Actualidad Opinión

La Caridad del Sablazo

En memoria del almirante Ramón de Bonifaz y de Garci Pérez Vargas fieles y obedientes lugartenientes del Santo Rey Fernando, en su gloriosa reconquista de la ciudad de Sevilla (1248) contra los infieles, de la que el pasado lunes 23 de noviembre se cumplieron setecientos setenta y dos años. 

Por GONZALO LOZANO ROSADO

El rico y sabio refranero español interpreta la popular frase “dar un sablazo” como el hecho de sacar dinero a una persona a través de la verborrea. Para lo cual se hace necesario poseer ciertas habilidades de convencimiento, que en no pocas ocasiones se aproximan peligrosamente a las habilidades de los encantadores de serpientes, autóctonos del lejano Egipto. Pues bien, este histórico modus operandi se ha convertido en la actualidad, en el principal elemento de sostén de las obras benéfico-asistenciales de algunas de las más distinguidas cofradías sevillanas. Con el consiguiente peligro para el cofrade sevillano de a pie. Alguna de ellas con una amplia nómina de hermanos, que según las últimas informaciones superaría ya los 15.000 números ampliamente.

El singular procedimiento del sablazo en el orbe cofrade sevillano actual presenta varias modalidades. Todas ellas bastante eficaces como veremos seguidamente. La efectividad de todas ellas radica, en saber elegir el momento y el sitio adecuado de aplicación de la modalidad. En primer lugar nos encontramos con el tradicional “aquí te pillo, aquí te mato”. Directo, sin anestesia, abusando de la confianza, como nos gusta decir por aquí. Susceptible de ser aplicado a los hermanos/as pudientes de la corporación relacionados (familiarmente – laboralmente – amistosamente) con los cargos principales de la junta de gobierno de la hermandad de turno.

En segundo lugar nos encontramos con la promoción social en la nómina de la cofradía. Esto es más antiguo que el hilo negro. Justifica que insignias y otros puestos de prestigio de la cofradía, terminen en manos sin la necesaria antigüedad en no pocas ocasiones. Básicamente se trata simplemente de un trato preferente en reconocimientos a los servicios económicos prestados.

Finalmente nos encontramos en tercer lugar con la modalidad estrella en la actualidad. Sobre todo en alguna corporación de penitencia que en estos momentos se encuentra en pleno proceso de mutación hacia una gran multinacional. Me refiero al hecho de reclamar la participación “voluntaria” de los colectivos de referencia de la cofradía: grupo joven, acólitos, músicos, costaleros, etc., susceptibles de poder perder su codiciado estatus de privilegio, a manos de la sección de asuntos internos de la corporación. Creo que todos sabemos a lo que me estoy refiriendo.

La caridad en el mundo de las cofradías en particular, y en la vida misma en general, siempre ha sido algo proporcional a las posibilidades de cada uno, voluntaria, altruista, pero sobre todo anónima. La caridad cubre las necesidades físicas y emocionales de las personas que la reciben, al mismo tiempo que cubre las necesidades espirituales y de conciencia, de quién la dispensa. La caridad cofrade no se puede convertir en moneda de cambio, como si estuviéramos en un mercado persa. Pero desgraciadamente este es al contexto al que nos estamos aproximando peligrosamente. Y como casi todo en esta vida tiene su pertinente explicación.

Es de sobra conocido por todos que los tres pilares que sostienen esa gran obra que son las hermandades y cofradías de Sevilla son la Caridad, el Culto y la Formación. Pues es bastante probable, que en este último pilar se encuentra la clave de lo que en la actualidad está ocurriendo. La nueva coyuntura de la sociedad del siglo XXI ha terminado por incidir de forma definitiva, en el anquilosado y reservado universo cofrade sevillano. Y claro, llegados a este punto las circunstancias cambian, sobre todo en el seno de una sociedad de masas como la actual, que vive vertiginosamente montada en el rem del consumo compulsivo, como si no hubiera mañana.

La realidad actual es la de un mundo global. Circunstancia esta extrapolaba al microcosmos cofrade. En la actualidad encontramos en la Semana Santa de Sevilla: bandas de fuera la provincia con suma facilidad. Costaleros venidos y llegados de toda la geografía nacional e internacional. Orfebres, bordadores, tallistas y escultores de todas las latitudes. Eso sí, siempre a un precio inferior al producto autóctono, para de esta forma poder reventar el mercado sevillano, enriqueciendo a representantes y mediadores generalmente hispalenses. Por tener tenemos hasta un hermano mayor con cerrado acento norteño y de procedencia cántabra al frente de la mayor y más populosa corporación de penitencia de la ciudad.

Además del evidente cambio que a niveles sociológicos está experimentando la población de la ciudad de Sevilla, cada vez menos vinculada con la idiosincrasia tradicional de la ciudad, las hermandades tienen desde hace demasiado tiempo una importante carencia en el tema de la formación. Y cuando digo formación no me estoy refiriendo a la formación cristiana, ni siquiera a la formación profesional del hermano. Me estoy refiriendo evidentemente a la formación cofrade. Porque sin formación cofrade la Semana Santa de Sevilla está condenada, en no mucho tiempo, a tener que codearse con celebraciones importadas con fines crematísticos, para encontrar su espacio vital.

Evidentemente a esta situación, no contribuyen positivamente sucesos como los acontecidos la semana pasada. Que si mal estuvo la metedura de pata del paisano de Bonifaz, peor estuvo el patético quite del perdón del susodicho en el matinal radiofónico. Para rematar la faena el community manager de la corporación de la Resolana, con el telemático, poco trabajado y mercantil comunicado.

Por Gonzalo Lozano Rosado

Related posts

La veneración a la Virgen del Sol se celebrará del viernes 18 al domingo 20

Redacción El Foro Cofrade

Los Servitas suspende el besamanos a la Virgen de la Soledad

Redacción El Foro Cofrade

El Carmen y Virgen de los Reyes prolongan su idilio en un momento especialmente sensible para las bandas hispalenses

Redacción El Foro Cofrade

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más