Actualidad Reportajes

La Virgen de los Reyes de la Escuela de Cristo: Consideraciones dentro de las réplicas sevillanas en el 125 aniversario de Sebastián Santos

Por Pedro Manuel Fernández Muñoz.

Entre las muchas obras interesantes que atesora la Escuela de Cristo cuenta con una imagen réplica de la Virgen de los Reyes realizada por el escultor e imaginero Sebastián Santos Rojas para esta institución en el año 1947.

La Venerable y Santa Escuela de Cristo de la Natividad, fundada en 1791, atesora en su recóndito Oratorio del Barrio de Santa Cruz, pleno de encanto, una curiosa colección de obras de artes como el bello crucificado de Juan de Astorga, o como el magnífico órgano realizado por el maestro organero francés Aristide Cavaillé-Coll (1894-1898), (y reformado en 1905 por Charles Mutin),… y una de las piezas interesante de pertenecen a esta institución es la interpretación que de la imagen fernándina de la Virgen de los Reyes hace para esta Comunidad Sebastián Santos.

En este texto nos ocuparemos de repasar el eco iconográfico que ha supuesto la Virgen de los Reyes en la Ciudad de Sevilla a lo largo de los siglos, y en concreto nos ocuparemos de la réplica existente en la Escuela de Cristo, con motivo de habérsele realizado en este mismo año 2021 una restauración y, así mismo, de haber estado expuesta la Imagen en la muestra que organizó la Hermandad de los Dolores del Cerro y el Consejo de Cofradías en la Casa de la Provincia de la Diputación, con motivo del 125 aniversario del nacimiento de Sebastián Santos Rojas, durante la pasada primavera de 2021.

Desde el mismo siglo XIII se empiezan a hacer réplicas de la Virgen de los Reyes, prueba inequívoca del éxito de su fórmula iconográfica y de la enorme devoción que tenía entre la población sevillana. La Virgen de los Reyes de los Sastres, la Virgen de las Aguas del Salvador y la Virgen de los Reyes de San Clemente, son ejemplo de ello.

La Virgen de los Reyes es una imagen gótica, a medio camino entre la escultura y la ingeniería, pues dispone de una serie de engranajes internos que teóricamente le permitirían realizar una serie de movimientos, tanto a Ella como al Niño Jesús que sostiene.

Creada con toda seguridad en la estela de la piedad bajomedieval expresada en la estatuaría gótica en el verismo que recurre a recursos como el movimiento y la caracterización con vestimentas de telas, cabellos de pelo natural, uñas de asta de toro, recubrimientos de piel natural,… un ejemplo claro de esto lo tenemos en imágenes como el Cristo de Burgos o el Yacente de Palencia, concebidos para dar realismo a la representación de la Crucifixión, Descendimiento y Entierro de Cristo.

En el caso de la Virgen de los Reyes los recursos veristas son las vestiduras de tela y uso del calzado, el recubrimiento de la “encarnadura” del cuerpo de la Imagen en piel de cabritilla, y los cabellos de hilos de oro de la cabellera de la Imagen como sublimación aurea y simbólica de su sacralidad.

En esta línea de aportar realismo y humanización a la representación sagrada está la capacidad de poder realizar movimientos como un autómata, algo que siglos más tardes, en el barroco, será más común con ejemplos de imágenes de Cristo bendiciendo con movimiento como el Nazareno del Paso de Málaga, o el Jesús Nazareno de Priego de Córdoba.

Las réplicas de la Virgen de los Reyes de que vamos a repasar participan de esta intención verista siendo todas ellas imágenes de vestir, sin duda esta fue una de las claves del éxito la iconografía.

Y por supuesto la historia y las leyendas que rodean a la Imagen de la Virgen de los Reyes es el otro ingrediente fundamental que repercute en su éxito devocional e iconográfico. Recordemos la pintura mural realizada por Lucas Valdés, (entre los años 1709-1715), para el crucero norte del Templo del Convento de San Pablo el Real de Sevilla, (Hoy Real Parroquia de Sta. María Magdalena), donde se ve la Entrada Triunfal de Fernando III el Santo en Sevilla en 1248, en una procesión solemne en la que los Reyes marchan tras las andas de la Virgen de los Reyes, que va cubierta por el mismo templete argénteo bajo el que se encuentra en su altar de la Capilla Real habitualmente. Según unas tradiciones, la imagen fue hecha por ángeles, según otras fue regalo del San Luís, Rey de Francia, a su primo-hermano Fernando, etc… sea como fuere un halo de magia y misterio rodea a la Imagen con sólo una certeza su vinculación y pertenencia como pieza curiosa a los Reyes y el afecto regio a la Imagen.

