Actualidad Opinión

¿Cuál es el fin de las Hermandades? ¿El culto público, interno o externo?

Por Juan José Robles Barranco

El culto externo, fin primordial de las Hermandades


Con la inminente llegada de las procesiones, tras la autorización para la vuelta al culto
externo por parte de algunos obispos (el de Jaén el 2 de septiembre, y el de
Asidonia-Jerez el pasado 8 de junio) volvemos a cuestionarnos si el culto público es el que se
realiza en las calles y si este es el fin primordial de nuestras Hermandades. En este artículo
vamos a tratar de resolver este asunto mediante la bibliografía consultada.

Es importante empezar desde el núcleo de la duda ¿cuál es el fin de una Hermandad?
Para ello debemos acudir en primer lugar al CIC (1983), Codex Iuris Canonicis, que es el
Código de Derecho Canónico, una codificación de las normas que constituyen el reglamento
de la organización de la Iglesia:


c. 298. Con respecto a las asociaciones públicas de fieles (Hermandades): son asociaciones
en las que los fieles […] trabajando unidos, buscan fomentar una vida más perfecta,
promover el culto público, o la doctrina cristiana, o realizar otras actividades de
apostolado, a saber, iniciativas para la evangelización, el ejercicio de obras de piedad o
de caridad y la animación con espíritu cristiano del orden temporal.

Aquí debemos de hacer una digresión para aclarar que el culto público, grosso modo es
una especie de homenaje que el hombre hace en colectividad (1) sobre aquel ser al que le
atribuye su creación (2). Además encontramos el culto interno que es la vivencia de fe en
las sedes canónicas de las Hermandades a lo largo de todo el año (3), y el culto externo que
se materializa en los actos eventuales de expresión pública de fe que se celebran con motivo
de la devoción popular (4), nos referimos al día de la procesión o cualquier otra forma de
hacer Hermandad en las calles.

Al culto externo también se le denomina celebración pública de carácter popular (5) o culto
público fuera de los templos (6).

Una vez aclarada la terminología volvemos al canon 298. En él se nos habla de una serie de
fines de las Hermandades, y se refiere al culto público. Sin embargo, el mismo canon
establece que lo que deben buscar es su promoción y la evangelización, lo que se traduce en
culto externo, sobre todo por la dimensión evangelizadora de la procesión conjuntamente
con el culto público que se rinde durante esta. Para contribuir a esta hipótesis podemos
consultar el canon 215.

En él se nos habla también de los fines asociativos que son: la caridad, la piedad y fomentar
la vocación cristiana en el mundo; es decir, incrementar el culto externo en nombre de
la Iglesia
. Aquí por tanto nos hace otra vez referencia a esa evangelización al hablar de
fomentar la vocación cristiana en el mundo, que no es de otra forma que con las procesiones
y es que estas son vivencia y expresión comunitaria del culto cristiano, manifestación pública
de una verdadera religiosidad popular (7), siendo el acto de culto público más importante
(8). Eso sí, sin relegar la liturgia de la iglesia y por tanto el culto interno (9).

Iglesia de Sevilla cerrada al culto durante el confinamiento en abril de 2020, (Libertad Digital)

Por tanto, volvemos a ver como cada vez que nos referimos al culto público nombramos
inconscientemente el externo, debido al marco religioso en el que se encuentran las
Hermandades (es decir, en un marco donde se busca el acercamiento o la comprensión de lo
divino por el hombre), estas se centran en sus manifestaciones externas, en la concreción y
exteriorización de una fe que se materializa en actos; esta forma de exteriorizar el culto se
refleja de forma brillante en un acto tan escénico como es la procesión (10).

Y es que este fin de la Hermandad es tan relevante que incluso es una de las causas por las
que la Semana Santa se declara como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural
Inmaterial “Desde época medieval, las celebraciones de Semana Santa han funcionado
como formas de expresión de la religiosidad popular y como referentes identitarios, no sólo
para el mundo católico, sino también para gran parte del conjunto de la población y para
las comunidades implicadas, que han convertido a la Semana Santa en un fenómeno
plural en el que participan todos los géneros y capas sociales, en muchos casos
al margen de la práctica religiosa
” (11), esto apoya la hipótesis de que la forma de más
calado de evangelizar es a través de las procesiones de Semana Santa.

