Actualidad Opinión

Cabrero GAME OVER

Llevaba tiempo intentando conseguir, el Señor Cabrero, copar las portadas de aquellos medios no afines. Una apuesta decidida tras no desfallecer hasta cambiar el modelo de siempre de La Macarena por algo parecido a lo que aprendió de uno y luego escuchó en su cabeza, tras releer lo de siempre.


Hoy el juego se acaba. Game OVER, como dicen en esas máquinas que concedían minutos de gloria por veinticinco de las antiguas pesetas. Juego acabado. Estrategia hundida. Y en la palestra, la capacidad para advertir desde Santander que solamente unos pocos hacen Caridad. Porque claro los demás, hacen caridad, con minúsculas. Era difícil ver a un hermano mayor poder llenarse las rodillas de barro, en tan solo unas palabras.


¿Pasado de frenada? ¿Hegemonía hasta tal punto de estar por encima del bien y del mal? Señor Cabrero, la Caridad con mayúsculas la hace desde la primera Hermana de la Cruz hasta la última hermandad de Gloria. Desde el pequeño comercio hasta la abuela que se quita de su desayuno para comprar un almanaque.


Lo siento. El juego se ha acabado. Se ha acabado el hablar de números, el dejar a un lado lo importante para irnos a lo que nos gusta, que no es otra cosa que números y portadas. Si hablamos de Caridad, entonces empecemos a hablar de mano izquierda y derecha, de humildad, de hermandad con mayúsculas, de verdadera fraternidad y de hacer las cosas como lo hacen en San Gil.

Tristemente, este juego se ha acabado. Porque en la mente de todos los hermanos macarenos, ahora hay una pregunta. ¿Y ahora qué hacemos? ¿Y ahora dónde estamos?


No podemos reconocer lo que ya no existe pero sí soñar con otra forma de hacer las cosas. Juego acabado. Aunque hay Esperanza y mucha. La Caridad empieza por uno mismo.

Related posts

Las formaciones musicales podrán ensayar a partir del lunes en la vía pública

Redacción El Foro Cofrade

La nueva saya de la Esperanza. De Morón a Triana, el patrimonio conventual desvalido

Carlos Cabrera Díaz

Los miarmavengadores

Daniel Marín

Un comentario

Avatar
Luis 11/19/2020 at 16:57

Ahora resulta que Cabrero se ha pasado de frenada, pero usted señor Carmona puede afirmar que en la mente de TODOS los hermanos macarenos hay una pregunta y que queremos otra forma de hacer las cosas sin ni siquiera ser hermano de la Macarena. Vergonzosa y lamentable es la forma de hacer “periodismo” de algunos podólogos y medios de comunicación.

Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más