No en vano Fernando III y su hijo Alfonso X el Sabio fueron coleccionistas de “curiosidades”, poseían sus “Wunderkammer” o “cámara de lo maravilloso”, de la que la Imagen de la Virgen de los Reyes formaba parte, por las características que hemos venido comentando. La Imagen de la Virgen de los Reyes de la Capilla Real tiene la cabeza y las manos realizadas en madera de alerce, midiendo sentada 1,76M, (Tiene por tanto un tamaño mayor al natural humano), datándose a mediados del siglo XIII. Presenta cierto arcaismo en el tratamiento de la talla de la cabeza nada profunda y muy esquemática, los rasgos faciales y la sonrisa gótica que presenta se marcan mas por la policromía que por el modelado, (siguiendo en ese sonreir de la Imagen, la moda de la estatuaria contemporanea realizada para la Catedral de Notre Dame de Paris y en Chartres, como recurso humanizador goticista).

Nos ocuparemos primeros de aquellas imágenes realizadas en el siglo XIII a imitación de la original, Es habitual referirse con el término de fernandinas a las réplicas de la Virgen de los Reyes, aunque habiendo fallecido Fernando III en 1252, sería más apropiado calificarlas de alfonsinas, como realizadas bajo el reinado de Alfonso X el Sabio, (debiendo de ser denominadas como Fernandinas las obras llegadas a Sevilla en vida de esta Santo Rey entre los años 1248 y 1252, entre las que se encuentran la propia Virgen de los Reyes, la Virgen de la Sede, la Virgen de las Batalla… y según tradición la Virgen de las Mercedes de la Iglesia de Santiago de la Espada).

Virgen de los Reyes del Monasterio de San Clemente.

-En el Real Monasterio de San Clemente, perteneciente a la Orden del Cister y fundado en 1248 por el propio Fernando III, se venera una Virgen de los Reyes obra del siglo XIII, imagen igualmente de vestir como la original de la Capilla Real, y que en el siglo XVII experimentó “restauraciones”, como añadirle ojos de cristal y el maniquí articulado de su cuerpo interior y su Niño Jesús, obra igualmente del siglo XVII. La Imagen participó en la procesión magna de 1948 para conmemorar el VII Centenario de la Reconquista de Sevilla.

-En la Parroquia de San Idelfonso reside la Virgen de los Reyes del gremio de los alfayates o de los Sastres. Que siendo una imagen del siglo XIII fue muy modificada en el siglo XVI y en el siglo XVIII incluso se la añadieron ojos de cristal, en cuanto a la imagen del Niño Jesús parece seguir la estela montañesina, aunque repolicromado igualmente en el siglo XVIII. La imagen sedente mide 1´27M. ,(0´20M. su cabeza y 0´19M. las manos).

Su sobrenombre de los Sastres procede de la leyenda de que el propio San Fernando fue quien reparó cosiendo un estandarte de batalla dañado por un flechazo, que representaba a la Virgen María, pues por la grandeza de la representada consideraba que sólo la alta dignidad de un Rey podía reparar la afrenta de su rotura, y de ese gesto regio los sastres tomaron por patrona gremial a esta imagen formando una de las hermandades más antiguas que existen en Sevilla. Tiene Hermandad fundada según tradición por el propio Rey San Fernando en el año 1250, más allá de estos orígenes legendarios lo que si consta es su presencia en la procesión del Corpus desde el año 1506, y al parecer con el paso de su Titular, residiendo por entonces en el Hospital de San Mateo que era propiedad de la Hermandad y saliendo en procesión el día de San Clemente, aniversario de la Reconquista de Sevilla. En 1579, tras la Reducción de Hospitales decretada por el Cardenal Rodrigo de Castro, pasó a la Parroquia de San Nicolás y de allí en 1611 a una capilla cedida en el Convento Casa Grande de San Francisco, con la demolición de este, desde el año 1840 la Hermandad reside en la Parroquia de San Idelfonso. Como datos curiosos en 1623 esta Hermandad de la Virgen de los Reyes de los Sastres, recibió de S.S. Urbano VIII una Bula Apostólica, en la que se le reconoce a la corporación que “…tiene todo el derecho de presidir a las demás cofradías de Sevilla…” en la Procesión del Corpus Christi. Así mismo tuvo esta Hermandad el privilegio de encargarse de custodiar el cuerpo incorrupto de San Fernando.