Sevilla 5-04-04 Semana santa, santa Marta FOTO: Pepo Herrera

De esta forma nos damos cuenta de que el culto externo es tan importante que se nos
hace casi imposible disociarlo del culto público, así ocurre en el CIC como hemos visto. Sin
embargo, hay quien se acoge a la idea contraria expuesta por el Arzobispo de Sevilla, siendo
así por tanto la única motivación que existe para los defensores de que el culto externo no es
el fin primordial, lo vemos.

La normativa diocesana reproduce los cánones vistos del CIC, el 215 y 298, pero quitándole
esa importancia al culto público de carácter externo, lo hace en el art. 7 y art. 8 de las
Normas Diocesanas para Hermandades y Cofradías (2016) con una variedad a la que es muy
importante hacer mención. Respecto al c. 298 no habla ya de iniciativas para la
evangelización; es decir, para predicar la fe, sino que habla de evangelización de los
miembros de la asociación mediante la formación, y respecto al c. 215 solo hace alusión a la
caridad y a la piedad, eliminando la palabra fomentar.

De esta forma, el Arzobispo sevillano dota de otro significado a este objetivo tan importante
que nos establece el Derecho Canónico como es el de la evangelización; sin embargo, las
Hermandades sí se regirán exclusivamente por el CIC en cuanto a esta materia, así lo vemos
en el Reglamento del Gran Poder: “La Estación de Penitencia es el principal acto corporativo
de culto externo, mediante el que la Hermandad habrá de procurar cumplir un fin
evangelizador
”. Así lo hace también el Reglamento de la Macarena: “[..] promover, tributar y
propagar culto público
[…]”, no refiriéndose al culto externo como tal pero sí enlazándolo
con el público, vuelve a ocurrir al igual que al principio del artículo, es muy difícil separar
culto público del externo.


Como conclusión afirmamos que las Hermandades tienen claro lo que es necesario, la
reivindicación de un espíritu de recogimiento, ascetismo e intimismo del culto interno, pero
hacia afuera mediante la predicación de la fe con las procesiones de sus Titulares, y que el
culto externo es inseparable del culto público de acuerdo con el Derecho Canónico y con la
propia naturaleza de las Hermandades, siendo este por tanto su fin primordial.

FUENTES.

(1) REAL ACADEMIA ESPAÑOLA: Diccionario de la lengua española, 23.ª ed., [versión 23.4 en línea]. [03/09/2021].

(2) LUENGO MENA, J. (7/11/2016). El culto, fin primordial de la Hermandad. Consejo local de Hermandades y Cofradías de San Fernando.

(3) SÁNCHEZ, J. E. (18/02/2020). El culto interno y externo en las Cofradías y Hermandades. sala de usos múltiples de la Biblioteca Pública Adolfo Suárez. Ceuta.

(4) Ibídem.

(5) Decreto Arzobispo de Sevilla 13 de marzo de 2020.

(6) Decreto Obispo de Jaén 2 de septiembre de 2020.

(7) GONZÁLEZ DÍAZ, F. J. (1994). Régimen jurídico, económico y fiscal de las Hermandades y Cofradías.Revista Española de Derecho Canónico, 51, pp. 227 – 260.

(8) Ibídem.

(9) CASTÓN BOYER, P. (1989). Obispos del sur, Hermandades y Cofradías. Proyección, 36, pp. 117 – 126. (

10) CANDAU CHACÓN, M. L. (2015). Religiosidad: el triunfo de la sensibilidad. La historia de Andalucía en 50 palabras, 50, pp. 66 – 67. La Puebla del Río (Sevilla): Centro de estudios andaluces.

(11) Art. 2, párr. 4. Real Decreto 384/2017, de 8 de abril, por el que se declara la Semana Santa como Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial. Boletín Oficial del Estado. Madrid, 11 de abril de 2017, pp. 28899 a 28900.

*Foto de portada: Hermandad de la Vera Cruz de Benacazón

Related posts

María Auxiliadora suspende su salida extraordinaria

Redacción El Foro Cofrade

VIDEO. Salida procesional Divina Pastora (Cantillana)

Redacción El Foro Cofrade

Recomendaciones para la salida procesional de la Divina Pastora de Santa Marina

Redacción El Foro Cofrade

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más