de dolor decimos sinceramente a Jesús: soy tuyo, y me entrego a Ti, y me clavo en la Cruz gustosamente, siendo en las encrucijadas del mundo un alma entregada a Ti, a tu gloria, a la Redención, a la corredención de la humanidad entera.
    [​IMG]
    Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén
     
    A AnimaChristi le gusta esto.
  4. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    16.662
    Me gusta recibidos:
    7.894
    Puntos de trofeos:
    113
    Doceava Estación
    Muerte de Jesús en la Cruz
    En la parte alta de la Cruz está escrita la causa de la condena: Jesús Nazareno Rey de los judíos. Y todos los que pasan por allí, le injurian y se mofan de Él. Si es el rey de Israel, baje ahora de la cruz (Mt XXVII, 42) Uno de los ladrones sale a su defensa: Este ningún mal ha hecho (Lc XXIII, 41) Luego dirije a Jesús una petición humilde, llena de fe: Señor, acuérdate de mí cuando estés en tu reino (Lc XXIII 42) En verdad te digo que hoy mismo estarás conmigo en el paraíso (Lc XXIII 43).

    Junto a la Cruz está su Madre, María, con otras santas mujeres, Jesús la mira, y mira después al discípulo que El ama, y dice a su madre: Mujer ahí tienes a tu hijo. Luego dice al discípulo: Ahí tienes a tu madre.

    Se apaga la luminaria del cielo, y la tierra queda sumida en tinieblas. Son cerca de las tres, cuando Jesús exclama: ¡Elí, Elí, lamma sabachtani! Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? (Mt XXVII 46) Después sabiendo que todas las cosas están a punto de ser consumadas, para que se cumpla la Escritura, dice: Tengo sed. Los soldados empapan en vinagre una esponja, y poniéndola en una caña de hisopo se la acercan a la boca. Jesús sorbe el vinagre y exclama: Todo está cumplido.

    El velo del templo se rasga, y tiembla la tierra, cuando clama el Señor con una gran voz: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu (Lc XXIII 46). Y expira. Ama el sacrificio, que es fuente de vida interior. Ama la Cruz, que es altar del sacrificio. Ama el dolor, hasta beber, como Cristo, el poso del cáliz
    [​IMG]
    Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén
     
    A Javierjsc y AnimaChristi les gusta esto.
  5. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    16.662
    Me gusta recibidos:
    7.894
    Puntos de trofeos:
    113
    Décimo Tercera Estación
    Desclavan a Jesús y lo entregan a su Madre
    Anegada en dolor, está María junto a la Cruz. Y Juan con ella. Pero se hace tarde, y los judíos instan para que se quite al Señor de allí. Después de haber obtenido de Pilatos el permiso que la ley romana exige para sepultar a los condenados, llega al Calvario un senador llamado José, varón virtuoso y justo, oriundo de Arimatea. Él no ha consentido en la condena, ni en lo que los otros han ejecutado. Al contrario, es de los que esperan en el reino de Dios (Lc XXIII 50, 51).

    Con él viene también Nicodemo, aquel mismo que en otra ocasión había ido de noche a encontrar a Jesús, y trae consigo una confección de mirra y alóe, cosa de cien libras. Ellos no eran conocidos públicamente como discípulos del Maestro, no se habían hallado en los grandes milagros, ni le acompañaron en su entrada en Jerusalén. Ahora, en el momento malo, cuando los demás han huido, no temen dar la cara por su Señor.

    Entre los dos toman el cuerpo de Jesús y lo dejan en brazos de su santísima Madre. Se renueva el dolor de María. ¿A dónde se fue tu Amado, oh la más hermosa de las mujeres? ¿A dónde se marchó el que tú quieres, y le buscaremos contígo? La Virgen Santísima es nuestra Madre, y no queremos ni podemos dejarla sola.
    [​IMG]
    Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén
     
    A AnimaChristi le gusta esto.
  6. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    16.662
    Me gusta recibidos:
    7.894
    Puntos de trofeos:
    113
    Décimo Cuarta Estación
    Dan Sepultura al Cuerpo de Jesús
    Muy cerca del Calvario, en un huerto, José de Arimatea se había hecho labrar en la peña un sepulcro nuevo. Y por ser la víspera de la gran Pascua de los judíos, ponen a Jesús allí. Luego, José, arrimando una gran piedra, cierra la puerta del sepulcro y se va (Mt XXVII, 60). Sin nada vino Jesús al mundo, y sin nada -ni siquiera el lugar donde reposa- se nos ha ido.

    La Madre del Señor -mi Madre- y las mujeres que han seguido al Maestro desde Galilea, después de observar todo atentamente, se marchan también. Cae la noche. Ahora ha pasado todo. Se ha cumplido la obra de nuestra Redención. Ya somos hijos de Dios, porque Jesús a muerto por nosotros y su muerte nos ha rescatado.

    Empti enim estis pretio magno! (1 Corintios 20) tú y yo hemos sido comprados a gran precio. Hemos de hacer vida nuestra la vida y la muerte de Cristo. Morir por la mortificación y la penitencia, para que Cristo viva en nosotros por el Amor. Y seguir entonces los pasos de Cristo, con afán de corredimir a todas las almas. Dar la vida por los demás. Sólo así se vive la vida de Jesucristo y nos hacemos una misma cosa con Él.
    [​IMG]
    Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén
     
    A AnimaChristi le gusta esto.
  7. Benedetto

    Benedetto Forero jartible

    Se incorporó:
    2 de Marzo de 2007
    Mensajes:
    16.662
    Me gusta recibidos:
    7.894
    Puntos de trofeos:
    113
    Decimo Quinta Estación
    Jesús resucita de entre los muertos
    El primer día de la semana, al amanecer, las mujeres fueron al sepulcro y encontraron removida la piedra del sepulcro, pero no hallaron el cuerpo de Jesús. Se les aparecieron dos hombres con vestiduras deslumbrantes que les preguntaron: “Porqué buscan entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado”.» (Lucas 24: 1a.2. 3b. 4b. 5b-6a).
    [​IMG]
    Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas; como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén
     
    A AnimaChristi le gusta esto.

Comparte esta página