-En la parroquia Colegial del Divino Salvador de Sevilla se la da culto a la Virgen de las Aguas, que responde completamente en su iconografía a la de la Virgen de los Reyes, con manos de peine y rostro de la segunda mitad del siglo XIII y ojos pintados sobre la madera. El maniquí interior de la imagen fue sustituido en el siglo XVII, así como el Niño que fue sustituido por uno barroco. La Imagen de la Virgen mide sentada 1´74 M, una medida casi igual a la de la Capilla Real, y como esta, la imagen conserva restos de haber tenido una cabellera de hilos de oro, todo esto llevó a pensar al Profesor Hernández Díaz que la imagen se hizo como una copia de la catedralicia.

No comparte la advocación de Reyes este simulacro de Nuestra Señora, pero si responde a una de las mayores necesidades que de su amparo tienen los sevillanos, teniendo en cuenta la geografía de la región en la que se encuentra que sufre pertinaces sequías, siendo María abogada para alivio y fin de estas, así como al estar a orillas de un gran río convertirse la invocación a la Santa Madre de Dios en fuente de alivio para el cese de las lluvias por los efectos destructivos de las riadas que con tanta frecuencia sufría la Ciudad de Sevilla.

Esta Imagen réplica de la Virgen de los Reyes fue la titular de la Real Cofradía de Nuestra Señora de las Aguas fundada en el año 1600, aunque existen testimonios legendarios de sus milagros desde antiguo, como el que cita el Abad Gordillo como protectora frente a una riada acaecida en 1332. De su enorme devoción pasada da idea el hecho de ser nombrada por Cervantes en su novela “Rinconete y Cortadillo”. El modo de procesionar que tenía la Virgen de las Aguas en un paso bajo un palio “de tumbilla” fue imitado por la Virgen de los Reyes.

En su retablo, obra de José Maestre de entre 1726-1757, existe otra réplica de la Virgen en un relieve que representa la presentación de la venerada Imagen ante el Rey San Fernando en el campamento cristiano durante el cerco de Sevilla.

-Continuando con el modelo iconográfico de la Virgen de los Reyes, pero con advocaciones igualmente distinta están la Santa Ana y la Virgen de la Parroquia de Triana, obra igualmente realizada bajo el reinado de Alfonso X el Sabio, conservando ambas imágenes las cabezas, manos y partes del maniquí originales del siglo XIII, habiendo sido remodeladas en el primer cuarto del siglo XVII por Francisco de Ocampo, que mutiló y separó las imágenes a las que se les hizo maniquíes, presentando el aspecto que muestran actualmente, en esa reforma se les puso ojos de cristal y un Niño Jesús nuevo de estilo barroco.

-La Virgen de Valme de Dos Hermanas también recuerda bastante esta misma estética alfonsí, obra del segundo tercio del siglo XIII y de advocación netamente fernandina, alusiva al cerco y toma de Sevilla por el Santo Rey. Esta Imagen ha sufrido muchas transformaciones, originariamente era de talla completa pero en el siglo XVII fue mutilada para convertirla en una imagen de vestir, de nuevo en 1894 fue intervenida y le hizo un cuerpo el escultor Adolfo López, policromado por Virgilio Mattoni, quedando de nuevo como una talla completa, siendo sobrevestida al modo barroco. En Roma existe una reinterpretación de esta iconografía hecha por Navarro Arteaga para la sede de la Obra de la Iglesia en la Ciudad Eterna, a principios del mes de agosto de 2021, con motivo de los funerales por la Madre Trinidad fundadora de la Obra, la Imagen se trasladó a la Basílica de San Pablo Extramuros, donde estuvo expuesta a la veneración.

Durante la Edad Moderna, (como vemos por las restauraciones y procesiones que hemos ido comentando realizadas a las imágenes alfonsinas de esta iconografía),  la devoción a estas imágenes se mantiene en auge en el Reino de Sevilla, así en 1611 la Orden Dominica fundaría en Sevilla el Convento de la Virgen de los Reyes, situado en la actual calle Santiago, donde se veneraba una imagen de Candelero de la Virgen de los Reyes que perteneció al oratorio privado de la Fundadora del convento Sor Francisca Dorotea. Hoy en día esta Imagen se conserva en el Convento de las Dominicas de Bormujos.

En la clausura del Convento de las Teresas, se conserva otra imagen de vestir de la Virgen de los Reyes que en su día presidió el altar de las Reliquias de la Iglesia del Convento, esta imagen fue donada en 1755 por Don Pedro Muñoz Barrientos.

La Virgen de las Nieves de la Parroquia de San Isidoro, Titular de la Antigua Hermandad Sacramental y fusionada en 1975 con la Hermandad de las Tres Caídas, sigue la misma estética de la Virgen de los Reyes, pero con una advocación diferente, se trata de una imagen de candelero para vestir, realizada en el siglo XVI.

