Actualidad Reportajes

Otra Hermandad de Sevilla interceptó al presunto abusador sexual de la Macarena antes de que pudiera actuar

Foto: encuentro de jóvenes en Valladolid.

INFORMACIÓN

El investigado por un presunto delito de abuso sexual continuado en la Hermandad de la Macarena habría actuado también en, al menos, que se haya podido confirmar, otra de las hermandades a las que se encontraba vinculado y en la que participaba de manera activa. Si bien, como ha confirmado el hermano mayor de la referida hermandad, los actos realizados no habrían sido percibidos como constitutivos de delito aunque sí que puso en alerta a la junta de gobierno para intervenir de manera preventiva.

Como ya se ha informado, J.J.S. ha sido investigado por un presunto abuso sexual continuado entre los meses de octubre de 2018 a abril de 2019 sobre un menor de dieciséis años. Según han corroborado distintas fuentes, en este mismo periodo de tiempo, aproximadamente, habría desarrollado una actitud sospechosa en otra hermandad a la que pertenecía. La colaboración entre los miembros de la juventud y la junta de gobierno fue determinante para evitar que en dicha hermandad ocurriera un suceso parecido al que presuntamente se ha dado en la Hermandad de la Macarena.

Según diferentes testimonios, J.J.S. habría empleado un modus operandi similar al que presuntamente aplicó en la Hermandad de la Macarena. «En la casa hermandad o en las dependencias de la misma, te buscaba en lugares separados de los demás para insinuarse, intentar meter mano o incluso ofrecer dinero por que le hicieras o porque te dejaras hacer por él cosas del ámbito sexual», habría señalado uno de estos testimonios. El presunto abusador usaba la técnica de ‘tengo un amigo…’ para finalmente tantear a sus posibles víctimas. Los testimonios recogidos cuentan que comenzaba diciendo que «tengo un amigo que es hetero, pero que le han ofrecido una cantidad de dinero para que un tío le hiciera una… y se lo está planteando». La proposición indirecta proseguía con la intención de saber si la posible víctima accedería. «Luego te decía qué harías tú, y a partir de ahí, ya subía todo de tono». Algunos de estos testimonios afirman que el presunto abusador les habría ofrecido cantidades de dinero por acceder a favores sexuales. Uno de los testimonios ha informado que «las insinuaciones y los intentos de convicción eran constantes» aunque nunca se puso en conocimiento de las autoridades policiales ya que no pasaban de ser lo que consideraban meras proposiciones.

El relato de los jóvenes de esta hermandad es coincidente entre ellos. Todos señalan que el presunto abusador de la Macarena «también se ofrecía a llevarte a tu casa o a otro sitio en su coche y por el camino intentaba llevarte a otros sitios antes». Esta técnica la usaba para poder asaltar a sus posibles víctimas en situaciones de indefensión. «Te bloqueaba los pestillos del coche». Además, estos testimonios apuntan a que J.J.S. escogía a sus víctimas indistintamente de su sexo. «Lo del coche lo llegó a hacer incluso con las mujeres del grupo joven, fueran menores o no. Lo intentó con varias». Los testigos de los hechos relatan que J.J.S. aprovechaba su posición de homosexual para «meterles mano sin escrúpulo ninguno».

Ante la actitud que J.J.S. habría desarrollado en esa otra hermandad, miembros de la juventud decidieron poner en conocimiento de la junta de gobierno lo que estaba sucediendo. «Hay gran comunicación entre la juventud y la junta», detallan los testigos. «Aunque no sea una hermandad tan «grande», se intenta que sea un ambiente muy familiar, entonces todos nos enteramos de casi todo», afirman los jóvenes mientras aseguran que ese habría sido secreto para que en esta hermandad se pudiera actuar con diligencia antes de que ocurriese algo parecido a los hechos investigados en la Hermandad de la Macarena. «Todo esto se le comunico a la junta y al hermano mayor, y se decidió que no saliese fuera, al no haber un abuso exacto como tal, como sí ha ocurrido en la Macarena», han informado diversos testimonios.