Con los aires románticos que acompañaron los años previos a la Exposición Iberoamericana de 1929 y sobre todo con la proclamación de la Virgen de los Reyes como Patrona de Sevilla y su Archidiócesis en 1946, se harán numerosas réplicas de la Imagen como la realizada por  Sebastián Santos para la Escuela de Cristo.

Los años veinte se viven en Sevilla con cierta ensoñación romántica mirando al pasado glorioso de la Urbe, se preparaba la Exposición Iberoamericana y todo un estilo artístico y cultural, el Regionalismo, la arropa, evocando el pasado y las tradiciones,… de esta manera cobran auge viejos oficios como la cerámica y la forja,… el flamenco adquiere una nueva visión revalorizándose de la mano de músicos como Falla, los jóvenes literatos homenajean a Góngora en la sede del Ateneo en la calle Sierpes, y surge la Generación del 27, revitalizando el romancero, el soneto y la métrica del pasado… Surge la canción española adaptando el “couple” de origen francés a notas, historias y letras con raíces españolas… Y la devoción en “la Tierra de María Santísima”… también mira a un  pasado que nunca dejó de ser presente en la “Mariana” Ciudad de Sevilla.

En esta línea el Cardenal Ilundain celebrará con magnificencia el aniversario de la proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción de María celebrado en 1927.

Y con lo que respecta a la devoción por la Virgen de los Reyes se fundará una Hermandad en 1920 con capilla en la Plaza de Molviedro, con el fin de dar culto externo en forma de romería a una Imagen llamada como “Nuestra Señora de los Reyes del  Arroyo del Cuarto”, cambiado el nombre en enero de 1921 por el de “Nuestra Señora de los Reyes de la Ermita del Cuarto” .

El 24 de Octubre de 1920 se celebró la primera Romería partiendo la Imagen de la Virgen desde la Plaza Virgen de los Reyes, sobre una carreta neomudejar diseñada por Antonio Amián, hasta la Ermita de Cuarto que es donde se celebró esta primera romeria, habiéndose de cambiar el lugar de celebración de la misma como consecuencia de las protestas de la Hermandad de Valme, por lo que se cambio a Tablada como lugar de celebración del evento.

En 1923 volvería a cambiar de ubicación para celebrarse en la Finca de Quintillo habiéndola ofrecido para ello su propietario Don José Anastasio Martín Serrano, hay que reseñar que era una fiesta con aire popular pero con asistencia y organización de lo que hoy podríamos denominar la “jet set” del momento, tal es así que en 1925 fueron invitados a asistir y asistieron S.S.M.M. los Reyes Don Alfonso XIII y Doña Victoria Eugenia, eran las previas de la Exposición Iberoamericana.

Durante la República dejó de celebrarse la romeria, la Imagen quedó al cuidado de los Claretianos, custodios de la Capilla de Molviedro, pasando la carreta a la Hermandad de la Asunción de Cantillana.

La proclamación de la Virgen de los Reyes como Patrona de Sevilla y su Archidiócesis en 1946 marca un momento de especial auge devocional por esta advocación mariana tan sevillana que se traducirá en la realización de una serie de réplicas que vamos a mencionar, deteniéndonos especialmente en la que es, sin duda, su reproducción más fideligna, nos referimos a la realizada por Sebastián Santos en 1946 para la Escuela de Cristo, motivados por haber sido este año 2021 restaurada la imagen, y haber estado presente en la Exposición por el 125 aniversario del nacimiento de su autor.

Repasando el Libro de Acuerdos de la Santa Escuela de Cristo de la Natividad de ese año, vemos como días más tarde de la publicación del Breve Pontificio de S.S. Pío XII proclamando Patrona de Sevilla a la Virgen de los Reyes el 15 de Agosto de 1946, el 8 de Septiembre la Junta de Ancianos de la Escuela de Cristo decide encargar la hechura de la Imagen a Sebastián Santos, y dos meses más tarde el 8 de Diciembre, queda reseñado en ese mismo libro de Actas, la resolución de que la Imagen fuese bendecida días más tarde el 15 de Diciembre de 1946, como así fue efectuado por el Padre Obediencia D. Francisco García Madueño en presencia de casi la totalidad de los miembros de esta corporación fundada en 1791.

Esta obra de Sebastián Santos es una interpretación completamente historicista en todos sus detalles de la obra original, incluyendo la policromía y las manchas en la encarnadura que presentaba la imagen de la Capilla Real en los años cuarenta. Siendo esta extraordinaria capacidad de reproducir las obras, no sólo formalmente, sino también en la unción que contienen, que capta la sensibilidad del autor y la reproduce con independencia del estilo artístico al que pertenezca, siendo esta una de las principales características del quehacer de este artista. Su tamaño de 1´10 M. es algo menor al original.

La obra ha sido sometida a un tratamiento de restauración en el invierno del año 2021 por David Romero Alonso (Daroal), encontrando la obra en buen estado de conservación en general, con el único problema de encontrarse oscurecida tan sólo la película superficial de la encarnadura por la oxidación de los barnices y la acumulación de polvo, humo y suciedad, procediéndose a su limpieza, y encontrándose bien consolidados el resto de los estratos bien consolidados, (soporte, preparación y película pictórica).

El tratamiento ha consistido en aplicar disolventes distintos según la zona tratada, con mucho cuidado de no arrastrar la pátina del propio autor que con criterio historicista busco reproducir la policromía que la Patrona de Sevilla mostraba en 1946, cuando hace su réplica, es decir una policromía muy oscurecida por el paso del tiempo y con las características “llagas” en su rostro, que son las manchas producidas por la pérdida de la policromía. Tras la limpieza se ha aplicado un nuevo barniz para proteger la Imagen.

Este año 2021 se cumplen 125 años del nacimiento de Sebastián Santos, por lo que la Hermandad de los Dolores del Cerro del Águila y el Consejo de Cofradías organizaron, en la Casa de la Provincia de la Excma. Diputación de Sevilla, una exposición titulada “Sebastián Santos, el Genio”, siendo comisario de esta muestra Francisco Carrera Iglesias (Paquili), habiéndose celebrado esta entre los días 12 de marzo al 2 de mayo de 2021.

La calidad de esta obra, muy significativa dentro de la producción artística de Sebastián Santos, justificaba la presencia de la misma en este evento organizado con carácter antológico y académico.

La Imagen para la exposición estuvo vestida por Antonio Pérez Pastor, y lució un manto de artesanía turca prestado que pertenece a la imagen de la Virgen de los Reyes que el imaginero Ismael Márquez tiene en depósito en la Parroquia del Cuervo. Así mismo el Niño Jesús estrenó unos zapatitos de plata realizado este año 2021 por José Manuel Román Martínez, hermano de la corporación, con broches donados por Javier González Barrientos.

Podemos citar otras réplicas de la Virgen de los Reyes en esos años, así en 1945 Castillo Lastrucci recibe el encargo de realizar una Imagen de la Virgen de los Reyes para la Hermandad de Madrid, sustituyendo la imagen que esta corporación tenía de Collaut Valera y que fue destruida durante la IIª República, la imagen de vestir fue bendecida el 24 de Enero de 1947, siendo entronizada en la Real Parroquia de San Isidro.

Este mismo imaginero realizaría para la Capilla del Colegio de los Hermanos Maristas, hoy situado en el Barrio de los Remedios, una Imagen de la Virgen de los Reyes de talla completa, de la que no hemos podido precisar su fecha de realización o bendición.

El imaginero Manuel Domínguez Rodríguez hizo dos imágenes de la Virgen de los Reyes, en 1951 realizó una para la Parroquia de Nuestra Señora de la Concepción de Nervión y otra para la institución Obviam Christo, encontrándose esta imagen actualmente en el Convento de Madre de Dios, sin que igualmente podamos precisar la fecha de ejecución de la obra o la de su bendición.

Agradecemos a Ramón de la Campa Carmona, Diputado Seglar de la Santa Escuela de Cristo de la Natividad y a David Romero Alonso (Daroal), la colaboración prestada para la realización de este trabajo.

[Nota: Para cualquier persona que esté interesada en visitar la Escuela de Cristo de la Natividad o en asistir a sus Ejercicios Piadosos, celebrados los miércoles, puede ponerse en contacto con el siguiente correo electrónico: rdelacampa64@gmail.com ]

Fuentes:

ARCHIVOS DE LA SANTA ESCUELA DE CRISTO DE LA NATIVIDAD. Libro de Acuerdos, (desde Enero de 1945 hasta el presente), Folios 18 al 22.

CARRERO RODRÍGUEZ, J.: Nuestra Señora de los Reyes y su Historia. Sevilla, 1990.

-MARTÍNEZ ALCALDE, J.: Anales históricos-artísticos de las Hermandades de Gloria de Sevilla. Sevilla, 2011.               

Related posts

La Pura y Limpia celebrará sus cultos en la iglesia de San Jorge

Redacción El Foro Cofrade

Galería: Veneración al Señor de la Salud y Buen Viaje

Redacción El Foro Cofrade

Anatomía: Sagrada Resurrección

Iván Núñez Simón

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más