El hermano mayor de esta corporación ha confirmado lo ocurrido. «Al tener conocimiento de hechos externos, se invitó a J.J.S. a que dejase de frecuentar la hermandad». Los testimonios recogidos apuntan a que, efectivamente, la junta de gobierno interceptó al investigado por los presuntos abusos ocurridos en la Macarena y le invitó a que «abandonará cualquier tipo de acto de la hermandad en el que implicará contacto con los demás, especialmente menores», afirman los testigos.

A pesar de todo, uno de los testigos confiesa que no llegó a darle la importancia debida en su día. Afirma que nunca lo habló con sus padres porque «por mi parte supe ponerle los límites y más o menos controlarlo», afirma. «No quiere decir que no lo intentara», comenta mientras asegura conocer la importancia de su testimonio.

Diferentes procedimientos

A pesar de que el presunto abusador habría aplicado el mismo patrón de comportamiento en diferentes hermandades, en una parece que no pudo cumplir su objetivo mientras que la otra, la Hermandad de la Macarena, sí que se vio afectada. La junta de gobierno que interceptó a J.J.S. dio credibilidad al testimonio de los jóvenes y actuó rápidamente para apartarlo de las actividades de la hermandad, especialmente aquellas relacionadas con menores. En la Hermandad de la Macarena, al contrario, el investigado no fue inicialmente apartado de la vida de hermandad. Según han confirmado los padres de la víctima y fuentes policiales, el investigado continuó participando de las actividades de la corporación de la Madrugá después de la denuncia. Incluso siguió desarrollando actividades laborales vinculadas a la Hermandad de la Macarena, de las que fue apartado gracias a la presión policial, según han informado los padres de la víctima.

Esta disparidad de procedimientos se debe a que el protocolo de protección de menores de la Archidiócesis de Sevilla no deja claro el procedimiento que debe seguirse en estos casos. Mientras que en el protocolo de la Diócesis de Guadix, por ejemplo, se señala perfectamente la actuación de abusos cometidos por clérigos y el procedimiento que debe seguirse cuando estos delitos puedan cometerse en espacios de la Iglesia aunque los presuntos delincuentes no fuesen clérigos, el protocolo hispalense solo se refiere a los abusos cometidos por personas cuyo estado sea religioso. Esto deja un vacío de incertidumbre sobre cómo ha de procederse antes casos en los que una persona aprovecha unas determinadas circunstancias para incurrir en este tipo de delitos.

Temor por denunciar los hechos

En ambos casos, tanto en la Hermandad de la Macarena como en la otra hermandad, donde sí se interceptó al presunto abusador antes de que pudiera actuar, se ha evidenciado el mismo temor por denunciar los hechos y dejar que la Policía los investigara. Según relata el padre de la víctima, el hermano mayor de la Macarena, José Antonio Fernández Cabrero, le habría reprochado que «si no hubieras denunciado lo del centro comercial, esto no se habría sabido». Según afirma el padre de la víctima, Fernández Cabrero le insinuaba que nunca debió haber denunciado y que esa denuncia es la que apunta actualmente al entorno de la Hermandad de la Macarena, donde la investigación policial sitúa los hechos. En la otra hermandad, su hermano mayor ha llegado a afirmar que «no ha acontecido nada», a pesar de los testimonios tan contundentes de los jóvenes.

*Nota aclaratoria: las imágenes que puedan aparecer en ningún caso se corresponden ni con víctimas ni con el presunto autor de los hechos. Desde el Foro Cofrade queremos, en todo momento, salvaguardar la identidad y privacidad de todas aquellas personas que puedan llegar a verse involucradas en el procedimiento judicial.*

Related posts

El Cristo del Perdón de San Marcos saldrá desde los Servitas el 30 de octubre

Redacción El Foro Cofrade

La cofradía del silencio

Daniel Marín

La Banda Municipal de Sevilla acompañará a la Virgen de los Reyes en su procesión extraordinaria

Redacción El Foro Cofrade

Un comentario

Richard Diaz Fonseca 10/26/2021 at 11:50

Con qué celeridad se dió el nombre de la Hermandad de la Macarena, y con qué sigilismo se oculta el de la otra…….
Y de ese caballo no me bajo.

Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar leer más